Crédito fotografía: 
Cedida
Tal como se había adelantado, los cinco senadores de Chile Vamos que habían anunciado su voto a favor de la iniciativa, fueron claves para que el proyecto haya sido aprobado en general y particular.

Equipo El Día

En una maratónica jornada, finalmente el pleno del Senado votó a favor del proyecto que permite que los afiliados de las AFP puedan sacar hasta el 10% de sus ahorros desde sus cuentas de capitalización individual.

Y tal como ellos mismos los habían señalado en los últimos días, el proyecto contó con el apoyo total de los 24 senadores de la oposición, a los que se sumaron los 5 senadores de Chile Vamos – Iván Moreira, Juan Castro, José Durana, David Sandoval, y Manuel José Ossandón – que ya habían adelantado su voto a favor.

“Aquí hay muchas familias que están absolutamente fuera de lo que ha sido el apoyo del Estado. Y muchas de las que han accedido al apoyo del Estado, o no ha sido oportuno o ha sido ineficiente”, Jorge Pizarro, senador

La jornada comenzó pasado las 14 horas en la Cámara Alta, donde uno de los primeros puntos que se aclaró fue en relación al quorum necesario para la aprobación de esta reforma constitucional, el cual fue defendido por los senadores Andrés Allamand y Víctor Pérez, quienes insistieron que esta reforma para ser aprobada, requería de un quórum de 2/3.

Sin embargo, tras ser sometida a votación, la sala finalmente rechazó la propuesta y aprobó el quórum de los 3/5.

Dentro de los numerosos discursos que marcaron la jornada, los senadores por la Región de Coquimbo defendieron su posición favorable a apoyar la iniciativa, señalando en líneas generales, que este proyecto tiene su origen en la tardanza del gobierno para asistir adecuadamente a los ciudadanos en medio de esta pandemia, y las limitancias que las ayudas presentadas hasta ahora tienen para las personas.

En ese sentido, el senador Jorge Pizarro, señaló que “aquí hay muchas familias que están absolutamente fuera de lo que ha sido el apoyo del Estado. Y muchas de las que han accedido al apoyo del Estado, o no ha sido oportuno o ha sido ineficiente”.

Agregó que “hoy día los sectores medios emergentes son los mas que han sufrido al no tener ninguna posibilidad de acceder ni a los bonos Covid, ni al IFE. Mucha gente no ha podido acogerse a lo que es el seguro social, y ni emprendedores ni trabajadores por cuenta propia tienen posibilidad de acceder al Fogape, por ejemplo”.

Por su parte, la senadora Adriana Muñoz, al referirse sobre el proyecto del retiro del 10% de las AFP, señaló a su juicio, que esta iniciativa “parece como la única opción posible ante la falta de respuestas del gobierno para muchos hogares que ya llevan casi cuatro meses sin ingresos”, y por tanto, “ante una situación extraordinaria y desesperada, solo caben soluciones del mismo carácter como la que hoy día discutimos”.

“Este proyecto parece como la única opción posible ante la falta de respuestas del gobierno para muchos hogares que ya llevan casi cuatro meses sin ingresos”, Adriana Muñoz, senadora

Además, afirmó que es necesario a futuro “construir un sistema previsional solidario con un mayor componente colectivo que reemplace al actual, que está basado únicamente en la capitalización individual que fracasó rotundamente”.

Las indicaciones

Tras aprobar el proyecto en general comenzó la revisión en particular de las indicaciones ingresadas por los parlamentarios en la Comisión de Constitución.

La primera de ellas apuntaba a que los fondos retirados sean intangibles, de modo que no sean objeto de retenciones, descuentos u otros.

Además se contempló que el dinero “se transferirá automáticamente a la ‘Cuenta 2’ sin comisión de administración ni costo alguno para él o a una cuenta bancaria o de instituciones financieras y cajas de compensación, según lo determine el afiliado”. Para eso se señaló que el pago podrá hacerse en hasta dos cuotas de un máximo de 75 U.F. cada una.

Con el mismo resultado se respaldó también la modificación que buscaba que los dineros no constituyan renta o remuneración para efectos legales.

Respecto al principio de universalidad, es decir que se incluyan a los actuales pensionados, incluidas aquellas que sean beneficiarias de una pensión de vejez, de invalidez o sobrevivencia, la indicación referida a este punto se aprobó. Sin embargo, quedaron fuera quienes pertenezcan a un sistema de reparto o hayan optado por una renta vitalicia a través de una aseguradora.

La entrega de los fondos acumulados y autorizados de retirar se efectuará de la siguiente manera: El cincuenta por ciento en un plazo máximo de diez días hábiles de presentada la solicitud ante la respectiva administradora de fondos de pensiones a que pertenezca el afiliado”. Mientras que “el cincuenta por ciento restante, en el plazo máximo de treinta días hábiles a contar del desembolso anterior”. Se estableció también que estos movimientos no tendrán ningún costo para los beneficiarios y las AFP.

29 Votos (24 de la oposición y 5 de Chile Vamos) dieron finalmente el visto bueno a la reforma constitucional que permite el retiro de hasta el 10% de los ahorros previsionales de las AFP.

Por 25 votos en contra, 7 a favor y 10 abstenciones fue rechazado el fondo colectivo solidario propuesto por el Frente Amplio para reponer los montos retirados.

El proyecto será votado nuevamente este jueves en la Cámara a eso de las 10:00 horas. En caso de que se aprueben los cambios introducidos por el Senado, la reforma estará prácticamente lista. De lo contrario, las diferencias deberán zanjarse en una comisión mixta.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X