Crédito fotografía: 
Cedida
Más de un 50% aseguran los pequeños productores que cayó el valor del producto lácteo, lo que mantiene preocupado al sector, que no puede asumir el alto costo de los insumos con bajos precios al intermediario

Es característico cuando se recorren los valles montepatrinos, divisar grupos de cabras; y es que la comuna de los valles generosos en su territorio cuenta con alrededor de 75 mil cabezas de ganados, pertenecientes a los cerca de 700 crianceros que viven de este rubro. A pesar de las lluvias de este 2022, su actividad económica se ha visto afectada durante años, producto de la sequía y la costosa mantención de sus animales.

De estos 700 crianceros hay quienes se dedican a la producción de queso de cabra durante todo el año y otros que lo practican solo durante seis meses, entendiendo que debido a la condición natural de los animales durante el invierno se les practica el secado, dejando los productores de percibir ganancias en esos meses.

Ya sea para comercializar al por mayor o para realizar una venta directa al consumidor esta no ha sido la mejor época para los productores, ya que no solo ha disminuido su capacidad de producción, sino que la variabilidad del precio de venta a los intermediarios y comercializadores –para la mayoría de ellos- ha caído a gran escala, llegando a una transacción de hasta 5 mil pesos el kilo, más de 50% menos de lo que se ha llegado a comercializar.

Juan Cortés, quien se dedica a la producción de queso explicó que “ahora están pagando muy poco, recién me vinieron a comprar los quesos y me pagaron cuatro mil quinientos pesos, y yo le diría que no sirve para solventar los gastos. Como crianceros los gastos no son menores”. Hace un llamado a las autoridades para que haya una mejora en el precio del queso.

En tanto el presidente de la Asociación de Crianceros de Monte Patria, David Arancibia, manifestó su preocupación debido a que “el costo de mantención de los animales está bastante elevado y esperábamos una baja (en la venta del queso), la cual estábamos esperando por la temporada, pero nunca pensamos que fuera a ser tan pronunciada. No hay bolsillo que aguante una baja tan importante”. 

El dirigente aseguró que “nadie regula el tema de los alimentos y hoy día tenemos muchos crianceros que viven solo de esta actividad y están realmente afectados porque los números no dan, o si dan, pero solo para mantener a los animales”.

Ante la situación, el alcalde de Monte Patria, Cristian Herrera, mostró su solidaridad con los crianceros de la zona, haciendo un llamado a las autoridades “para que tomen cartas en el asunto. Aquí lo que se está dando es una colusión en el pago del precio del kilo de queso de cabra, se pusieron todos de acuerdo para pagar lo mismo (4 mil o 5 mil pesos) mientras sigue siendo vendido en los centros de distribución en 9 mil y 10 mil pesos”.

Al respecto el Delegado Presidencial Provincial, Galo Luna, indicó que “nosotros hemos tenido distintas reuniones con los comités de crianceros, quienes han manifestado su preocupación sobre justamente cómo se regulan los precios. En distintas reuniones de coordinación se ha comprometido una fiscalización por parte de la Seremi de salud, el apoyo de la Seremi de Agricultura que desde hace un tiempo ya tomó directamente las coordinaciones con los crianceros y crianceras para de esta manera poder generar un apoyo más técnico. Estamos atentos a la situación”.

 

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...