• Corfo, gestión hídrica, agricultores
    Gran concurrencia generó la implementación del programa generado por Corfo, el cual busca que los agricultores tengan acceso a diversas medidas y tecnologías en pro de una mejor gestión del agua.
La iniciativa, generada a través de Corfo, busca implementar una capacidad de gestión de los recursos hídricos a nivel intra y extrapredial con el fin de asegurar la actividad agrícola en la comuna.

Bastante tinta se ha gastado en describir los graves efectos que la escasez hídrica ha generado en nuestra región, y en donde la actividad agrícola ha sido uno de las actividades económicas más afectadas por esta situación, generada a raíz del proceso de cambio climático en curso.En ese contexto, la Corporación de Fomento de la Producción, Corfo, lleva a cabo el denominado Programa de Difusión de Transferencia Tecnológica “Fortalecimiento e instalación de capacidades de gestión del recurso hídrico predial y extra predial, para la sustentabilidad agrícola del subsistema Río Hurtado” donde 1.500 beneficiarios de este proceso – la mayoría pequeños regantes y agricultores de dicha comuna limarina -, podrán incorporar estrategias de mitigación y tecnología, para garantizar el uso eficiente del recurso hídrico.El objetivo es en el fondo que, estos pequeños productores, no pierdan sus cosechas,  ahorren agua y aumenten su productividad, a través de diversas herramientas con componente tecnológico. En total, el proyecto contempla una inversión de $103.612.000, donde Corfo aporta $68.622.000.Mauricio Cortés, coordinador del proyecto, señala que este proyecto llega en un momento justo, pues el cambio climático ya forma parte de la realidad presente, por lo que es deber “estar preparados para el futuro, pues las altas temperaturas se traducen en tener menos agua (aumento de evaporización) y por ende más demanda”.En esa misma línea, Hugo Miranda, presidente de la Junta de Vigilancia de Río Hurtado, señaló que el motivo de acceder a esta iniciativa es estar preparados como organización “para que la gente no pierda sus cosechas, ahorre recursos y pueda salvarlos”, añadiendo que la idea de establecer un plan maestro, “permitirá tener un conocimiento eficiente y certero de la cantidad de agua utilizada por cada uno de los asociados y de ese modo tener un uso eficiente del recurso” asegura.En ese sentido, el dirigente agrícola destaca entre otras cosas, que el programa de Corfo, contempla un software que medirá la cantidad de agua que cada regante deberá utilizar. “Nosotros (la cuenca de Río Hurtado) somos la primera zona de bajada de agua; en la época de sequía el tranque Recoleta (que tiene el 24% de sus acciones) fue el único que salvó y la gente que quedó con cultivos abajo, también pudo verse beneficiada” explicó Miranda.En ese sentido, el coordinador del proyecto, Mauricio Cortés recalcó que hoy en día el agua “es cada vez más complicada de administrar, por lo cual la creación de este Plan Maestro será de vital importancia para el futuro y nos permitirá monitorear su uso a un plazo aproximado de 15 años” indicó. Por su parte, Andrés Sánchez, director de Corfo Coquimbo, destacó la creación del Plan Maestro, para que los beneficiarios  puedan hacer un uso eficiente y no sufrir los estragos de la escasez hídrica. “Es importante generar los conocimientos de gestión y sustentabilidad del recurso, para así contar con la información instantánea sobre su uso adecuado, la frecuencia de riego, uso de energías no convencionales y uso adecuado en periodos de restricción hídrica, entre otros” aseguró. o0401

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X