Crédito fotografía: 
Cedida
Desde el gremio agricultor montepatrino exhortaron a las autoridades a estar más presentes en el terreno, ya que consideran que la conexión con los productores es básica para tomar decisiones. Mientras desde el Indap hicieron un balance de los apoyos gestionados y entregados en el último año y principio de 2020

El tiempo se agota, y el agua también. Así de contundente es el mensaje que entregan los campesinos de El Palqui ante la problemática que atraviesa la región.

En ese sentido el presidente del Sindicato de Pequeños Agricultores de El Palqui, Fidel Salinas, explicó a El Ovallino que desde esa organización gremial invitaron al Ministro de la cartera agrícola a una reunión de la que recibieron sólo el acuse de recibo.

Indicó Salinas que el pasado 21 de enero entregaron una carta al Ministro de Agricultura, Antonio Walker, en la que exponían parte del drama de los pequeños productores de la zona y le invitaban a sostener una reunión con ellos para poder tomar acciones concretas y para que conociera de primera mano la realidad de los productores.

“Todavía no hemos tenido respuesta ni llamadas con el Seremi de Agricultura, quien ha debido al menos llamar. Así se daría cuenta que nosotros estamos regando cada 15 días porque no tenemos agua. Hasta las plantas de los jardines se nos están marchitando”, refirió a El Ovallino.

 Aseguró que esa es la realidad de muchos de los pequeños agricultores: tener que regar sus predios cada dos semanas por la restricción hídrica que tienen. Advirtió que han tratado de discutir la situación con los administradores de los canales pero que no ha sido posible conseguir una solución equilibrada.

“Para esta temporada va a bajar mucho el calibre y la calidad de la fruta, algunos deben regar todos los días y si no tienen capacidad de almacenaje, va a bajar la cantidad de hortalizas cosechadas. Va a bajar la productividad de la mandarina, va a bajar la producción de uvas. Y así lo han anunciado unos cuantos, que en un mes más ya no habrá producción”, alertó Salinas.

Recalcó que lo que necesitan de la autoridad es que pueda visitarles y formar una comisión entre todos –dirigentes, campesinos, autoridades, dirigentes vecinales, trabajadores-, pero que no han tenido respuesta.

Contrarreloj

Consultado sobre lo que podría ocurrir en las próximas semanas si no se revisan las acciones concretas y se toman nuevas medidas, Salinas fue enfático en afirmar que habrá mucho menos trabajo, y que las plazas de trabajo comenzarán a escasear. Habrá menos productividad, ya se notan algunos síntomas, mucha gente va a dejar botados sus predios por falta de agua”. 

Aseguró que las siembras que presentan más riesgo son las de las uvas y algunas de sus variedades. Algunos productores de hortalizas también están rozando la emergencia.

“Algunos hortaliceros que habían pedido plantas han tenido que devolverlas, porque ya les dijeron que no iba a haber agua para el riego, los que tenían pepinos para ensalada tuvieron que devolver las plantas, otros que habían pedido plantas han tenido que regresarlas y muchos que habían arrendado predios están devolviendo el arriendo”, lamentó el dirigente gremial.

Agregó que esa pérdida de plantas y devolución acarrea pérdida de dinero y de confianza con acreedores, bancos e instituciones.

Apoyo oficial

En tanto desde el Instituto de Desarrollo Agropecuario, Indap, indicaron que se han destinado más de $3 mil millones para ir en apoyo del sector campesino afectado por la escasez hídrica

“El Indap ha realizado durante los años 2019 y principios del 2020 un despliegue a lo largo de las 15 comunas de la región, entregando insumos y recursos que se traducen en una inversión total superior a los $3 mil millones”, precisaron a través de un comunicado.

Informaron que la más reciente ayuda —realizada durante enero— correspondió a la entrega de incentivos equivalentes a nivel regional por más de $1.484 millones y se desglosó en la entrega de cheques de hasta $100 mil para alimentación animal y de hasta $400 mil para la adquisición de insumos agrícolas y de riego. Además, se entregó un incentivo de hasta $150 mil para cubrir las tasas de veranadas.

En esta ocasión los rubros favorecidos fueron el agrícola y pecuario, alcanzando un universo de beneficiados cercano a los 8.500.

“Durante el mes de enero de 2020 realizamos este importante aporte, porque sabemos que nuestros usuarios necesitan estos recursos de manera urgente. Ejecutamos un despliegue por toda la región, y a nivel global durante el 2019 y el 2020 hemos estado en más de 70 puntos de entrega. Estas instancias nos permiten, además, dialogar con ellos y conocer de forma directa de qué manera podemos contribuir más efectivamente a su desarrollo”, enfatizó el Director Regional de INDAP, José Sepúlveda.

Respecto al trabajo concreto realizado durante el 2019, Sepúlveda indicó que INDAP comenzó con la entrega del bono reactivación de agropecuaria ($1.559 millones en total) en el mes de enero. Por otra parte, dispuso de recursos frescos para los meses de julio y noviembre, enfocados para sus usuarios de los rubros ganadero —maíz en grano y harina de soya para la alimentación del ganado productivo— y apícola —fructosa y complejo proteico para los apiarios—. El total del periodo contempló un aporte de $2.290 millones.

Para el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, estas actividades significan un tremendo esfuerzo de parte de INDAP y sus funcionarios, “ya que pese a la contingencia actual que vive el país, nuestro Ministerio de Agricultura estuvo desplegándose por todo el territorio regional, porque sabemos que la escasez hídrica es una emergencia que no debemos desatender en ningún momento, tal como nos ha mandatado nuestro Presidente Sebastián Piñera y la Intendenta Lucía Pinto. Seguiremos por esta senda, entregando una ayuda real a nuestros campesinos”.

Agricultura familiar

A lo largo del 2019 INDAP aseguró que ejecutó más de $9.700 millones, de los cuales $7.410 millones fueron para apoyar con medidas estructurales al fomento productivo de la agricultura familiar campesina, a través de sus programas regulares.

Dentro de las consideraciones de mayor relevancia estuvieron la disposición de $1.000 millones para financiar obras enfocadas en hacer más eficiente el uso del agua, y el presupuesto histórico para el Programa de Suelos Degradados: $667 millones que permitieron atender a 282 usuarios. 161 de ellos de Limarí, 67 de Chopa y 54 de Elqui.

Otro apoyo que realizó el INDAP fue en su línea de crédito, tanto los de corto como largo plazo. En el primer caso los usuarios beneficiados fueron 821, quienes accedieron a capital de trabajo (compra de insumos, semillas, entre otros), lo que representó una inversión superior a los $1.200 millones.

 “El trabajo que hemos estado realizando desde que asumimos esta administración tiene un claro propósito: entregar las mejores condiciones para que la agricultura familiar campesina siga desarrollando su trabajo, con más herramientas y oportunidades, a través apoyos de emergencia a raíz de la escasez hídrica, pero también mediante nuestros programas regulares de fomento productivo que se enfocan en medidas de corto, mediano y largo plazo”, enfatizó el Director Regional de INDAP, José Sepúlveda.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X