Crédito fotografía: 
Archivo
El Tribunal de Ovalle, luego de revisadas las pruebas y testimonios presentados por casi tres semanas, determinó la tarde de este martes dar por acreditada “más allá de toda duda razonable”, que los cinco acusados se pusieron de acuerdo para asesinar al joven de 15 años -y colateralmente a su pareja- en venganza por una muerte anterior.

El Tribunal de Ovalle, luego de revisadas las pruebas y testimonios presentados por casi tres semanas, determinó la tarde de este martes dar por acreditada “más allá de toda duda razonable”, que los cinco acusados se pusieron de acuerdo para asesinar a un joven de 15 años en venganza por una muerte anterior, y colateralmente a su pareja de 16 años de edad.

Los magistrados Claudia Molina Contador (presidenta), Claudio Weishaupt Milner (redactor) y Karina Hernández Muñoz, indicaron que las pruebas presentadas cumplían con las lógicas legales, y por tanto la Fiscalía lograba acreditar los hechos presentados: tanto los daños contra una primera víctima, días anteriores al crimen, como el homicidio calificado de los dos adolescentes acontecido en la Villa Los Naranjos.

“Esta primera Sala del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal, reunida después del debate de rigor, ha arribado a la siguiente decisión: de acuerdo a la prueba testimonial, pericial, documental, gráfica, audiovisual y grabaciones de audio, rendidas en las audiencias, han sido estimadas como suficientes para tener como acreditados, más allá de toda duda razonable, los siguientes hechos: aproximadamente a las 11:55 horas del 3 de febrero de 2020, en el pasaje Gustavo Olivares, F.A.S., alias ‘Panchirri’, disparó en múltiples ocasiones su arma de fuego 9 milímetros en contra una camioneta Chevrolet, propiedad de F.A.O.O, ocasionándole daños avaluados en más de $2.000.000”, señaló el juez Weishaupt Milner.

Agregó que “el 21 de febrero de 2020, alrededor de las 22:45 horas, en circunstancias que las víctimas menores de edad se trasladaban por diversas calles de la comuna de Ovalle, en una camioneta marca Mitsubishi, arribando a la calle Los Olmos cerca del Crucero del Amor, en villa Los Naranjos, se estacionaron y detuvieron. Fueron seguidos en el trayecto por tres vehículos, uno en el que se movilizaba el imputado C.P.V. conjuntamente con el testigo C.C.A, otro en que se movilizaba L.G.P. , y un último vehículo en que se movilizaban F.J.A.S. , alias Panchito o Panchirri (conductor), F.S.M., alias Cototo, (copiloto) y E.B.M.M., alias Benja, posicionándose y deteniéndose los vehículos referidos, situándose detrás de la camioneta de las víctimas y descendiendo Panchirri y Cototo posicionándose por los costados de la camioneta, procediendo a efectuar ambos múltiples disparos en contra de las víctimas con sus respectivas armas de fuego, calibre 9 milímetros (incluso la misma utilizada para disparar contra la camioneta del primer caso), todo ello mientras los otros imputados les prestaban cobertura y protección desde los vehículos en que se movilizaban para llevar a cabo su acción homicida”, concluye.

Durante las audiencias la Fiscalía pudo demostrar incluso que una vez que los sujetos dispararon más de 20 veces contra los jóvenes, salieron huyendo del lugar, reuniéndose luego para celebrar su fechoría con unas cervezas.

El Ministerio Público aseguró que el móvil del crimen sería la venganza, toda vez que los imputados señalaban al adolescente y a su familia de haber asesinado a un amigo suyo, alias “Perrijo” quien sería testigo en un juicio contra el hermano mayor del joven, alias “El Pica”. La muerte de la joven sería un daño colateral de la venganza contra el joven.

Así el Fiscal Herbert Rohde solicitó para los principales implicados dos penas de cadena perpetua, otras dos penas de 15 años de presidio para C.P. y L.G., y dos penas de diez años para E.M.

“Pudimos aportar fotografías, escuchas telefónicas debidamente autorizadas, en una investigación paralela que se llevaba a cabo por parte de la Fiscalía de Análisis Criminal y focos Investigativos, contábamos con otros elementos de prueba constituidos básicamente por los whatsapp de los imputados, y había uno particularmente ilustrativo del día y hora de ocurrencia de los hechos, con lo que ocurría en tiempo real con relación a este lamentable doble homicidio calificado que sufrieron estas dos víctimas adolescentes. Era muy abundante la prueba y creemos que eso ha sido valorado positivamente a nuestro juicio, y acertadamente a nuestro entender por parte del Tribunal, que ha dado este veredicto condenatorio contra todos los acusados”, indicó Rohde

 

Defensa

Por su parte los abogados defensores de los acusados pidieron para L.G. y C.P bajar “hasta la pena única de 10 años y un día”,  unos 20 años de presidio para F.A. y F.SM., y cinco años para “Benja”.

La sentencia de los culpables será leída por los jueces el próximo viernes 1 de octubre, en horas de la tarde.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X