Tal vez siguiendo al Papa Francisco que les pidió a sus curas que tengan “el olor a oveja”, el sacerdote Felipe  Berríos declaró... “No creo que sea una oveja inocente” en relación al Obispo Barros, que de seguro cuando el Papa Francisco la leyó, se acordó en el acto de San Mateo (18,12-14), o sea de “La Parábola de la oveja descarriada”..., algo así como reza el dicho muy popular... “La oveja negra de la familia”... y por último es de esperar que el Papa Francisco tras su ajetreada visita por Chile, no haya tenido que “contar muchas ovejas” para conciliar el sueño en Perú, en una de esas, hasta  llegó a soñar con el Obispo Barros, a propósito  me acordé de la Fabula de Esopo, “El lobo con piel de oveja”, que tiene por moraleja... “Según hagamos el engaño, así recibiremos el daño”...

...ciento dos ovejas, ciento tres ovejas,...

Luis Enrique Soler Milla

X