• Se espera que en los próximos días el sumario administrativo en contra del oficial acusado esté listo.
Las denuncias interpuestas por cinco funcionarias van dirigidas a uno de los capitanes de la Tercera Comisaría de Ovalle. De acuerdo al testimonio, el aludido se habría aprovechado de su rango para perjudicar las labores de ellas. En tanto, el capitán investigado fue trasladado a otra repartición, sin tener servicios a su cargo.

Una grave acusación se ha denunciado al interior de la Tercera Comisaría de Ovalle. Se trata de una serie de supuestos episodios de acoso laboral y sexual que habrían sufrido al menos cinco funcionarias desde hace algún tiempo (una de ellas asegura que desde el 2015) por parte de un capitán de esa repartición.

Las declaraciones fueron interpuestas el pasado 27 de marzo y en ellas las uniformadas dan cuenta de una seguidilla de hechos en donde el aludido se habría valido de su rango y de su función específica al interior de dicha comisaría para perjudicar directamente las labores de ellas y en consecuencia, sus carreras.

TESTIMONIOS EN LA DENUNCIA

De acuerdo al documento al que tuvo acceso El Ovallino, las cinco declaraciones coinciden en un supuesto abuso de poder y manifiestan una serie de situaciones en donde el funcionario investigado además se habría insinuado directamente a las uniformadas en reiteradas ocasiones.

En el documento, una de ellas menciona que la negación a una salida a cenar con él, se vio reflejada en sus servicios, los cuales eran guardias constantes y turnos extenuantes y hasta poco comunes. La uniformada habría dicho que constató que esas modificaciones fueron hechas expresamente por el aludido.

Otro de esos testimonios menciona que “pide que salgamos a lugares privados juntos a cambio de tener un mejor pasar en la institución”.  Y agrega: “me sentí pasada a llevar y vulnerable en mi aspecto profesional”.

Otras de las declaraciones dejan en evidencia presuntas situaciones en donde el uniformado habría realizado proposiciones de carácter sexual, de manera directa. Tras negarse a la propuesta, una de ellas habría constatado la seguidilla de problemas en su labor: “había ordenado que me tenían que sacar de la guardia, provocando un resentimiento de angustia de no poder trabajar de forma adecuada y me sentí totalmente vulnerada”. Además agrega: “yo siempre he sentido acoso laboral”.

Una de ellas mencionó en su relato, que “se encontraba molesto conmigo debido a que en su momento él me había propuesto una invitación a salir, la cual no acepté, por tal motivo me sentí pasada a llevar en mi calidad de mujer”. La misma funcionaria dijo en el documento que “me manifestó en una oportunidad que si deseaba tener un mejor puesto, mejores servicios, que no haría noche, pero que ya sabía lo que tenía que hacer”.

En cuanto a las denunciantes, se les dio a conocer que el acusado fue separado de sus funciones administrativas y de su responsabilidad de mando, lo que implica que ya no está realizando labores en la Tercera Comisaría de Ovalle y fue trasladado a la Prefectura Limarí-Choapa, ya que mientras esté el sumario en curso está impedido de ejercer su mando.

Además hoy lunes un psicólogo se reunirá con las denunciantes. Se estima que en 10 días el sumario esté listo.

CARABINEROS INVESTIGA DENUNCIAS

En tanto, el jefe de la IV Zona de Carabineros, general Rolando Casanueva, en líneas generales expresó que “apenas se tomó conocimiento se dispuso dar cuenta a la Fiscalía, está todo judicializado a través  de ella en Ovalle. Además dispusimos del sumario administrativo”.

El general indicó que la acusación sólo hace alusión a abuso laboral. “Es lo único que tenemos hasta el momento”. Al mismo tiempo explicó que en cuanto a  las supuestas insinuaciones, “tiene que ser determinado por la Fiscalía, tanto la administrativa como la Fiscalía local”.

Precisamente por estar en proceso dicho sumario, evitó referirse más en profundidad al tema.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X