Crédito fotografía: 
Cedida
El requisito sanitario de Canadá es que las abejas presenten menos de un 1% de la enfermedad llamada Varroa y que no se presente evidencia clínica de las enfermedades Loque Americana ni Loque Europea.

Durante las últimas semanas se realización dos exportaciones que juntas suman 736 abejas reina desde la Provincia del Limarí a Canadá, que se confirmaron tras la entrega de las certificaciones emitidas por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), del Ministerio de Agricultura que acreditan el buen estado sanitario de estos insectos, lo que permitió dar cumplimiento a los requisitos sanitarios del país de destino.

Cabe mencionar que cada país de destino posee requisitos sanitarios que tienen por objetivo resguardar su propio patrimonio zoosanitario. En este contexto es que entre los requisitos exigidos por las autoridades canadienses se considera que las abejas presenten menos de un 1% de Varroa, el cual es un ácaro se adhiere al cuerpo de las abejas causándoles heridas y que ataca a abejas adultas, debilitando las colmenas y provocando su muerte en caso de no ser tratadas.

Otro de los requisitos es que no exista evidencia clínica, es decir, que ante inspección visual no se perciban síntomas de las enfermedades Loque Americana y Loque Europea, las cuales son bacterias que afectan a las crías de las abejas.

Al respecto, El Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes señaló que “como Ministerio de Agricultura de la Región de Coquimbo estamos muy contentos por las exportaciones, ya que demuestra el interés que tienen estos países por importar este material genético. Existe una demanda importante y nosotros tenemos que seguir trabajando por esta línea para fortalecer el trabajo en el área apícola que es un rubro estratégico para el desarrollo de nuestra agricultura a nivel regional y nacional”.

A su vez, el director regional del SAG, Jorge Navarro, agregó que “si bien en la Región de Coquimbo tenemos la presencia de enfermedades como Loque Americana y Loque Europea, están hasta el momento contenidas gracias al trabajo de vigilancia y control que ha realizado el SAG permanentemente. El SAG ha estado desarrollando, en conjunto con los apicultores un trabajo de control, además de realizar charlas de difusión y entrega de información con el objetivo de evitar la propagación de estas patologías.  A pesar de contar con estas enfermedades en la región, el estado sanitario de nuestras abejas permite su exportación, lo que es una excelente noticia para el sector”.

Parte del trabajo del SAG en las exportaciones de abejas consiste en inspeccionar los apiarios a exportar, en donde se verifica su situación sanitaria de acuerdo a las exigencias de los mercados de destino, además de las condiciones en que los insectos realizarán el viaje, como las jaulas y cajas donde son transportadas las abejas, las cuales deben ser de primer uso; ventilación adecuada en un ambiente estable; alimentación suficiente para el viaje; además de los emitir los Certificados Zoosanitarios de Exportación; entre otras labores.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital