Un pequeño recorrido por la Feria Modelo de Ovalle nos entrega un panorama de cómo se vienen los valores para distintos productos agrícolas durante la época estival: sin grandes variaciones y precios al alcance de todos los bolsillos, además de una gran variedad de productos, son algunas de los aspectos más destacables que se pueden encontrar en este importante centro de venta y distribución local.

La Feria Modelo de Ovalle es probablemente, uno de los centros de compra y venta de productos agrícolas más grandes del país. De por sí, el más grande de toda la región y centro de reunión de buena parte del comercio agrícola de la zona. 

Y al llegar el verano, las altas temperaturas nos invitan a consumir alimentos más frescos, típicos de esta época, como son las frutas y verduras de la estación, ya sea como ensaladas o acompañados de otros platos, o bien como jugos y bebidas, que son muy populares entre la gente por este tiempo. 

Por ello, un lugar como la Feria Modelo resulta quizás, el lugar más indicado en nuestra ciudad, para adquirir dichos productos que llegan directamente desde el campo a la ciudad a precios bastante asequibles y frescos, especialmente aquellos que son más consumidos durante la época estival.

Es por ello que no está demás darse un recorrido por el interior de este importante recinto comercial para conocer, desde la voz de los propios locatarios de la feria, los precios que por estos días se manejan respecto a los numerosos y variados productos que ofrecen a los “caseros” al interior de ésta, y el movimiento comercial que se da por estos calurosos días de verano. 

AL ALCANCE DE TODOS

Pese que los mismos locatarios de la feria señalan que las ventas han sido levemente más bajas que en años anteriores, - especialmente por la competencia de la venta de fruta ambulante  y la falta de poder de compra – ello no se ha traducido señalan, en grandes aumentos de precios de los productos agrícolas, en especial, frente a la competencia que le implican los supermercados por ejemplo. 

“Tenemos mejores precios que ellos. Nosotros invitamos a la gente a que venga por toda la verdura de la temporada. Por ejemplo, en este tiempo tenemos choclos para las humitas y  los pasteles. También los porotos granados, que también son de esta temporada, del verano” señala Cecilia Pizarro, presidenta del Sindicato de Minoristas de la Feria Modelo de Ovalle. 

En términos generales, Cecilia Pizarro, comenta que, respecto a la fruta, sus precios “han bajado bastante, las verduras igual. En general, este es el tiempo en que la verdura está más barata. Hay algunos productos que han elevado un poco su precio, pero es estacional” afirma. (Ver tabla de precios estimados)

LO QUE SUBIÓ Y BAJÓ

La locataria señala que por este tiempo, aquellos productos agrícolas típicos de la temporada estival y que tienen una alta demanda son los choclos, porotos granados, tomates, limón, melones, y sandías, entre otros. 

A eso se suman otros como el durazno, la cereza, frutillas, arándanos y moras.  

Amadiel Carvajal, también locatario detallista de la feria, estima que respecto a la calidad de la mercadería que ofrece “está bastante buena, pues se está produciendo en buenas cantidades, buenos tomates, buenos choclos. La producción ha resultado buena sobre todo por el agua que cayó este año”. 

Respecto a algunos valores, Carvajal sostiene que como es tradicional “el limón subió, pero es normal en este tiempo de verano por exceso de consumo, pero la producción es la misma. Además otra cantidad se exporta”. 

Respecto a aquellos productos que han variado su precio, este locatario destaca la baja de la lechuga y el tomate especialmente, aunque asegura que “todo ha bajado un poco respecto a como estaba antes”.

En esa misma línea, Cecilia Pizarro destaca a las frutillas, “las que durante algún tiempo estuvieron carísimas, pero ahora están mucho más baratas, al igual que las cerezas” señala. 

Agrega que “en general, los precios están dentro de los que se puede comercializar. Yo estoy comprando esto en terreno y el sacrifico de los agricultores es muy grande.

Detrás de una cosecha hay mucha gente trabajando” sostiene la señora Cecilia. 

En tanto, para Rigoberto Araya, también locatario detallista de la feria, y quien vende fruta traída desde el Mercado Lo Valledor de Santiago, la temporada la califica como “buena”. 

“Allá hay mucha más alternativa que acá. Entonces yo voy todos los miércoles a Santiago, y llegamos los viernes con toda esta fruta que usted está viendo. Traigo durazno plateado, durazno conservero, cerezas. Soy el único que tiene manzanas Fuji por ejemplo, tengo naranjas y ciruelas. Y bueno, también plátanos que en este tiempo algo han bajado, porque estuvieron muy caros” señala. 

En su local además, se hacen presentes otras frutas como el mango y el nectarín plateado.

EL IMPACTO DE LA VENTA AMBULANTE

Pese a contar con buenos precios de cara al consumidor, y la posibilidad cierta de poder conseguir alguna fruta o verdura a un precio especial, especialmente cuando hay ofertas, lo cierto es que durante el último tiempo, la venta ambulante de frutas y verduras en varias calles de Ovalle ha calado fuerte entre los locatarios de la feria, quienes acusan competencia desleal. 

“En otros años nosotros vendíamos más” confiesa Sonia Hidalgo, locataria de la feria, quien asegura que“hay mucha venta al detalle, en las calles, en todas partesestán detallando, y en vez de ir hacia arriba, vamos hacia abajo” afirma. Por lo mismo, solicita mayor fiscalización 

En tanto, Amadiel Carvajal coincide con lo dicho por la señora Sonia, lamentando la existencia de “mucha competencia desleal. Eso es lo que nos está matando. Por ejemplo, los mayoristas nos entregan(el producto) a un precio a nosotros, y despuésmás tarde, lo rematan a otro pecio. Y eso nos perjudica. Y además el comercio clandestino y ambulante en torno a la feria misma, donde hay comerciantes ilegales que no pagan impuestos, no pagan nada. Entonces venden todo barato” expresa. 

Por su parte, Rigoberto Araya, insiste en que la feria cuenta con precios “bien razonables para la gente que quiera venir”, pero que lamentablemente se ha perdido clientela, pues “hay mucho comercio ambulante, quienes no pagan nada de impuestos. Sólo los establecidos pagamos”.

Ante tal realidad, desde el Departamento de Fomento Productivo del municipio de Ovalle, su jefe, Eric Castro, confiesa que están al tanto de este problema, y que se están evaluando nuevas metodologías de trabajado para evitar que esto no siga ocurriendo.

“En relación a este problema no se ha dado ningún permiso de comercio ambulante más. Estamos trabajando para ir regulando y normalizando el uso y venta de frutas y verduras en lugares públicos. Ese trabajo está al debe pero lo vamos a realizar en conjunto con las Oficina de Rentas y Finanzas, para que no ocurran estas competencias desleales o estas fijaciones de precios que al fin y al cabo, hacen que un sector se vea más o menosbeneficiado. Vamos a poner cartas sobre el asunto” afirmó Castro.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X