Crédito fotografía: 
Cedida
Araceli Rojas obtuvo la más alta puntuación con su proyecto “Vive Friska”, emprendimiento vegano que inició hace tres años en Ovalle. “Somos un local integralmente vegano y ello motivó a que veganos se acercaran y formaran esta comunidad”, precisó

La ovallina Araceli Rojas es una emprendedora que cree con convicción en lo que hace. Convicción que la llevó a obtener la máxima puntuación y el mayor premio en dinero del concurso de emprendimiento Impulso Chileno de la Fundación Luksic por su innovador proyecto de comida vegana “Vive! Friska”.

Su emprendimiento nace en 2018, pero fue hace poco tiempo que disidió registrar su marca, lo que la motivó a postular al concurso. “El hecho de ser una marca registrada nos hizo sentir que nos diferenciábamos del resto de las pymes locales, ya que, si bien siempre había una opción vegetariana, no había un local ciento por ciento vegano”, comenta.

“Somos un local integralmente vegano y ello motivó a que las personas que son veganas, los vegetarianos o los que por alguna enfermedad no pueden consumir productos de origen animal se acercaran a nosotros y también formaran esta comunidad”, explica Araceli.

La razón de formar este emprendimiento fue el hecho de que tanto Araceli como su esposo, Jordano Romero, son veganos: “No puede existir una persona que conozca más a un vegano que otro vegano, por eso Vive Friska nace con la necesidad y el profundo deseo de demostrarle a las demás personas que puedes tener una alimentación vegana deliciosa, sin tener que consumir ingredientes de origen animal y al alcance de todos”, detalla la emprendedora.

En ese marco, dice que Impulso Chileno juega un factor clave, ya que con el dinero del premio podrá adquirir una máquina especializada que le permitirá sellar los alimentos y así distribuirlos fuera de la región.

“Nuestro sueño es que los alimentos que más te gustan tengan la versión basada en plantas y llegar con estos alimentos a todos los lugares de Chile, para que diferentes personas del país puedan saborear lo que hacemos”, cuenta la ovallina.

Ovalle sacó la cara en Impulso Chileno con dos emprendimientos ganadores. Al de Araceli Rojas se sumó el de Ximena Ramos García, con su proyecto “Vitanova Confecciones”, dedicado a la confección y venta de vestuario colegial, institucional, diseño de ropa de moda, cortinaje y mantelería.

A nivel regional, Coquimbo obtuvo 12 proyectos ganadores y fue la segunda región con más emprendimientos premiados del país después de la Región Metropolitana, en la tercera versión del concurso.

Los emprendimientos premiados de la IV región están circunscritos a los rubros de alimentación, comercio, turismo, transporte de carga, textil, tecnología e informática. Rojas y otros cinco proyectos de la región obtuvieron el mayor premio, de $5millones de pesos junto a una mentoría de seis meses impartida por la Escuela de Administración de la Universidad Católica.

En la tercera versión de Impulso Chileno participaron más de 18 mil emprendedores, cifra que batió un récord de participación en el evento.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital