Crédito fotografía: 
Archivo
La tarde del miércoles el senado despachó por unanimidad una ley que se discutía desde hace ocho años. Autoridades y productores valoraron la medida y ponen la lupa en las fiscalizaciones de agroquímicos y plaguicidas

El Congreso aprobó el miércoles, en tercer trámite constitucional en el Senado, la ley con la cual se busca proteger y resguardar la actividad apícola en Chile.

Los senadores despacharon por unanimidad el texto que establece que el Estado reconoce la importancia que tiene la apicultura como generadora de productos, su factor polinizador y su rol como factor productivo estratégico para el desarrollo de la actividad silvoagropecuaria.

Entre otras medidas, con esta ley se hace un reconocimiento estatal a la importancia del mundo apícola y se establece como objetivo la promoción, protección y fomento del desarrollo sustentable de la apicultura como actividad silvoagropecuaria, se crea el registro nacional de apicultores y el de estampadores de cera, y se podrá regular el uso de plaguicidas que puedan tener efectos sobre esta actividad.  

Sobre la medida, la vocera de la agrupación de Apicultores de Monte patria, Karen López, señaló a El Ovallino su satisfacción por la medida.

“Luchamos mucho por el tema de la Ley, tuvimos que protestar en las calles para que se discutiera, y la verdad es que estamos contentos porque ahí ya podemos empezar a ampararnos en la Ley, apenas pueda estar promulgada. Sobre todo en los temas de agroquímicos y agrotóxicos”.

Indicó que el primer paso a partir de ahora sería comenzar a trabajar en quienes serán los encargados de fiscalizar los químicos y ver si hay la capacidad humana para ello.

“Ese será el gran punto en el que vamos a tener mucha presión para la aplicación de la ley, más que en cualquier otro punto de la ley. Yo creo que va a faltar capacidad humana para fiscalizar todo lo que eso implica”

Consultada sobre las deudas que pueda tener el instrumento legal, señaló que faltaría definir el tema de los recursos directos a los apicultores. “Si no quedó bien especificado, sería una de las grandes falencias”.

Avances

En tanto, el Seremi de Agricultura de la región de Coquimbo, Hernán Saavedra, destacó que “lo más importante es que reconoce al sector como un sector estratégico, cuenta con apoyo científico y además cuenta con el apoyo de los apicultores quienes presentaron bastantes propuestas para que la ley saliera”.

Recordó que el Presidente Boric cuando visitó la región en abril, se comprometió a darle urgencia a la tramitación, y que aunque no hay una fecha anunciada para su promulgación, esta sería en el corto plazo.

“Varios de los principios rectores que tiene la ley son participación y gradualismo. Eleva también la sanidad del sistema apícola, otorgándole atribuciones al SAG, para robustecer los registros de apicultores y también para regular los tránsitos de colmenas y la trashumancia de las colmenas, lo que podría evitar focos de contaminación por distintos factores. Esa regulación beneficiará a la actividad y fortalecerá el registro de apicultores, porque actualmente el registro es voluntario, pero ahora será obligatorio registrar el apiario aunque tengan uno, lo que es muy importante para poder fortalecer la actividad”, estimó Saavedra.  

Destacó además que con el documento se iniciará la regulación del uso de plaguicidas que tengan efectos nocivos para el rubro apícola.

“Esta es una materia que se tiene que ir trabajando con gradualidad. Hay productos (plaguicidas y neonicotinoides) que son muy nocivos para la industria apícola, que no están prohibidos en Chile, pero que se tiene que ir transitando hacia una reducción y luego eliminación de estos productos a nivel nacional”, como ya lo estarían en otros países, adelantó el Seremi.

Agregó que la ley prohíbe la fabricación, importación, distribución y comercialización de miel y jalea real alterados, adulterados o contaminados, que es una temática que preocupa a los apicultores quienes buscan proteger la calidad de los alimentos.

“Con esto se resguarda también la salud de las personas, porque al consumir productos adulterados evidentemente se pone en riesgo la salud de la comunidad”.

En cuanto a los apoyos económicos directos, Saavedra manifestó que la ley ofrece el marco para que nuevas herramientas de ayuda se puedan gestionar a través de diferentes instituciones.

Ministro agradecido

“Expresar nuestro agradecimiento al Congreso de la República, a la Cámara y el Senado, que han culminado de modo unánime el apoyo a la ley apícola, que fue trabajada durante muchos años y que busca relevar esta actividad y su aporte estratégico para nuestra agricultura”, afirmó el ministro Esteban Valenzuela tras la aprobación del proyecto que era altamente solicitado por el sector. 

La iniciativa beneficia a los más de nueve mil 500 apicultores de nuestro país. 

La aprobación de este proyecto se da cuando Chile tendrá a su cargo por primera vez la organización de Congreso Internacional la Federación Internacional de Organizaciones de Apicultura APIMONDIA, que se llevará a cabo en nuestro país el próximo año.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...