Crédito fotografía: 
Cedida
Roberto Toro y Viviana Verdejo, llevan más de siete años con su pyme gastronómica “Come Riko a Domicilio”, la cual es el principal sustento de 8 familias, las que se encuentran muy preocupadas, debido a los bajos ingresos económicos que está generando este gustoso lugar de comida rápida y sushi con delivery.

Por Viviana Badilla Vargas. Sin duda alguna, el comercio local se ha visto totalmente afectado, debido a la crisis del coronavirus que estremece al país. Y es que, los emprendedores se ven limitados económicamente, ya que al no haber un gran flujo de personas, sus ventas se han visto reducidas de manera significativa. Dando como resultado un alto porcentaje de despidos y hasta el cierre de miles de negocios.

Sin embargo, aún existen equipos de trabajos que continúan con sus labores, ya que necesitan mantener sus puestos y a la vez llevar dinero a sus familias para poder subsistir económicamente.

Tal es el caso del matrimonio de Roberto Toro y Viviana Verdejo, quienes hace más de siete años están dedicados al rubro gastronómico con sus pymes, las cuales llevan por nombre: “Como Riko Delivery” y “Come Riko Sushi”. Ambos emprendimientos -que se ubican calle Crepúsculo en el mirador II- concentran a un total de ocho trabajadores, los cuales se encuentran preocupados, debido a las bajas ventas.

“Todo esto nos ha afectado de gran manera, nos ha modificado nuestros horarios de trabajo y hemos tenido bajas ventas, por la misma razón,  que tenemos que trabajar hasta más temprano. Pero aun mantenemos a nuestros trabajadores porque son indispensables para nosotros y sabemos que necesitan del dinero para ellos y sus familias”, comentaron.

Del mismo modo, estos emprendedores están preocupados por su bienestar, el de sus empleados y por supuesto, el de sus clientes.

“Al momento de ingresar al local, nuestros trabajadores y nosotros, ocupamos mascarillas, guantes, alcohol gel, y el instrumento para medir la temperatura. Al igual que los consumidores que van por nuestros productos”, enfatizaron.

Por otro lado, el positivismo está presente en ellos, ya que sabe que esta situación pasará en algún momento y que su emprendimiento de tanto esfuerzo volverá a brillar como lo hacía antes.

“Esto pasará al igual que muchas otras cosas, pero aquí estaremos trabajando por ahora, para nuestros fieles clientes, ya que si salimos a los supermercados y realizamos los repartos, es para abastárselo a ellos y que a su vez eviten la exposición”, finalizó.

FRASE: “Esperamos que esto termine pronto, para poder volver a la normalidad que conocíamos antes. Pero siempre y cuando manteniendo el autocuidado que ahora hemos adquirido como costumbre en nuestro local”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X