• Entregar soluciones a los agricultores en el manejo de equipos de riego y con ello, optimizar el uso del agua, fue parte de los objetivos de este taller.
La actividad, desarrollada en el sector del Tome Alto, en la comuna de Monte Patria, se enfocó en la mantención, reparación y correcta operación de los sistemas de riego por goteo para hortalizas.

Alcanzar la eficiencia en el uso del agua y entregar soluciones para los problemas más frecuentes en los sistemas de riego tecnificado fue el objetivo principal del taller “Mantención y reparación de equipos de riego”, realizado en la localidad del Tome Alto en la comuna de Monte Patria.A la actividad asistieron un total de 25 agricultores de la zona, pertenecientes al Grupo de Transferencia Tecnológica GTT hortícola, de la comuna de los Valles Generosos, dependiente del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA.Luis Leris, coordinador de la Oficina Técnica de INIA Limarí y ejecutor del taller, afirmó que la capacitación apunta a lograr la máxima eficiencia del riego tecnificado. “Lo que se realizó fue un taller de reparación de bomba y mantención de equipos de riego, todo esto apuntando a encontrar la eficiencia en cuanto al uso del agua. No aplicar más allá de lo que la planta necesita” indicó.En ese sentido, el profesional de INIA, destacó que con el taller los agricultores pudieron encontrar soluciones a los principales problemas que tienen en sus sistemas, como las obturaciones de los goteros y aprender más sobre el funcionamiento y mantención de bombas y filtros. “Los agricultores tuvieron la posibilidad de abrir y destapar bombas y también relacionarse con distintos materiales que se utilizan en los sistemas de riego”, agregó.Hugo Astudillo, hortalicero del Tome Alto, indicó que con el taller pudo aclarar sus dudas relacionadas con el riego, pues “es la realidad que se vive en el campo y que te vayan aclarando, sacando de dudas es fenomenal, Con estas reuniones ya te vienen con las soluciones que debieras hacer, así que sales de dudas al tiro sin estar pensando en cómo arreglarlas” aseguró.Por su parte Emilio Cortés del sector de El Palqui, quien cultiva tomate y morrón, expresó que “hay muchas cosas que no sabía, ahora las he aprendido acá, me ha servido harto, me ayuda a conocer cómo funcionan las cosas”.En esa misma línea, la agricultura María Robles, el taller le sirve para “mejorar las falencias que puede tener como pequeña agricultora”, pues explica que “uno comparte experiencia con otros agricultores, además de la información y las capacitaciones que nos hacen. Más de alguna vez hemos tenido estos problemas como goteros tapados y uno usa generalmente las medidas que ellos nos dan, las dosis más exactas de los productos que uno tiene que aplicar”, destacó la productora montepatrina. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X