Crédito fotografía: 
Cedida
Leddy Monardez, es una joven fonoaudióloga, quien debió cerrar su consulta de manera indefinida producto del coronavirus. Sin embargo, comenzó a incursionar en el ámbito de la decoración, y fue así como nació su pyme “Algo Bonito Home”, la cual ha tenido una gran recepción por parte de los ovallinos.

Por Viviana Badilla Vargas.

Un panorama complejo  están viviendo actualmente los microempresarios, ya que la pandemia del coronavirus, ha traído consigo un mar de cesantía y la disminución de sueldos en diferentes rubros laborales.

Sin embargo, existen personas que han visto a la crisis sanitaria como una posibilidad de crear nuevos proyectos, ya sea para generar nuevos ingreso o para distraerse en el confinamiento.

Así es el caso de Leddy Monardez (31), una joven fonoaudióloga, quien impulsó “Algo Bonito Home”. Un emprendimiento que surgió en cuarentena, y que tiene como objetivo la creación de productos hechos a mano.

“Comenzamos con mi madre en mayo de este año, con el fin de traspasar a diferentes hogares nuestros adornos hechos a mano y principalmente con cariño. La idea de transmitir y regalar con sentido más allá de los objetos. Es por esto que ofrecemos productos principalmente decorativos hechos a mano, es lo que nos diferencia del resto de tiendas, usamos materiales reciclados y también amigables con el medioambiente”, comentó.

Del mismo modo, si bien este gran proyecto ha tenido un grato recibimiento por parte de los amates de la decoración de hogares, Leddy se ha preocupado de realizar los despachos a domicilio de manera segura y acogiendo todas las medidas de seguridad dictadas por el MINSAL.

“Debido a lo que está pasando debemos ser responsables por lo que el uso de mascarillas es fundamental en el momento de entrega del producto, contamos con despacho a domicilio para evitar que las personas salgan de sus casas y solo aceptamos transferencias electrónicas como medio de pago”, aseguró.

Por otro lado, este emprendimiento nació, debido a que Leddy debió suspender sus actividades como fonoaudióloga producto del coronavirus.

“En mi caso personal, funcionaba también en consulta privada la que por supuesto lleva cerrada desde marzo de este año. Gracias al tiempo en casa fui decorando mis espacios con mis pinturas, figuras y creaciones, las cuales fueron muy bien recibidas por personas que las veían, por lo que surge mi idea de emprender en esta área”, enfatizó.

En algunos casos, la crisis sanitaria ha sacado el mejor lado de las personas, ya que se han dedicado a realizar otro tipo de actividades recreativas, a pesar de la complejidad que se está viviendo hoy en día.

“La pandemia ha sido un desafío para todos y en lo personal estoy cumpliendo un sueño, siempre quise tener una tienda de decoración, claramente estoy recién comenzando, pero no descarto la posibilidad de comenzar a fabricar nuevos productos. Espero que estos tiempos de crisis nos sirvan a todos para reflexionar sobre cuán frágiles somos y también de reinventarnos”. Finalizó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital