Crédito fotografía: 
Cedida
Tras el anuncio de las autoridades regionales de la imposibilidad de traspasar la frontera argentina en la tradicional veranada, se convocó a una reunión con algunos representantes de productores agropecuarios, aunque no de las tres asociaciones más grandes de la provincia.

Tras el anuncio de las autoridades argentinas de no permitir el paso de los crianceros chilenos esta temporada en la tradicional veranada, la tarde de este miércoles se desarrolló una reunión en la Gobernación Provincial del Limarí para buscar soluciones y plantear propuestas alternas, aunque la misma actividad causaría molestia en los presidentes de las Asociaciones de Crianceros de Monte Ovalle, Monte Patria y Punitaqui por una simple razón: no fueron invitados.

Consultados por El Ovallino acerca de si conocían la propuesta oficial para paliar la crisis, los tres dirigentes gremiales coincidieron en afirmar que habrían quedado fuera de la convocatoria.

 “Como dirigente de los crianceros de la Comuna de Ovalle, estoy súper molesta porque yo no fui informada ni tampoco fui citada a la reunión que convocaron las autoridades para plantear el tema de las veranadas. No sabemos cuál fue el motivo de no convocarnos, así que no podría contestar en este momento cuál es el plan B”, aseguró la representante de la asociación de Crianceros de la comuna de Ovalle, Janeth Andrade.

Explicó que si bien no todos van a la cordillera y traspasan la frontera con Argentina, la mayor parte de los crianceros de la comuna de Ovalle sí acostumbra practicar cada año la trashumancia.

Por su parte la presidenta de la Asociación de Crianceros de Punitaqui, Abelina Araya, coincidió con su par ovallina en la molestia generada por no ser tomada en cuenta para la reunión efectuada en la gobernación provincial.

“Honestamente estoy enojada porque no fui invitada a esa reunión. No conozco los motivos por los cuales no me invitaron, pero es lamentable que no lo hayan hecho. Todavía estamos a la espera de la propuesta del gobierno porque no nos tomaron en cuenta. Los motivos no los sé. Yo quiero comunicarme con el Seremi para que nos explique de qué se trata la propuesta de las veranadas”.

Agregó que “es importante que estemos todos, porque todos estamos luchando por lo mismo, uno está trabajando por su gente, tanto como los de Ovalle y Monte Patria y es molesto que no lo tomen a uno en cuenta para buscar soluciones”, criticó Araya.

Igual sensación quedó en el presidente de la Asociación Gremial de Monte Patria, David Arancibia, quien tampoco habría sido convocado a la actividad.

“No me han invitado y creo que están negociando con algunos de Tulahuén. Pero no solo los de esa zona son los que suben a la cordillera. No tengo idea de la propuesta del gobierno. A mí me molesta que no me inviten porque se toman decisiones importantes, pero los negociadores que están no han sido enfáticos en demostrar la realidad del criancero chileno”, acusó Arancibia.

Estimó que posiblemente las decisiones se estén tomando desde un escritorio sin conocer la realidad de la labor del campo.

Plan de apoyo

Pese a las gestiones realizadas por el Gobierno Regional y el Ministerio de Agricultura al país de Argentina para la apertura de los pasos fronterizos habilitados para el traslado de animales, el pasado viernes 8 de enero, las autoridades locales fueron informadas de parte del país trasandino, que la prohibición de acceso se extendía al menos hasta el 31 de enero.

“Llevamos años viviendo una sequía, en ese sentido para los crianceros cruzar hacia la cordillera argentina es fundamental, por ahí buscan el alimento y el agua para el ganado. En ese sentido lamentamos la decisión de nuestro país hermano en cerrar la frontera y no permitir el cruce de nuestros productores”, señaló el Intendente Pablo Herman.

Por su parte el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, comentó que, “producto de la información que hemos recibido de Argentina nosotros ya estamos tomando las medidas que correspondan para ir en ayuda de los crianceros que participan de las veranadas, estamos elaborando una propuesta junto a INDAP para apoyar a los 353 productores y sus familias que suben a la cordillera. Nos hemos comprometido a no dejarlos solos, y buscar distintas alternativas para que puedan revertir este momento que sabemos que lo están pasando muy mal”.

Las autoridades plantearon medidas de apoyo al corto plazo, se planteó la generación de un plan de trabajo sostenible en el tiempo, para poder apoyar a las familias crianceras a enfrentar la condición de escasez hídrica presente por más de 10 años en la zona. Labor que será complementada con el ejercicio del Plan de Fortalecimiento Caprino, que se ejecuta en la zona.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X