Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El gerente del recinto explicó que superaron los meses más difíciles de la pandemia ya que lograron adaptarse y mantener a su clientela gracias a los pedidos por encargo. La terraza volvió a funcionar aunque no dejarán de despachar a domicilio.

Fundado en 2015, sin duda el período de la pandemia ha sido el más difícil que les ha tocado enfrentar. Al restaurante Mar Austral, como a muchos otros, le tocó reinventarse durante los meses en los que la ciudad no permitía la atención presencial de comensales, teniendo que migrar obligatoriamente al reparto en puerta para seguir de pie.

Hoy Josué Ávalos dirige este restaurante especializado en delicias marinas, manteniendo vigente el legado que le entregara su padre Juan Ávalos al fundar el recinto, con recetas traídas desde su Punta Arenas natal, pero adaptadas con algunos ingredientes locales.

El local, ubicado en Maestranza a un costado de la Feria Modelo, reabrió este lunes al público en la modalidad de terraza con siete mesas al aire libre, sin dejar de hacer entregas a domicilio de sus productos preparados y de los congelados, que fue la modalidad que les permitió mantenerse activos y sortear la pandemia.

“Ha sido muy difícil lo que vivimos, pero pensamos que ya superamos lo peor, que fue cuando nos tuvimos que adaptar a la situación que vivimos con la pandemia. Antes los clientes nos buscaban a nosotros, y ahora nos tocó a nosotros salir a buscar a los clientes, promocionando el delivery que antes lo hacíamos muy poco y fortaleciendo a promoción digital, pudimos hacer mucha clientela nueva, diferente a la que siempre venía al local”, señaló Ávalos.

Adaptados a la pandemia

Comentó que aunque desde la semana pasada podían abrir su terraza para el público, no fue sino hasta este lunes cuando lo hicieron, para estar seguros de cumplir con todos los protocolos sanitarios y resguardar así la salud de clientes y trabajadores.

“Tomamos talleres, nos dieron instrucciones, revisamos las normativas con Sercotec, así que podemos abrir de manera segura. La apertura con los clientes ha sido bastante interesante porque llega gente nueva y gente que siempre nos encarga. Y los días de feria siempre viene la gente del campo y se come su empanadita o pide su almuerzo”, aseguró.

Resaltó que han podido seguir ofreciendo sus productos estrellas, además de incorporar a la carta otros que han destacado muy bien, y han sido muy bien recibidos por la clientela.

Otro de los cambios tiene que ver con el horario de atención, que aunque de manera presencial es hasta las 17.00 horas, para los repartos a domicilio se extienden hasta la noche, “porque es otra ventana que se abrió y nos dio muy buenos resultados”, explicó.

Famosas empanadas

Además de las ya populares empanadas, resaltó a las “pichangas marinas” como una protagonista del menú que se ha impuesto con fuerza en la preferencia de los clientes en los últimos meses.

“Las empanadas siempre son las preferidas, las de camarón-queso, la ostión-queso, la de loco, la de pino de marisco también es muy popular. Pero también la pichanga marina está pegando fuerte, la gente la pide mucho. Es una base de papas fritas, lleva un surtido de mariscos, mariscos de concha, verduras salteadas, y la corona un camarón de río o un langostino”, señaló.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X