• Organizaciones ciudadanas y de usuarios criticaron los 2.500 pesos que se deben pagar desde el lunes por usar la ruta D-43. No descartan movilizaciones.
Organizaciones ciudadanas se mostraron insatisfechas por los 2.500 pesos que deberán pagar por circular por la ruta D-43 a partir del lunes. Critican que el costo del peaje será traspasado a los pasajeros del transporte que toman buses y colectivos para desplazarse, y más aún, que se comienza a pagar cuando la ruta aún no está finalizada.

Este viernes, las autoridades encabezadas por el gobernador del Limarí, Darío Molina, y el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, confirmaron que finalmente, desde este lunes 9 de julio se iniciará el cobro del peaje en la ruta D-43 que une Ovalle con La Serena y Coquimbo.

La información se hizo pública luego de las gestiones que las autoridades regionales y parlamentarios llevaron a cabo tanto con el Ministerio de Hacienda – para ver opciones de aumentar el subsidio estatal al peaje – y con la propia empresa Sacyr, para rebajar las tarifas que en primera instancia se iban a cobrar por circular por la carretera.

De esa forma, la tarifa para autos y camionetas se redujo desde los 2.900 pesos iniciales, a 2.500. Mientras que para motos y motonetas, será de 750 pesos, para buses y camiones, 4.500 pesos, y para camiones de más de dos ejes, 8.000 pesos.

Las autoridades señalaron que estos valores serán válidos durante el periodo que queda para terminar la carretera, mientras tanto evaluarán diversas opciones para conseguir una tarifa rebajada y definitiva. Al mismo tiempo, aseguraron que fue imposible modificar el contrato con la empresa.

Ante eso, tanto los nuevos precios como la explicación dada por las autoridades, dejaron completamente insatisfechos a los usuarios de la carretera, quienes insistieron que los 2.500 pesos a pagar continúa siendo un precio demasiado alto.

“Nosotros no estamos pidiendo que no haya peaje, sino que pedimos que sea un peaje justo, que se iguale a las otras carreteras de Chile, porque esta es la carretera más cara que hay en el país hasta el momento, siendo que además, esta ruta no es de las mejores que hay en el país” comentó al respecto, Fernando Elorza, dirigente de la comunidad de Pejerreyes y del movimiento Dignidad para el Limarí.

En ese sentido y más allá de las valoraciones, consideran que esto no puede considerarse como una buena noticia, pues las obras de la ruta no están finalizadas, pese a lo cual, igual se debe pagar. Por otro lado, advierten que tarde o temprano, el valor del peaje será traspasado a los usuarios en el caso de los servicios del transporte.   

“Pasar de 2.900 a 2.500 pesos y mostrarlo como un ‘triunfo’ es un insulto a la inteligencia y dignidad de la ciudadanía. No es posible que permitan el cobro del peaje siendo conscientes que aún faltan obras por terminar. Además, sabemos que el costo del peaje será traspasado a los usuarios del transporte que toman los buses y colectivos para desplazarse desde Limarí a Elqui y viceversa” afirmó por su parte, Felipe Barraza, presidente de la Organización regional de Usuarios del Transporte.

Barraza justificó la insatisfacción e impotencia que sienten los ovallinos, pues por vivir en una región centralizada “todos sus servicios y principales casas de estudios se concentran en la conurbación La Serena - Coquimbo. Por ende, los trabajadores, campesinos, adultos mayores y estudiantes serán quienes asuman el valor del peaje en el alza inminente de los pasajes” afirmó.

Para Elorza en tanto, los 2.500 pesos que se deberá pagar “es una ‘aspirina’ mientras tanto, y digamos que una aspirina a medias, porque igual sigue siendo tremendamente caro. Son 5 mil pesos de ida y vuelta. La verdad es que no aceptamos este valor actual”.

ENTRE MOVILIZACIONES Y EL LLAMADO A LA UNIDAD

Para Rodrigo Gálvez, otro de los dirigentes del movimiento ciudadano para rebajar el peaje, el deber ahora es, sin dejar de lado las manifestaciones, poder elaborar una propuesta en conjunto para defender la postura de éste para rebajar a mil pesos el peaje.

“Valoramos que las autoridades se hayan reunido, pero no valoramos los precios que hoy día nos golpean fuerte. La verdad es que es sumamente importante que nos organicemos. Vamos a estudiar el flujo de viajes por la ruta, para poder presentárselos a los diputados y a los senadores, y a las autoridades de gobierno, para que entiendan que estos valores están haciendo que mucha gente ya piense en renunciar a sus trabajos, porque estamos hablando de casi 300 mil pesos en bencina y peaje. Ninguna canasta familiar puede resistir eso” aseguró.

Desde el sector gremial, el presidente de la Asociación de Camioneros Ovalle-Limarí, Guillermo Fernández, tampoco se mostró conforme con el precio, aunque se mostró más optimista respecto a poder avanzar en mejores opciones para rebajar el peaje.

“Por supuesto que no estamos conformes, no es un valor muy alentador, pero algo vamos avanzando. Hay que esperar que las autoridades pertinentes hagan las gestiones para ver si logran realmente bajar el peaje y lograr alcanzar la meta a la que queremos llegar. Esperemos que suceda, y luego consultaremos a las bases” explicó el dirigente.

Para Fernando Elorza en tanto, el Estado de Chile ha dado una mala señal a la ciudadanía con esta situación, por lo que las movilizaciones deben continuar, pero incluyendo a toda la comunidad ovallina.

“Necesitamos que sea algo grande. Todos tenemos un solo fin, que es el rebaje del peaje. De una vez por todas, debemos actuar como un solo bloque para poder doblarle la mano un poco al gobierno, por lo que vienen movilizaciones nuevamente. Pero estas movilizaciones hay que planificarlas bien, que nos involucremos todos y que se vea la fuerza del Limarí completo” señaló.

Por su parte, el presidente de la Organización regional de Usuarios del Transporte, Felipe Barraza, este peaje implica una verdadera “barrera económica” para la conectividad entre La Serena, Coquimbo y el resto de la provincia del Limarí.

Por lo que hizo un llamado a que las comunidades “pongan banderas negras en sus casas, que los servicios de buses paralicen por medio día en protesta al peaje y el comercio también cierre medio día. Nada puede ser igual cuando se institucionaliza el abuso a los ciudadanos” concluyó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital