Crédito fotografía: 
Archivo
Consejeros regional es coinciden en que esta semana deberían transferirse los fondos emergencia a las municipalidades, para que éstas puedan sortear algunas de las consecuencias la sequía y la escases hídrica.

Si bien la pandemia por Coronavirus ha afectado las relaciones comerciales y el normal desenvolvimiento económico en todos los niveles, no es el único problema que hay que atacar en la actualidad, ya que antes que ésta, estaba la crisis del agua, que ha afectado a cientos de trabajadores del mundo rural.

En ese sentido una de las tareas pendientes por solucionar antes de la declaratoria del estado de catástrofe nacional, era la ayuda a crianceros, agricultores y trabajadores rurales afectados por la falta de agua.

Para ello el Consejo Regional de Coquimbo habría destinado un fondo de emergencias del 5% del presupuesto regional para ir en ayuda de los trabajadores.

El Core Alberto Gallardo explicó a El Ovallino que el 5% del presupuesto anual, determinado como un fondo de emergencia, está aprobado para destinarse a sortear el tema hídrico.

“Vamos a entregarle los fondos a los alcaldes para que ellos levanten la información, y nosotros le aportamos los recursos para que estos sean invertidos en diferentes ítems, en alimentación para el ganado, en insumos, y en lo que realmente se necesite en el campo. Serán más de dos mil 900 millones de pesos que serán distribuidos de acuerdo a las necesidades de cada sector y de cada comuna”, explicó.

Indicó que ese monto se va a poder distribuir, de acuerdo al plan hídrico que se ha presentado.

“Queremos acelerar la entrega de ese 5% porque sabemos que se han incrementado las necesidades hasta el día de hoy, para que se puedan desplegar esos recursos en quien más lo necesiten”, comentó advirtiendo que como son fondos de emergencia, muchas veces no necesitan tanta burocracia para su manejo y que se puede resolver rápidamente un problema, pues ya hay un decreto que ratifica que la zona está bajo una emergencia hídrica.

No usuarios

En tanto el también consejero regional y presidente de la Asociación de Crianceros de LImarí, Juan Carlos Codoceo, explicó que desde enero se habrían aprobado estos recursos tras el decreto de emergencia y que dispondrían de más de dos mil 900 millones de pesos a ser transferidos a los 15 municipios de la región.

“Los ítems que nosotros aconsejamos a los alcaldes para el uso de esos recursos, es en cuanto al alimento para el ganado, cajas con víveres, copas para almacenar el agua porque en muchos lugares no cuentan todavía con un buen sistema de almacenamiento de agua. En estos momentos de pandemia se exige que la gente se lave las manos constantemente, por lo tanto, los cincuenta litros que le dejan semanalmente por persona en el área rural, es completamente insuficiente  para ello”, estimó Codoceo.

Admitió que tras la declaratoria del estado de catástrofe ocurrió una descoordinación en las funciones del Consejo Regional porque no estaban preparados para sesionar a distancia, y tampoco podrían reunirse físicamente todos los integrantes de ese cuerpo colegiado porque son de provincias y comunas distintas. Aclaró que siempre han estado en comunicación y contacto, pero les era imposible tomar decisiones en esa coyuntura.

A partir de este lunes se retomarán las actividades en el Core en cada comisión de trabajo mientras, que el martes se realizará la sesión ordinaria para aprobar o rechazar las propuestas, pero con la novedad de que ahora será a través de la videoconferencia.

“Lo ideal es que estos recursos puedan llegar a los campesinos que no son usuarios del Indap, porque los usuarios ya han recibido algún tipo de apoyo, pero hay muchos a quienes no les llega nada. Hay muchos campesinos que no son usuarios del Indap, igual hay crianceros, pescadores, pirquineros, agricultores que viven en el sector rural y que también están sufriendo la sequía”.

Agregó que los recursos también se pueden usar para arreglar caminos rurales en mal estado, ya que hay un ítem de vialidad en el que los recursos pueden destinarse para ello.

 

Regreso de las veranadas

El consejero regional Juan Carlos Codoceo, explicó que con respecto a los crianceros que subieron a las veranadas y a la cordillera chilena y argentina, y quienes deberían hacer un último trámite, deberían abstenerse de hacerlo presencialmente.

“Quienes han llegado de la Veranadas no deben bajar a la ciudad de Ovalle a entregar las guías del SAG, como era la costumbre, porque esa dependencia está cerrada, no está atendiendo y deben esperar hasta cuando pase esta pandemia. Lo único que pueden hacer es acercarse a la Tenencia de Carabineros más cercana y notificar que han regresado a territorio chileno”

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital