• El empresario ovallino, Bruno Eccher, mostrando el proceso de fabricación de las bolsas plásticas dentro de la planta, luego de la fase de reciclaje de la materia prima.
Esta planta, única de su tipo en la región, es destacada por la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, institución que busca articular esta iniciativa con los beneficios previstos por la nueva Ley de Reciclaje y continuar abriendo ofertas en relación a la instalación de futuros parques de reciclaje en la zona.

Con el procesamiento de hasta 10 toneladas mensuales de material plástico, la empresa de Reciclaje Bruno Eccher Torres, RECIBET, no es cualquier planta de reciclaje o una más.Ubicada en la localidad de Los Leices, en Ovalle, esta empresa, originada en 1998 y que da trabajo a 11 personas, se caracteriza no solo por acopiar y reciclar el material que recibe desde diferentes empresas de la zona, sino que, a partir de esa misma materia prima, ha logrado dar origen a una línea de fabricación de bolsas plásticas, y que tiene como destino hospitales públicos y otras empresas locales.Son pues, dos empresas en una: una unidad que recibe y recicla el plástico, y otra que fabrica el producto final, las bolsas, lo que ha repercutido positivamente en la calidad final de su producto, “Hecho 100% en Limarí”.“Aquí en la región soy el único que reciclo y reutilizo el material, haciéndolo un producto. Ha costado, pero ya tenemos el equipo formado, tenemos las maquinas base como para seguir y también ir creciendo de alguna manera, dependiendo también de lo que nos exija el mercado” sostiene al respecto, el dueño de esta empresa, Bruno Eccher.En ese sentido, este empresario ovallino destaca que iniciativas como éstas, cumplen una labor fundamental, pues ayudan a evitar que derivados del plástico – material altamente contaminante – lleguen a los vertederos y afecten al medio ambiente local.“Tenemos que comprometernos para poder llegar a eso, reciclar para reutilizar y lo que no se pueda ya reutilizar, que llegue a su término final en los vertederos, pero que éste sea ya un material que no se pueda utilizar en ninguna otra cosa” señala.De momento, respecto a las 10 toneladas de plástico que procesa al mes, una parte – unas 5 o 6 – son traídas desde la misma provincia del Limarí, mientras que el resto es cubierto por la importación de material desde Santiago para procesarla en la planta. Cajas plásticas de inyección, bidones agrícolas, Pet Botellas desechables, bolsas de hogares y bolsas de uvas son parte de los materiales que van directo al proceso de reciclaje.No obstante, pese al éxito de la empresa, Bruno Eccher reconoce que aún subsisten algunas dificultades que ha debido enfrentar para expandir su actividad. A la falta de algún tipo de ayuda o subsidio que apoye su actividad, se suman restricciones para estacionarse en el centro de Ovalle al momento de retirar los residuos de los locales, rigidez al momento de solicitar trámites de obtención de resoluciones ambientales, y la falta de un buen acceso a la planta.“Falta un poco de cooperación con la misma ciudad, que nos ayude también a poder reciclar para que así, nuestros vertederos descansen de todo lo que es plástico, porque nuestra meta es financiarnos al 100% con materiales de nuestra zona” indica.

EXPANSIÓN

En ese contexto, esta innovadora apuesta empresarial, ya está siendo sondeada desde la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, cuyo gerente, Cristian Osorio, junto a otros profesionales de la corporación, visitó este jueves la planta, para conocer en terreno el proceso de reutilización y fabricación que allí se lleva a cabo, visita enmarcada en el proyecto denominado “Estudio de Solución de Manejo de Residuos Sólidos Domiciliarios y Reciclaje en Comunas Urbanas y Rurales” de la región, financiado por el Fondo de Innovación a la Competitividad.“Nosotros como corporación, estamos tratando de articular a esta empresa, única en la región, con la nueva Ley de Fomento al Reciclaje, donde cada uno de estos puntos (de reciclaje) se van a ver beneficiados con esta nueva legislación, pues les va a permitir poder incrementar sus ingresos, poder aumentar sus volúmenes de producción y además poder ver de qué forma don Bruno pueda verse beneficiado por las nuevas tecnologías de reciclaje que puedan llegar a mediano plazo a la región” sostiene Osorio.En ese sentido, el empresario ovallino, apuesta por profundizar la eficiencia productiva de su empresa, en el sentido, de que el proceso de reciclaje sea más rápido, eliminar los patios de acopio y salvataje, optimizando así el espacio, y avanzar para que el material sea procesado en el mismo día de su arribo. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X