Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
En una operación llamada Manto Verde la PDI junto a la Fiscalía desbarató, luego tres meses de investigación en la que se apoyaron en escuchas telefónicas autorizadas, a un clan familiar punitaquino dedicado a la producción y al tráfico de droga. Cinco camionetas, un vehículo menor, teléfonos celulares, 13 millones de pesos en efectivo y municiones para escopeta fueron incautados en el procedimiento

Este fin de semana un complejo operativo se llevó a cabo para desmantelar una banda familiar de Punitaqui dedicada a la producción y tráfico de droga. Siete personas resultaron detenidas en la Operación Manto Verde, que incluyó la incautación de distintos elementos para la producción, protección y traslado de la droga.

El prefecto regional de PDI Ricardo Navarro, explicó que sería la coordinación entre el organismo investigativo y la Fiscalía de Ovalle, quienes lograrían desbaratar la banda criminal compuesta por al menos siete personas, entre ellos uno de nacionalidad argentina.

“Esta familia se dedicaba al tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas, y tras la investigación, se logró incautar 61 kilos de cannabis sativa, y 4.050 plantas vivas de cannabis que estaban en etapa de crecimiento, así mismo seis vehículos, radios de comunicación, equipos de telefonía celular, 13 millones de pesos en efectivo, además de municiones de escopeta”.

Señaló Navarro que los sujetos fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía, quedando cinco de ellos en prisión preventiva, uno con arraigo nacional, y otro con arresto domiciliario total.

“Estas operaciones son complejas, y en especial ésta, porque los detectives de la brigada antinarcóticos, tuvieron que desplazarse más de tres horas al interior de quebradas y valles en la comuna de Punitaqui, que son caminos de difícil acceso que dificultan las labores en terreno. Lo que facilita este tipo de operaciones es el apoyo que recibimos nosotros de la brigada aeropolicial para poder detectar y desarticular estas bandas”, indicó el funcionario refiriéndose al transporte de personal y la extracción de la droga que se realizó con la ayuda de un helicóptero.

Por su parte el comisario Miguel Cabezas, Jefe (s) de la Brigada Antinarcóticos de la PDI, señaló que la banda estaba muy bien organizada ya que contaban con un líder, transportistas e incluso un “punta de lanza”, que iba en un vehículo taxi colectivo y le indicaba a los conductores de las camionetas sobre los operativos en carretera.

“Esta organización tiene sujetos que custodiaban las siembras, otros dedicados a la cosecha, y otros quienes brindaban protección en puntos de altura con armamento de grueso calibre, para proteger estas plantaciones de quitadas de drogas de parte de otras bandas. Tenían habitaciones habilitadas para sus ‘temporeros’, quienes se dedicaban a producir esta cosecha de cannabis. Esto ya no es un simple cultivo, sino que es una empresa dedicada al tráfico de droga” indicó.

Judicialmente

En tanto el jefe de la Fiscalía local de Ovalle, Carlos Jiménez, explicó que el grupo familiar punitaquino fue formalizado por el delito de tráfico ilícito de droga, plantación y cultivo de cannabis y posesión de municiones, entre otros delitos.

“El grupo familiar, que era el grupo principal, quedó con la medida cautelar de prisión preventiva, mientras dura la investigación. Se fijó un plazo inicial de 90 días de investigación. Gracias al trabajo investigativo, sobre todo el análisis de las escuchas telefónicas que fueron autorizados por el Juzgado de Garantía de Ovalle, se logró determinar que este grupo familiar tenía a cargo un sinnúmero de personas destinadas tanto al cuidado de la plantación, como a la poda o cosecha de la misma. Además de otros roles como el transporte hacia la ciudad de Santiago, así que es una organización con fines bien definidos que logramos desbaratar”, señaló el Fiscal.

Explicó que el tráfico de droga tiene una pena de presidio mayor en su grado mínimo, así que los involucrados arriesgan penas desde los cinco años y un día hasta los 10 o 15 años dependiendo de las circunstancias modificatorias que concurran.

“En este caso con lo que logramos incautar, entre los vehículos, elementos utilizados para estas actividades ilícitas, eso también es relevante porque sacamos de circulación cinco camionetas de alta gama que tendrán un destino judicial”, apuntó.

 Coordinación

Por su parte el gobernador del Limarí, Iván Espinoza, destacó la labor institucional que hay detrás del operativo.

“La PDI por años lleva preparando a sus detectives de esta brigada Antidrogas y contra el crimen organizado, pero además el apoyo de esta brigada aeropolicial, da frutos y resultados. Esto lleva mucho tiempo, elaborándose, trabajándose, analizándose científicamente y con mucha inteligencia policial, por lo tanto lo que estamos viendo hoy día es fruto de un trabajo profesional inmenso, y eso hay que destacarlo y eso significa también, remotivar reorientar y usar todas nuestras fuerzas y recursos para combatir este flagelo que existe en nuestra sociedad y que necesita este grado de organización”.

Autoridades estiman que se logró sacar de circulación unas cinco millones de dosis de marihuana, lo que equivale a 20 mil millones de pesos en el mercado ilícito.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital