• Los actuales quintos básicos obtuvieron positivos resultados en la prueba Simce. Crédito: Kamila M.
  • Los actuales quintos básicos obtuvieron positivos resultados en la prueba Simce. Crédito: Kamila M.
  • Los actuales quintos básicos obtuvieron positivos resultados en la prueba Simce. Crédito: Kamila M.
  • Parte del equipo de la Escuela Manuel Espinosa López
  • Escuela Manuel Espinosa López
  • Los actuales quintos básicos obtuvieron positivos resultados en la prueba Simce. Crédito: Kamila M.
  • Escuela Manuel Espinosa López
  • Los actuales quintos básicos obtuvieron positivos resultados en la prueba Simce. Crédito: Kamila M.
  • Los actuales quintos básicos obtuvieron positivos resultados en la prueba Simce. Crédito: Kamila M.
El establecimiento ubicado en la población Limarí en Ovalle hoy cuenta con una matrícula que bordea los 600 alumnos. En la prueba Simce obtuvo un destacado puntaje que lo destaca a nivel comunal en áreas como Matemática y Lenguaje.

En la población Limarí de nuestra ciudad se ubica la Escuela Manuel Espinosa López, la que fue fundada un mes de octubre hace casi 53 años. Su matrícula total bordea los 600 estudiantes.

ESPÍRITU ESCOLAR

“Estamos tratando de fortalecer todos los días las competencias en nuestros niños. Apostamos en nuestro proyecto educativo por la movilidad social. Es una escuela que tiene un sello afectivo y lector”, Comenta, Mónica Castillo, quien ha sido directora de esta escuela por casi una década.

Castillo añade, “nuestros niños necesitan ser valorados, desarrollar su autoestima, y que sientan que la escuela les brinda eso. De hecho en el recreo los niños nos abrazan, el director no está distante porque los espero en la mañana en la puerta, todos los días converso con los apoderados. Hay mucha cercanía por lo que ellos necesitan”.

Al interior del recinto se propicia la solidaridad, de hecho cuando surge un problema grave que afecte a un integrante de la comunidad escolar, todos se cuadran para poder apoyarlo.

“Pretendemos en el camino ser una de las mejores escuelas de la comuna de Ovalle y ojalá más allá. Para ello estamos trabajando desde todas las perspectivas”, dice la directora sobre lo que persiguen como comunidad escolar.

Otro punto a resaltar, es que día a día se entrega un mensaje positivo que busca incidir en la autoestima de cada uno de ellos, “cuando van a salir a una competencia les digo ‘ya pues, me tienen que dar el triunfo, somos los mejores’, ‘no bajen la cabeza en los desfiles, ustedes son los reyes de Ovalle’. Todo eso se le va insertando a ellos para que sientan que son los mejores y que crean en sus capacidades”.

FOMENTO A LA LECTURA

La lectura es un área importante en el quehacer de la Escuela Manuel Espinosa López. Es por ello que se llevan a cabo diferentes estrategias, una de ellas, es  una lectura mensual para los apoderados. También en las paredes del patio hay varios textos escritos que luego de ser leídos, permiten que el alumno responda algunas preguntas para así participar en premios.  

A lo anterior, se suma la presentación bianual “Cuentacuentos”, en donde participan alumnos desde educación parvularia hasta cuarto básico.

REDES

Hace ocho años trabajan con la Fundación un Alto en el Desierto, la que entre otras cosas, ha permitido que los alumnos puedan ir a exponer  a la Universidad Católica en Santiago. “Van y se sienten orgullosos, pretendemos llevar a un buen grupo, no solamente los que exponen. Nos ayuda en eso los recursos SEP y  las redes que tiene la escuela”.

Otro tema que están desarrollando es un convenio con “Ingeniero por la Educación”, un grupo de profesionales liderados por Wilson Rojas.

A nivel comunal forman parte de una Red  Técnica de Aprendizaje Colaborativo, que alberga a ocho escuelas. A ello se añade, las redes de UTP y de Directores.

Este establecimiento es parte del “Programa  4 a 7” del Gobierno, el cual permite que niñas y niños de entre 6 y 13 años permanezcan en un establecimiento educacional después de la jornada escolar, posibilitando la inserción y permanencia laboral de sus madres y/o mujeres responsables de su cuidado.

En la parte social también cuentan con apoyo. “Tenemos red con el Colegio Amalia (Errázuriz) que  ayuda a 9 familias y nos entrega una caja de alimentos por tres meses y  se va cambiando la familia receptora”, dice Verónica Araya, quien asumió la jefatura técnica durante el año pasado.

Hay una red que siempre colabora con aquellos estudiantes que tienen dificultades relacionadas con elementos claves para su vida escolar. “Cuando llega un niño que no tiene uniforme le hacemos una nota y lo mandamos al puesto de la feria de Don Luis González y nos manda al niño uniformado”, explica Castillo.

Sumado a la anterior, la directora destacada la ayuda de Rubén Berríos, quien ha colaborado con elementos como materiales para los alumnos. “Siempre tenemos esas redes que nos están ayudando como comunidad educativa”, sentencia.

 

ACTIVIDADES

Uno de los incentivos que llevan a cabo es una gran premiación a final de año en donde se reconoce a quienes se han destacado en cada una de las áreas en la escuela.

A nivel comunal se han presentado en diversos escenarios con el destacado show navideño “La Fábrica de Santa”, el que ellos mismos producen. “Ahí participan los profesores, los asistentes de la educación, los alumnos, apoderados, ex alumnos”, señala Castillo.

El Día del Alumno es otra actividad que llevan a cabo con gran preparación, ahí los profesores preparan cuadros artísticos que protagonizan ellos mismos. Otra de las instancias que genera gran entusiasmo ocurre  durante las Fiestas Patrias.

Por otro lado, en los recreos se ha propiciado una buena convivencia y el compañerismo a través de campeonatos deportivos internos. Además están organizando un Festival de la Canción. Para Castillo este tipo de acciones, “disminuyen riesgos de accidentes, de problemas conductuales y reforzamos el autoestima, que se sientan que son importantes y habilidades”.

LOGROS

La Agencia de Calidad de la Educación ha reconocido el trabajo de esta escuela. “Hemos avanzado, estábamos categorizados en  ‘Medio Bajo’ y subimos a ‘Medio’”, puntualiza Castillo, mientras que Araya reconoce, “son pocas escuelas las que están en nivel ‘Medio’ en Ovalle”.

En la prueba Simce de Lenguaje subieron 10 puntos y 19 en Matemática, además en ésta última área están en primer lugar comunal dentro de las escuelas municipales, mientras que en Lenguaje en cuarto.

“Esto es compromiso, hemos logrado conformar un gran equipo. Se realizan trabajos semanales, trabajo colaborativo con los docentes, creo que somos una de las escuelas pioneras”, sostiene Araya.

Sumado a lo anterior, hay docentes que permiten que sus clases sean grabadas de manera íntegra y sean compartidas con el consejo técnico para que sus colegas puedan identificar las fortalezas y los puntos a mejorar.

En tanto, el trabajo colaborativo ha permitido a los docentes completar un módulo 3 de la Evaluación Docente. “El año pasado no tuvimos ningún docente ‘Básico’, tuvimos sólo ‘Competentes’ y tres ‘Destacados’. Este año también tuvimos  docentes ‘Competentes’,  tres ‘Destacados y una ‘Básica’, que fue porque ella confundió la plataforma”.

Este año pusieron en práctica el Método Matte,  también conocido como “Silabario del ojo”, por la primera palabra que enseña y que puede ser descrito de forma simple como una fusión de las técnicas que normalmente se utilizan para la enseñanza de la lectura.

Castillo destaca la ayuda del sostenedor en los logros y el quehacer de esta comprometida escuela ovallina.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital