• Niños de las escuelas Helen Lang y Fray Jorge dijeron “No al trabajo infantil”
Este miércoles 13 de junio la Plaza de Armas fue el escenario para recordar que aún existen niños que trabajan en la comuna.

Bailando zumba y haciendo competencias deportivas, alumnos de entre 8 y 10 años de las escuelas Fray Jorge y Helen Lang conmemoraron el “Día Contra el Trabajo Infantil”, una realidad que afecta a cerca de 220 mil niños en todo Chile.

La Oficina de Protección de Derechos de la Infancia (OPD) de Ovalle junto a la Red Infancia organizaron la actividad para entregar un mensaje claro: “No más trabajo infantil”.

“La idea es que los mismos niños entreguen el mensaje que el trabajo infantil no debe existir, se tiene que erradicar de aquí al 2025” explicó Viviana Ortiz, periodista de la OPD de Ovalle, área gestión intersectorial.

La profesional señaló que lamentablemente el trabajo infantil es muchas veces invisible a los ojos de la sociedad, es por ello que es fundamental que los mismos niños adviertan que no se debe trabajar durante la infancia.

“El trabajo infantil tiene dos aristas, una que es una problemática que está enraizada en nuestra cultura y la otra es que no está visibilizada, porque mucha gente lo naturaliza” sostuvo Ortiz, añadiendo que “es muy normal que los niños trabajen con sus papás en la siembra, con el ganado caprino, entonces lo ven como algo natural como un proceso que tiene que darse en la construcción familiar, pero el trabajo infantil en sí es un flagelo porque además genera condiciones que no son buenas para los niños, condiciones físicas, ya que los niños están expuestos a peligros”.

La periodista manifestó que de acuerdo a un estudio realizado por Telefónica el año 2014, alrededor de 300 niños trabajarían en la zona y que se trata de casos que no son denunciados. “Nosotros el año pasado como OPD solo revivimos 1 denuncia por trabajo infantil, pero hay un mundo detrás que no está siendo visibilizado, son más de 220 mil niños en Chile que trabajan” expresó Ortiz.

“Son los mismos niños quienes le tienen que decir al mundo que tienen derecho a estudiar, a tener una vida sana, a vivir su infancia. Cuando los niños trabajan pierden su infancia y eso se grafica claramente al escuchar a gente mayor que trabajó cuando eran niños, que tienen problemas físicos, fracturas, problemas en la columna, por estos trabajos pesados que eran obligados”, indicó Viviana Ortiz

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X