• María José y Max, ambos trabajando en su taller mecánico.
Crédito fotografía: 
Cedida
María José Araya y Max Cortes, son pareja y a la vez socios en su emprendimiento Paskigarage, el cual consta de arreglos mecánicos y venta de repuestos en Ovalle. Sin embargo, han tenido un complejo avanzar en su negocio, ya que se han enfrentado a dos crisis: el estallido social y la pandemia del coronavirus.

Por Viviana Badilla Vargas.

Complejo ha sido el panorama para los pequeños emprendedores en Ovalle, ya que desde que comenzó el estallido social sus ventas han bajado considerablemente o en el peor de los casos han tenido que cerrar las puertas de sus negocios. Pero esto no se queda ahí, ya que no solo ese hecho los ha afectado, sino que además, la actual pandemia que se está viviendo en el país.

Es por esta razón, que las pymes se han reinventado significativamente a través de repartos a domicilio. Pero no de alimentos en este caso, sino que el delivery  de piezas automovilísticas en la perla del limarí.

Así es el caso de María José Araya y Max Cortes, ambos unidos por el amor, pero también por la mecánica automotriz, ya que hace dos años lanzaron su emprendimiento; Paskigarage.

Sin embargo, cuando decidieron establecerse en el centro de la ciudad todo se complicó, ya que coincidió con el estallido social del 18 de octubre, siendo el inicio de un mal escenario económico para todas las pymes del país.

“Justo nos terciamos con el estallido social, razón por la cual  al inicio de este año nos trasladamos a nuestro domicilio donde tenemos acondicionado un espacio para trabajar y realizar los repartos”, comentaron.

Asimismo, la pandemia del coronavirus llegó para complicar aún más las cosas, ya que debido a las cuarentenas obligatorias, han disminuido de gran manera el consumo y ventas de diferentes productos.

“Nos hemos reinventado bastante, ocupamos nuestra casa como taller, y tenemos la opción de entregar nuestros servicios con la opción de retiro y entrega a domicilio. También, comenzamos  a vender los insumos como aceites de motor, líquidos refrigerantes, entre otros productos”, aseguraron.

Por esta razón, han tomado todas las medidas de seguridad pertinentes tanto para ellos como familia (tiene una pequeña hija) y para sus clientes.

“Antes de comenzar a trabajar sanitizamos nuestro vehículo. Y  las atenciones las hacemos con agenda, para que de esta forma tener dos opciones al cliente, ya sea traernos el vehículo o nosotros hacemos el retiro y entrega a su domicilio, según lo que se acuerde. Esta semana nos llegan fundas desechables para asiento y los cubre volante debido a los altos contagios de covid, para una mayor protección del conductor y sus acompañantes”, enfatizaron.

Por otra parte, lo más complejo de la situación que se está viviendo con la crisis del coronavirus, es la vida diaria, ya que se  ha visto afectada de gran manera.

“A nivel familiar nos golpeó duro, tenemos una hijita de 5 años, llamada Pascale con quien acostumbrábamos a salir en tiempos libres  y de un momento a otro se vio en la casa encerrada, que no puede ir a su colegio. Pero, estamos juntos como familia,  resguardados, deseando que pronto acabe esto, y seamos todos mejores personas, aprendamos que cada día es una oportunidad de disfrutar y de vivir”, finalizaron.

FRASE: “Este es el primer emprendimiento automotriz de la provincia liderado por una mujer, yo soy mecánica automotriz y repuestera hace más de 8 años. Asimismo, estaré dando charlas online sobre mecánica básica para mujeres con el fin de acotar la brecha de género que existe en este rubro catalogado como masculino”. María José Araya, Mecánica.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital