Crédito fotografía: 
Archivo
Con el germen de la asociatividad a flor de piel, los empresarios turísticos de la provincia apuestan por un febrero que podría ser mejor en cuanto a recepción y pernocta de turistas. Enero habría mostrado una leve mejora con respecto al primer mes del año pasado

Si bien la crisis social hizo que muchos negocios y emprendimientos bajaran sus ingresos desde octubre hasta la fecha, el turismo en el Limarí hasta ahora ha podido sortear las dificultades y según cifras preliminares tendría un muy ligero incremento de visitantes y pernoctas con respecto al mes de enero del año pasado.

Por esa misma razón, febrero luce como una gran posibilidad de aumentar la cantidad de visitas y pernoctas en los hoteles y posadas de la provincia, y con ellos, los ingresos de los emprendimientos ligados al área turística.

El representante de la Hacienda Santa Cristina, Juan Pablo Hernández, indicó a El Ovallino, que aun cuando no se han consolidado como gremio turístico, los representantes de las diferentes empresas se han reunido en varias ocasiones y mantienen constante comunicación, sobre todo para afrontar estos meses decisivos.

Por ello indicó que aunque no cuentan con cifras concretas, en promedio han podido superar, aunque por un margen de no más del 5%, las visitas de enero del año pasado.

“La expectativa que teníamos sobre enero, dado el clima de estallido social que hay en el país, no era muy alentador, pero ya al 31 de enero podemos decir que se comportó como el año pasado o incluso con un leve incremento de turistas del 5%, sobre todo en estas últimas dos semanas”, indicó Hernández.

Refirió que son varios factores los que influyeron para que se mantuviera la tendencia, entre ellos que todavía enero mantiene de alguna manera el turismo de negocios, por las visitas a las pisqueras y empresas de la zona, mientras que febrero se perfila más como un turismo familiar y de esparcimiento.

“Las dos primeras semanas de febrero tenemos las reservas casi copadas, pero igual se pueden atender esas reservaciones ‘en el camino’, es decir de aquellos que llaman a última hora y todavía podemos recibir”, explicó, indicando que no siempre los turistas, y menos en estos tiempos, se organizan con muchos meses de anticipación para visitar los valles.

“Muchos turistas están decidiendo a último momento su destino y su pernocta, entonces no se pueden programar con mucho tiempo de anticipación sino al momento de decidir salir de sus ciudades”, comentó.

Adelantó que febrero siempre tiene un 90% de la ocupación hotelera y que por la reacción del mes de enero, podrían mantener ese margen o incluso superarlo.

A punto de agremiarse

Con respecto a la propuesta de constituir un gremio que agrupe a los empresarios turísticos, Hernández indicó que ya las bases están fijadas, los estatutos de la asociación están delineados y sólo faltan los últimos detalles para que se convierta en una realidad.

“Se trata de una organización con empresarios que entiendan que el trabajo debe beneficiar al sector turístico en la provincia, y no sólo al nombre de su empresa, porque se trata de trabajar en función del crecimiento de todos, y no de individualidades”, aseguró.

Consultado sobre la relación que hay entre la ocupación y llegada de turistas y la asociatividad, Fernández indicó que son muchas las aristas que se pueden entretejer, ya que mientras mayor cohesión puedan tener en la oferta, mayor será la satisfacción que podrán ofrecerle al cliente y al turista.

“Es cuestión de impulsar más allá de los atractivos que tiene la provincia, porque hay muchos valles que se pueden visitar, pero más allá debe haber una oferta en cuanto a la gastronomía, las actividades culturales, la gente, y eso permite que pequeños empresarios puedan desarrollar su propuesta una vez que los grupos de turistas lleguen a la zona”.

Hasta ahora manejan un grupo de unos 15 empresarios, quienes estarían convencidos de la necesidad de la agrupación, pero que una vez que entre en funcionamiento, estiman que se sumen otros empresarios de la zona.

Región en baja

Si bien, las primeras cifras al inicio de la época estival comenzaban a mostrar importantes caídas en las reservas hoteleras a nivel regional, sobre todo en La Serena y Coquimbo, a partir de la segunda quincena de enero, la situación ha comenzado a revertirse.

Así, la Región de Coquimbo mostró un buen desempeño como destino turístico, con una caída que solo llegó al 25% durante la primera quincena de enero, respecto a la temporada 2018-2019, proyectando una mejora importante para las quincenas que vienen, especialmente para el mes de febrero.

Al respecto, la intendenta Lucía Pinto señaló que “lo que tuvimos en las dos primeras quincenas de enero es una baja de un 20%. Generalmente durante esa época teníamos un 70% de reservas y lo que tuvimos ahora, fue de un 52% de reservas a lo largo de nuestra región, principalmente en Coquimbo y en La Serena. Para el mes de febrero tenemos ya un 74% de reserva; lo habitual es tener un 80%, de manera que solo vamos a tener una baja de un 6% hasta el momento, pero esperamos revertir y llegar al 80% habitual de todos los años”.

Trabajo en equipo

Para las autoridades, la clave del repunte que se pudo observar desde mediados de enero hasta ahora, y sobre lo que ya se espera para el mes de febrero, ha sido el trabajo en  equipo, coordinando los esfuerzos de los sectores público y privado, además de una intensa  campaña para promover el turismo nacional frente a la caída de otros mercados, como el argentino.

Por su parte la directora regional de SERNATUR, Angélica Funes explicó que “a partir de la campaña ‘Elige Chile, Elige la Región de Coquimbo’, nosotros hemos hecho un llamado a la Región Metropolitana, a la región de Antofagasta, y al Biobío, para no solamente recorrer lo que es nuestra hermosa conurbación Coquimbo-La Serena, sino también lo que es valle del Elqui, valle del Limarí, y valle del Choapa”.

“Y este año”, prosiguió la directora, “nos hemos dado cuenta notablemente, que en el mes de enero el comportamiento de la demanda, sobre todo para Los Vilos-Pichidangui, ha sido bastante buena. Eso se traduce en que hemos tenido cifras prácticamente iguales al año 2019, cerca un 75% de reservas para un lugar que es bastante atractivo, pero que también está muy cerca de otro polo de interés turístico, como es la región de Valparaíso”.

Por lo mismo aseguró Funes, “hoy podemos decir que el turista nacional, y el turista intrarregional está prefiriendo nuestro destino por ser muy diverso en experiencias”.

Para el seremi de Economía, Carlos Lillo en tanto, el repunte de la actividad “no es fortuito. Acá hay un trabajo que se ha realizado de manera coordinada con diferentes actores. Han participado el gobierno, SERNATUR, y los municipios también han jugado un papel clave”.

Pero además, la autoridad destacó la actuación de los privados “quienes hoy día han estado apoyando la coordinación en materia de seguridad, como también en cuanto a estrategias de precios para captar turistas. Hoy día, los privados están haciendo ese esfuerzo en medio del panorama que se está viviendo, el cual, creo que hasta el momento, está dando buenos resultados”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital