Crédito fotografía: 
Archivo
Desde que el Ministerio de Salud decretó cuarentena en 38 comunas de la capital, cerca de 10 mil vehículos intentaron ingresar por la barrera sanitaria instalada al sur de la región, siendo devueltos poco más de 300 vehículos por no portar el pasaporte sanitario, no acreditar residencia o presentar algún síntoma de covid-19. Autoridades aseguraron que se reforzó la dotación en los controles y que no se flexibilizará el criterio para acceder a la región.

Equipo El Día

Preocupación ha generado la congestión vehicular que se ha apreciado en las barreras sanitarias para hacer ingreso a la región de Coquimbo, levantando las alertas de quienes piensan que podría haber un arribo masivo de personas que abandonan la región Metropolitana por la cuarentena.

Desde que el Minsal anunció la medida, el miércoles 13 de mayo, un total de 9.889 vehículos intentaron ingresar por la barrera ubicada en el sector de Pichidangui, siendo devueltos solo 308 a su lugar de origen, esto sumando los controles de los días miércoles, jueves y viernes.

“Respecto de lo ocurrido en las últimas horas en la aduana de Pichidangui, especialmente a imágenes que se han mostrado respecto de la alta congestión comunicar que hemos reforzado el trabajo en nuestro control de aduanas sanitarias, tanto de Pichidangui como La Higuera” expresó la máxima autoridad regional, Lucía Pinto, en el balance de ayer viernes.

De acuerdo a información proporcionada en los diversos balances diarios, el miércoles 13 se controló a 3.420 vehículos por Pichidangui, devolviendo 77, el jueves fueron 3.269 y 71 no pudieron entrar, mientras que el viernes se fiscalizó a 3.200 y 160 no cumplieron los requisitos siendo devueltos.

“Solo pueden ingresar a la región de Coquimbo pasajeros que acrediten residencia en nuestra región o que tengan algún permiso médico o que vengan también por un tema laboral, si no acredita estos documentos nosotros no vamos a dejar el ingreso de ninguna persona que esté relacionada con sintomatología covid-19 a la región” indicó por su parte el Seremi de Salud Alejandro García.

La Autoridad Sanitaria añadió que dentro de las medidas incorporadas para fortalecer las aduanas sanitarias, se aumentó la dotación con un 40% más de funcionarios que controlan, tanto en la barrera de Pichidangui como en la de La Higuera.

En la segunda barrera sanitaria, ubicada al norte de la región en la comuna de La Higuera, en ese mismo tiempo, sumando las fiscalizaciones desde el 13 al 15 de mayo, 3.682 vehículos intentaron ingresar por el norte, siendo devueltos 37 en total.

Restoranes de la Avenida del Mar

Una de las postales que más llamó la atención la jornada de este viernes fue la cantidad de personas paseando por la Avenida del Mar, especialmente en restoranes de hoteles que habrían estado atendiendo y que fue denunciada por personas que transitaban por allí.

Una situación que provocó que patrullas militares y policiales se apostaran en el lugar fortaleciendo las fiscalizaciones, puesto que según explicó el Seremi del Trabajo Matías Villalobos y que fue ratificado por la Seremi de Salud, todos los restoranes tienen prohibida la atención de público, permitiendo la opción de reparto o retiro en el local.

Mismo criterio se aplicaría en los hoteles que tienen restoranes, permitiendo el funcionamiento de las cocinas pero con servicio a la habitación de los pasajeros y no con atención en los comedores.

“Los hoteles no tienen prohibición de funcionamiento, por lo tanto ellos pueden funcionar de forma normal, lo que si nosotros tenemos que velar que no existan turistas en su interior, por lo tanto las personas que están en los hoteles deben corresponder a quienes están trabajando en nuestra región y prestando servicio a diferentes empresas” precisó García.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X