Crédito fotografía: 
Cedida
Un grupo de emprendedores y microempresarios turísticos de la comuna se reunieron este lunes con la directora regional de Sernatur para plantear diversas propuestas y establecer un contacto directo que les permita sobrevivir al centralismo y a la crisis

Si bien el sector turístico del Limarí desde hace varios años ha tenido un repunte, siempre se ha mantenido como un sector “emergente” en el ámbito económico, e históricamente espera por el verano para repuntar en sus ingresos, aunque este año, como en todo el país, será mucho más que difícil para los emprendedores y empresas que trabajan en el ramo.

Ya desde octubre, la merma en el movimiento turístico ha sido considerable. Una disminución de un 14,1% se registró en las pernoctaciones a lo largo del país en octubre pasado, de acuerdo con la Encuesta Mensual de Alojamiento Turístico (EMAT) publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Según los datos del INE, se registraron 1.678.572 pernoctaciones en el país, disminuyendo 14,1% respecto al mismo mes del año anterior.

Este resultado se explicó por la contracción en doce meses de las pernoctaciones de pasajeros residentes en Chile, los que disminuyeron 16,4%, mientras que los residentes en el extranjero presentaron una variación de -9,6% interanualmente.

Focalizados en el centro del país la región Metropolitana de Santiago registró el mayor nivel de pernoctaciones (601.375), con una baja de 10,1%, seguido por Valparaíso (175.843) que presentó una variación de -20,9%.

Los destinos turísticos que concentraron el mayor número de pernoctaciones fueron Santiago urbano (555.041), Valparaíso, Viña del Mar y Concón (98.785), seguidos por Lago Llanquihue y Todos los Santos (74.304).

A nivel nacional, en tanto, la tasa de ocupación en habitaciones fue 34,9%, contrayéndose 5,18 puntos porcentuales en doce meses.

La mayor tasa de ocupación en habitaciones se registró en la región Metropolitana de Santiago (61,1%), donde la ocupabilidad de los establecimientos clasificados como hotel (64,7%) y otros (38,6%) variaron interanualmente -8,78 pp. y -8,52 pp., respectivamente. En segundo lugar, se ubicó Tarapacá (38,5%).

El RevPAR (ingreso por habitación disponible, por su sigla en inglés) total país alcanzó un valor de $20.263, disminuyendo 10,0% en doce meses.

El ADR (tarifa promedio diaria, por su sigla en inglés) registró un total nacional de $58.131 a nivel nacional, incrementándose en un 3,3% en relación a octubre de 2018.

Preocupación local

Con ese panorama decreciente, y a sabiendas que los próximos meses serán difíciles para el sector turístico, un grupo de emprendedores y microempresarios de la provincia del Limarí se reunieron este lunes con la directora regional del Servicio Nacional del Turismo, Angélica Funes, para plantear algunas propuestas e inquietudes, poder consultar de primera mano algunas dudas y llevarse, además, tarea para la casa.

Aunque no están organizados oficialmente como asociación o cámara, el equipo integrado por Alcides Nin, Claudia Galdanes, Jaime Flores, Nelson Veas, Adrián Tello Robles y Patricio Olivares logró sentarse en una conversación con Funes y establecer algunas medidas para levantar el turismo en la provincia.

El vocero del grupo, Patricio Olivares, comentó a El Ovallino que el objetivo  se trazó desde mucho antes de que iniciara el estallido social, para tratar de impulsar a la provincia del Limarí en el mapa regional y equipararla de alguna manera a la provincia de Elqui, que se lleva hasta ahora gran parte de las preferencias.

“Quisimos saber de primera instancia cuáles eran las políticas de Sernatur, y los compromisos que tienen para la provincia del Limarí, incluyendo a las cinco comunas, antes y después de la crisis social, porque uno de los rubros más golpeados es el del turismo. Así que de cada diez reservaciones solamente se están confirmando dos, casi no estamos teniendo reservas. Los argentinos, que son el grueso de turistas que vienen en el verano, prácticamente ya tienen miedo de venir, los extranjeros ya saben que Chile está en crisis, y eso agrava, porque están diciendo que no vengan a Chile porque es un riesgo. Ahora súmale eso a que en la provincia del Limarí, nadie la conoce”, comentó Olivares.

Indicó que por lo general el turista extranjero poco conoce de la provincia del Limarí, a menos que sea el Valle del Encanto o el Parque Nacional Fray Jorge. “Como las políticas de Estado han sido muy mezquinas en potenciar la provincia del Limarí, gran parte del esfuerzo es para potenciar a la provincia del Elqui. Por eso queríamos conocer los compromisos de Sernatur, y hablamos de un listado de puntos súper claros: Accesibilidad y caminos, capacitación al personal, y mejora en la comunicación que debe existir en la triangulación entre las empresas turísticas, los municipios y el nivel regional.

Con respecto a la accesibilidad pusieron como ejemplo el estado del camino que lleva al Parque Nacional Fray Jorge, el que consideró en muy mal estado y que le resta belleza al imponente bosque a visitar.

Planteando el tema de la capacitación indicó Olivares que se deben hacer planes para garzones, guías, operadores y comenzar por fortalecer la atención al público para que el turista se lleve además del recuerdo del lugar, una experiencia de atención diferente.

“Le pedimos a la directora que invierta en capacitación, que vengan personas entendidas y especialistas para que hagan un trabajo con los garzones, con el personal de atención al público, con las mucamas, para que el turista se vaya con esa experiencia maravillosa del contacto con la gente de la provincia”.

Comunicación y organización

Consultado sobre la comunicación entre organizaciones, Olivares indicó que el objetivo es engranar esfuerzos con los departamentos municipales del área para que las labores puedan ser más efectivas para todos, aunque reconocen que deben formalizar su organización privada para discutir en bloque y que la información pueda fluir mejor.

“Hay algunas municipalidades que no han terminado de ver al turismo como una fuerza productiva, por lo que debemos aunar esfuerzos para que vayamos en la misma dirección. Estamos claros también que nosotros debemos establecernos como una organización formal para que podamos avanzar tanto con las municipalidades como con Sernatur, y es parte de nuestro compromiso”.

Con respecto a esa organización, Olivares indicó que esperan en las próximas semana formalizar el registro, con el objetivo de que sea transversal, apolítica, y con el puro interés de fortalecer el turismo para todos.

Sorteando dificultades

Tras la reunión, la directora regional de Sernatur, Angélica Funes, advirtió que “el turismo es una de las áreas económicas más sensibles cuando ocurren situaciones de violencia como que las que vivimos desde hace semanas en Chile. Por ello, y porque el daño en el turismo lo sufren con más fuerza las pequeñas y medianas empresas que directa e indirectamente obtienen ingresos gracias a la actividad turística, durante la reunión le hemos informado a los emprendedores limarinos que el gobierno regional ha diseñado un plan de promoción de turismo dentro de la Región y también para atraer turistas de otras regiones y de Argentina, en el cual por supuesto se incluyen los destinos, atractivos y experiencias de los Valles de Limarí, muchos de los cuales cuentan con una gran participación de pymes”.

Con respecto a los emprendedores de las zonas rezagadas, aseguró que han profundizado información sobre el trabajo que realizan en el marco del Programa Zonas Rezagadas, del Gobierno Regional, el cual incluye en los Valles de Limarí a más de 100 pequeños prestadores de servicios, productores y emprendedores de Combarbalá, Punitaqui y Monte Patria.

“Son destinos turísticos que de esta forma están incorporando conocimientos y desarrollando habilidades para crear sus estrategias de creación, comercialización y sustentabilidad de productos turísticos, entre otros aspectos, para así integrarse con bases sólidas a la oferta de turismo regional, diversificar sus economías y mejorar la calidad de vida de sus habitantes”.

Compromiso asociativo

Indicó Funes que “se ha entregado un mensaje para que los distintos prestadores de servicios, emprendedores y productores limarinos se integren entre ellos, que se sumen a las mesas de trabajo ya creadas para desarrollar la economía y turismo provincial, formadas por servicios públicos, gremios y empresas turísticas. Para ayudar a las pymes y al turismo, en este momento de dificultades por el descenso en la actividad turística, en que no lo estamos pasando bien, el gobierno regional necesita de una contraparte sólida y representativa, que coordine a la mayor cantidad de empresas y emprendimientos”.

 

Plan a corto plazo

Indicó la directora regional del Sernatur que en la reunión le informó a los operadores locales que este mes se implementará una campaña de conciencia turística que contempla a los Valles de Limarí, que ayudará a aumentar flujos turísticos regionales hacia Ovalle, Monte Patria, Combarbalá, Río Hurtado y Punitaqui.

“Al mismo tiempo, se entregará información a los prestadores de servicios turísticos limarinos, para que mejoren sus conductas de buen anfitrión con los turistas que los visiten, para que regresen y recomienden los Valles de Limarí como un gran destino turístico que hay que recorrer y disfrutar, lo que contribuirá a mejorar las economías locales y familiares”

 

Economía en picada

La actividad económica de Chile cayó en octubre de 2019 un 3,4 % interanual, un desplome ocasionado por el impacto de la crisis social que es muy superior a las pronósticos del Gobierno, que esperaban un crecimiento de entre el 0 y el 0,5 % para ese mes.

La información la recoge el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) que publicó el Banco Central de Chile (BCCh) este lunes, que contempla también una caída del 5,4 % respecto a septiembre de 2019 y del 3,5 % en doce meses.

El Imacec reúne el 91 % de los bienes y servicios del Producto Interior Bruto (PIB) y se considera un anticipo de éste.

La actividad económica del mes se vio afectada por el desempeño de las actividades de servicios, comercio e industria manufacturera, según recogió el boletín del Central.

En los servicios, destacaron las caídas de educación, transporte, servicios empresariales y restaurantes y hoteles.

El resultado económico fue compensado parcialmente por el aumento de la actividad de construcción, según la entidad emisora.

Por su parte, el Imacec minero creció un 2,0 %, mientras que el no minero cayó el 4,0 %.

En términos desestacionalizados, y con respecto al mes anterior, el Imacec minero creció un 0,9 % y el Imacec no minero disminuyó un 6,1 %.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X