Crédito fotografía: 
Romina Navea
Actualmente son 16 cámaras las que se encuentran operativas en diversos puntos de la ciudad, dispositivos que cumplen una labor muy importante ante la prevención del delito, así como también medios de pruebas tangibles ante algún caso policial.

Ya hace ochos años que la oficina de Seguridad Pública municipal de Ovalle instaló las primeras cámaras de vigilancia en el sector centro de la comuna. Como un dispositivo preventivo  y un importante medio de prueba ante un hecho delictual, las cámaras se encuentran ubicadas en los puntos más críticos según las estadísticas de delitos de connotación social.

Las cámaras instaladas en las intersecciones de Ariztía con Benavente, Arauco con Vicuña Mackenna, Carmen con Vicuña Mackenna, Ariztía con Libertad, dos cámaras en el bandejón central de la Alameda, entre las calles Libertad y Socos y en el cruce nodo vial, David Perry con Benavente. Además del bandejón central de la Alameda de Ovalle, entre Libertad y Vicuña Mackenna.

A estas se sumarían por lo pronto, 10 cámaras de seguridad en diversos puntos de la comuna, desde el municipio señalan que “se están implementando nuevas cámaras, tanto como en el centro, como en aquellas calles críticas donde no hay alcance de las cámaras que ya existen. Además de algunos sectores que no solamente son del centro, sino que toman la periferia. Para así tener una mayor seguridad dentro de la misma comuna”.

Actualmente son 16 las cámaras las que se encuentran disponibles las 24 horas del día, todos los días. La gran interrogante que muchos ciudadanos se hacen es ¿Qué tan efectivos son estos dispositivos tecnológicos para combatir el flagelo de la delincuencia?

Hortensia Flores, encargada de la Oficina de Seguridad Pública Municipal, indicó que las cámaras de seguridad, “cumplen un rol importante en las investigaciones de delitos o frustración de robos, “En algunas ocasiones han sido bastante efectivas, porque han servido de prueba al Ministerio Público. También nos ha permitido evitar algunos tipos de delitos sobre todo en el centro cuando se trabaja en conjunto con carabineros. Lamentablemente no comunicamos todo lo que hacemos aquí para que la ciudadanía sepa y se den cuenta que las cámaras son efectivas y se está trabajando”.

Uno de los casos más emblemáticos, fue el accionar oportuno donde se logró frustrar un robo millonario en el 2015 en la distribuidora “La Caserita”. Tres delincuentes fueron capturados infraganti tras tratar de sustraer al interior del local una cantidad considerable de mercadería, donde una camioneta los esperaba en calle Maestranza.

Según los antecedentes de aquel entonces, los antisociales habrían estado con la intención de llevarse el cargamento que portaba un camión que se encontraba estacionado en su interior, además así como una caja fuerte. Se estimaba que alrededor de 60 millones de pesos podrían haber sido el avalúo de los productos que intentaron robar, pero que gracias al accionar y las cámaras de vigilancia se logró frustrar el delito.  

Frente a la acción preventiva de estos dispositivos, el capitán de la Tercera Comisaria de Ovalle, Hugo Navarro, señaló que los delitos en el sector céntrico de la ciudad no han disminuido tras la instalación de estas cámaras, pero si, “han sido una herramienta tremendamente importante porque una imagen vale más que mil palabras. Eso nos ha ayudado a prevenir en algunas oportunidades,  o lograr la pronta detención de algún sujeto que ya hayan cometido algún delito porque hay un seguimiento continuo en el sistema de monitorio de las cámaras de seguridad”, explicó en oficial de carabineros.

“El material que se obtiene de ahí es súper importante, ya que es una prueba irrefutable para que el Ministerio Público pueda trabajar en las investigaciones”, agrega Navarro.

TRABAJO COMPARTIDO  

 A su vez, Navarro explica que el trabajo de carabineros a nivel de la Central de Comunicaciones de Carabineros (CENCO), funcionarios policiales en terreno y los operadores de cámaras de seguridad municipal es fundamental. “La gente que trabaja en Cenco, ellos también conocen algunos delincuentes que son habituales en nuestro sector  y lo identifican cuando andan deambulando en el centro y dan aviso, alertan al personal de población”, explica Navarro.

A la vez, el capitán comenta que una vez identificado el sujeto ante un hecho delictivo, desde Cenco, “nos van diciendo a los que estamos en la población,  las característica de los sujetos, por dónde se están moviendo, dónde ingresaron, dónde salieron, si se subieron o no a un vehículo, entonces nos permite responder y darle una respuesta a la gente que ha sufrido un tipo de delito con la pronta captura de alguno de los delincuentes”.

Es así que ya con sólo la presencia policial, se previene también el actuar del delincuente, o bien logra detener a tiempo cuando el antisocial ha cometido un delito. “Esa es la dinámica que se da todo el día, la verdad es que cenco no para en todo el día y noche”, sostiene el funcionario policial.

Luego de este ejercicio en conjunto, el capitán de la Tercera Comisaria de Ovalle, manifiesta que para agilizar las estrategias de captura de algún delincuente,  “nosotros nos apoyamos en personal que se moviliza en bicicleta, incluso los sacamos de servicio en la noche, porque tienen mayor movilidad y rapidez para llegar a los procedimientos, no se quedan metidos en los tacos en horas pic por ejemplo. Ahí nos da mayor oportunidad para poder detener a los delincuentes”.

MANTENCIÓN Y REPOSICIÓN

 En cuanto a la mantención de estas, Flores comentó que, “todas las cámaras están funcionando al 100%, de hecho algunas  que son muy antiguas se van a cambiar por una resolución mayor porque hay que seguir avanzando con la tecnología y ahí vamos a quedar con todas las cámaras de tecnología punta, con una muy buena resolución y que nos va a permitir una mayor prevención, tanto en el centro, como en el área que limites urbanos de la comuna”, sostuvo Flores desde el municipio.

Dentro de lo que se espera implementar dentro de poco, serán siete las cámaras que se serán cambiadas por una mejor resolución y así mejorar el funcionamiento de esta labor preventiva.

Respecto a los puntos estratégicos de donde pueden ser instaladas las próximas cámaras, Navarro comentó que, “estas cámaras se instalan de acuerdo a la realidad delictual que nosotros vivimos. Son los lugares que generalmente nosotros podemos ver en base a datos estadísticos en donde realmente se están generando delitos, ahí es donde se instalan”.

Asimismo, el funcionario policial agrega que, “en otras oportunidades, también a petición de vecinos de algún sector que se ha visto vulnerado o afectados por delitos -donde la gente en definitiva  no se atreve a denunciar-, también  es factible poder instalar alguna cámara”, finaliza.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X