Crédito fotografía: 
Viviana Badilla
La pyme “El Mercadito”, surge debido a la necesidad de generar ingresos, pero también el de saciar el paladar marino de los ovallinos. Es por esto que Nicole Pizarro y su compañera Carolina Bravo, vieron un gran potencial en este nuevo negocio que surgió debido a la pandemia.

Por Viviana Badilla Vargas.

Sin duda alguna, el coronavirus ha producido grandes pérdidas económicas en grandes y pequeñas empresas de la perla del limarí. Esto debido a las correspondientes normas sanitarias que ha impartido el gobierno de Chile.

Sin embargo, y con el objetivo de generar más ingresos económicos, las pymes se han reivindicado de manera significativa a raíz de la pandemia mundial. Y es que el confinamiento obligatorio ha dado como resultado un aumento en los pedidos a domicilios de diferentes productos de consumo.

Tal es el caso de Nicole Pizarro Matamoros (31 años), quien se desempeña hace más de tres años como trabajadora del área gastronómica del Casino & Resort de Ovalle. Pero debido a la contingencia del coronavirus,  comenzó un nuevo emprendimiento en compañía de su socia Carolina Bravo.

“Nuestra pyme corresponde al reparto a domicilio de marisco y pescados congelados. Y en este periodo de contingencia sanitaria nos vimos obligadas a generar una fuente de trabajo; razón por la que nació este emprendimiento. Esto que se ha ido realizando ha sido muy beneficioso para nuestros clientes, ya que encontrar en Ovalle productos del mar y a la puerta de tu casa es muy novedoso y no habido sido explotado en nuestra ciudad”, comentó.

Asimismo, están tomando las medidas de seguridad correspondiente, ya que al realizar despachos a domicilios, se genera el contacto continuo con sus clientes, lo que en estos momentos puede ser “peligroso”.

“Primero que nada todos nuestros mercancía se compran a productores que cumplen todas las normas de sanitización, y seguridad. Además, cuando estos se entregan, se toman las medidas de seguridad según el protocolo indicado. Es decir el uso de mascarillas, alcohol gel  y distanciamiento social acorde a lo que estamos viviendo. Y lo más importante es que los pagos, generalmente se realiza a través de transferencia para evitar contacto y si es en efectivo lo disponemos en bolsas que luego se desechan”, puntualizó.

Por otro lado, si bien las ventas han sido generosas con la emprendedora, no todo es color rosa, ya que la pandemia ha sido la tónica de diferentes problemas en la población, tanto emocionales como económicos.

“Bueno, como a muchas personas les está pasando, la crisis sanitaria que vive el país me ha afectado en términos económicos y emocionales. Pero lo hemos tratado de llevar de la forma más responsable tanto como familia y como emprendedoras”, afirmó.

Y como es habitual, Nicole tiene un anhelo, y es que todo esto culmine pronto, para que se pueda volver pronto a la normalidad que existía hace meses atrás.

“Mi deseo más grande es que logremos superar esta pandemia con éxito, sin más fallecidos ni contagiados, y que podamos volver a la normalidad, pero siendo mejores personas”, Enfatizó.

Y por esta razón, que las pymes locales han tomado una gran importancia en la economía ovallina, ya que generan un sustento propio y un excelente servicio a sus clientes.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital