Crédito fotografía: 
Archivo
La fundación animalista, nace debido a la urgencia que existía por ayudar a los canes que deambulaban solitarios en Ovalle y sus alrededores. Esto con el objetivo de promover la tenencia responsable a través de la entrega de alimentos, esterilización y los tratamientos médicos a los “cachupines” de la ciudad. Una labor que se ha complicado debido a la pandemia del coronavirus.

Por Viviana Badilla Vargas. 

 

Con el objetivo de generar conciencia en la población, han surgido miles de agrupaciones animalistas a lo largo del país. Y es que el abandono y maltrato de gatos y perros es pan de cada día en las redes sociales. 

La comuna de Ovalle no se queda afuera de este complejo panorama, ya que en las principales arterias de la ciudad se pueden ver a centenares de canes que deambulan por las calles sin ningún destino. 

Es por esta razón, que nace hace más de 20 años, la Sociedad Protectora de Animales “San Francisco de Asís”. La cual está integrada por Beatriz Ramos, Alejandra Fredez, Verónica Jara, Bernarda Acuña, Manuel Robles y Cecilia Castro Moreno. Un grupo de personas que se unió por la urgencia de ayudar a los perros de la comuna, comenta Cecilia Castro. 

“Nuestra protectora fue fundada hace más de 20 años por nuestra presidenta Beatriz Ramos, ya que, al ver tanto abandono, problemas de esterilización y tratamientos médicos, surgió la necesidad de ayudar a la población perruna de Ovalle. Por otro lado, yo soy una de las encargadas de atender la página, responder consultas, dar a conocer casos complicados y de sufrimiento del perro comunitario, y salir a terreno cuando la situación lo amerita”, comentó Cecilia. 

Del mismo modo, sus actividades principales se enfocan en proteger y promover el cuidado de los perros que se encuentren en situación de calle en estos momentos. 

“Desde que se fundó la protectora, nuestra misión ha sido entregar alimento al perro comunitario, esterilizar a hembras y machos, y lo más importante que es abogar por la tenencia responsable de las mascotas”, afirmó. 

Sin embargo, esta labor se ha complicado, ya que producto de la crisis sanitaria que azota al país, ha sido muy dificultoso que esta agrupación pueda realizar sus labores como antes, ya que al salir de sus hogares corren en riesgo de contagiarse del letal coronavirus. 

“Con esto de la pandemia, todo es más difícil y complicado, ya que lo que nosotros logramos realizar lo hacemos por los animales, y esto es posible gracias al apoyo de nuestros socios. Las actividades que hacemos para juntar recursos están detenidas por el virus, lamentablemente, todo lo que significa ventas y concursos con público”, aseguró. 

A pesar de esto, esta protectora solo tiene un deseo y que las personas tengan criterio de lo que significa tener un perro, pero aún más significativo cuidar a aquellos que no tienen hogar ni comida. 

“Nuestro mayor anhelo es que la comunidad tome conciencia, sobre lo que significa tenencia responsable, y que la ley realmente se cumpla. Tenemos muchas querellas acumuladas que duermen, razón por la cual anhelamos un municipio que nos apoye, y de soluciones concretas. Que nos permita poner casitas en lugares estratégicos para los comunitarios. A su vez deseamos un convenio con una clínica veterinaria y como sueño máximo será siempre una clínica móvil para nuestros comunitarios”, finalizó. 

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X