• Mineros, plan Limarí-Choapa
    Asociaciones mineras de las cuatro comunas beneficiadas con el programa participaron en la reunión.
En la reunión, que se llevó a cabo en la Asociación Gremial Minera de Punitaqui, se dieron a conocer los avances de dos importantes proyectos que van en directo beneficio de los pequeños mineros de Punitaqui, Combarbalá, Monte Patria y Canela

Durante el día de ayer se realizó la primera reunión de la mesa minera de zonas rezagadas de 2017. En la ocasión, en la que se congregaron las diferentes asociaciones mineras de las comunas pertenecientes al programa de zonas rezagadas (Punitaqui, Combarbalá, Monte Patria y Canela) junto con autoridades regionales se dieron a conocer los avances del plan Limarí- Choapa 2016 -2018.Igor Díaz, seremi de minería de la región de Coquimbo sostuvo que la reunión “busca poner en valor el avance que se ha logrado hasta la fecha”.“Se informó la priorización de proyectos del 2017, donde esperamos el apoyo del Core y el financiamiento” explicó Díaz, manifestando que “se ha mostrado una mesa bastante unida a pesar de que son hoy día 2 actores los priorizados de 4 y eso tiene que ver con un tema de recursos. Hoy día han mostrado unidad todas las asociaciones de sindicatos y esperamos concretar la potencialidad, desarrollo y mejoras de cada una de las zonas que busca como objetivo salir del rezago”.Para Wladimir Pleticosic gobernador del Limarí, el programa de zonas rezagadas es un importante hito, “la verdad es que la mesa minera ha dado muestras de un empoderamiento total de este espacio de participación, donde la gente efectivamente puede poner en la mesa y prioritariamente cuales son las necesidades y nosotros las autoridades por supuesto apoyar desde la misma iniciativa de ellos”.El gobernador del Limarí destacó el avance de dos importantes proyectos que van en directa ayuda de los mineros.  “Hoy día tuvimos una muy fructífera reunión, la verdad es que se mostraron avances notables en materia de algunos proyectos que se tienen que postular, la verdad es que hoy día tenemos la aprobación de un programa que estamos desarrollando de exploración e instalación de plantas para el tratamiento de oro tanto en canela como en Punitaqui y por supuesto que tenemos que seguir generando algunas gestiones para poder conseguir esos recursos”. Cristian Herrera, encargado del programa de zonas rezagadas valoró la concurrencia de los dirigentes y explicó que gracias a la participación se han logrado generar proyectos que van en su directo beneficio “ellos mismos han planteado que es lo que quieren, donde quieren que se enfoquen los recursos con los que contamos como programa y apalancar recursos también de la Seremía de minería”.Por su parte Cristian Pérez, representante de la mesa minera de comunas rezagadas, destacó  el proyecto de plantas locales,  “nosotros queremos que los mineros trabajen y en su localidad se resuelvan y se genere la unidad productiva, el proceso, el estudio, procesar sus minerales y darles valor agregado y ya no estar tan lejos del único poder comprador que hay en la región y resolver sus problemas de forma más local,” indicó.

PLANTAS MÓVILES Y MAGNETOMETRÍA TERRESTRE

Los dos proyectos de los cuales se informó a la mesa de minería de zonas rezagadas es la de plantas móviles y magnetometría terrestre.En el caso de las plantas móviles se trata de una iniciativa que busca fomentar la recuperación de oro a través de la introducción de tecnología en los procesos artesanales de producción que hoy realizan los mineros. Para este proceso se utilizaría un chancador y el concentrador ICON i150, el cual permite capturar minerales como el oro y la plata, entre otros. Para este proceso se utiliza un campo centrífugo que permite concentrar “los finos”, que son minerales que no se recuperan por medio de las técnicas tradicionalmente ocupadas por los pequeños productores.Bajo esta iniciativa se verían beneficiadas las asociaciones y sindicatos de pequeños mineros de las comunas de Canela y Punitaqui. En cuanto a la magnetometría terrestre se trata de un método que se aplica a la exploración de yacimientos asociados a minerales magnéticos, como el Cobre, Hierro y Oro. Esto permite la localización de fracturas y fallas geológicas mediante lineamientos magnéticos, los que se plasma en un Mapa Magnético de Intensidad Total (TMI, lo que deriva en otros mapas) que permiten interpretaciones cualitativas orientadas a la determinación de estructuras geológicas y definición de unidades en base a la cantidad de minerales magnéticos en las rocas. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X