Crédito fotografía: 
Leonel Pizarro
Agua solo cuatro veces por mes y cultivos con poca sustentabilidad, es el panorama que hoy viven un centenar de productores de la comuna de Monte Patria, tras la crisis hídrica que azota a la región desde hace más de una década. La falta de distribución del elemento vital, es la principal queja de los afectados, quienes exigen mayor fiscalización por parte de las entidades públicas.

Hace años que la falta de agua ha comenzado a generar estragos en la escena agrícola de la región. Mantener los cultivos, cada día comienza a ser un gran desafío para los agricultores de la zona, donde la reducción del abastecimiento del elemento vital ha sido considerablemente durante este último periodo.

En la localidad de El Palqui, catalogan este año como el más duro de todos, no solo por la crisis sanitaria que atraviesa el país y el mundo, sino que también porque ya se hace insostenible los cultivos para los próximos meses.

Para Fidel Salinas, presidente del Sindicato de Trabajadores Independientes de pequeños agricultores de El Palqui, el panorama está complicado. “Son cuatro días del mes que dan agua desde el canal Cogotí, y el canal Semita, está dando un litro por acción. Evidentemente quienes tienes más acciones se llevan la gran cantidad de agua”, manifiesta.

La mayor cantidad de afectados, según comenta el dirigente,  se encuentran en la parte baja de canal Cogotí. En el sector, las napas ya no dan abastos y los cultivos de hortalizas comienzan a ser un imposible. “Mucha gente está absorbiendo agua de pozos profundos sin fiscalización y están absorbiendo todas las napas. Están perjudicando los villorrios y la comunidad de regantes que somos alrededor de 200”.

Como solución al problema de distribución, Salinas propone que los pozos, “deberían bombear agua hasta ciertas horas y días determinados, el resto deberían dejarla correr, porque con este acción no es posible que todos podamos tener agua”, explica.

Frente al pronóstico a corto plazo, el dirigente es categórico en señalar que, “esta temporada saldrán raspando, en cuanto a la próxima, no van a poder sembrar”, declaró Salinas.

Así lo afirma Jessica Carrizo, de la Agrupación de Agricultores “Sin Tierras” del sector de La Isla de Embalse de La Paloma, donde 70 familias se han visto afectadas durante años por la escasez hídrica. “El año pasado llovió muy poco, este año fue peor y es muy poca el agua que hay. La napas subterráneas ya no están dando (…) somos familias que trabajamos en la pequeña agricultura, no somos muchos, pero igual damos fuentes de trabajo, pero con esto, todo se complica aún más con la pandemia.  No sé qué vamos a hacer para seguir sobreviviendo con la agricultura”, expresó.

Falta fiscalización

Por otro lado, el presidente del Sindicato de Pequeños Agricultores de El Palqui, manifestó que uno de los motivos más relevantes de falta de agua para los productores, se debe a la poca fiscalización de extracción de agua ilegal. “Es cosa de ver cómo hay predios que se mantienen verdes a diferencia de otros. Se puede comprar agua, pero no la suficiente para conservar bajo estas condiciones (…) nadie fiscaliza nada. Yo creo que el ejercicio que tienen que hacer es ver cuanta dotación tiene cada predio. Esto perjudica a todo lo que es la parte baja”.

Respecto a las alternativas para mantener el sustento económico de la zona, Fidel sostiene que, “Quienes tienen cosechas, sobre todo los grandes predios, debería de asegurar el trabajo a la gente”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital