• El locatario y presidente del sindicato Emprendedores del Limarí, Claudio Ahumada, muestra uno de los puestos robados.
  • El ladrón al escapar rompió una de las panderetas en la entrada de la vega.
  • Las artesanías robadas fueron avaluadas en cien mil pesos.
Crédito fotografía: 
Luciano Alday Villalobos
Durante la tarde del 19 de septiembre, mientras el comercio se mantenía cerrado, el guardia del lugar sorprendió in fraganti al ladrón, quien al verse descubierto se dio a la fuga.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

 

Por razón de fiestas patrias la Vega Chica de Ovalle se mantuvo cerrada durante el fin de semana. El domingo 19 de septiembre, mientras los comerciantes disfrutaban en sus casas de un merecido descanso junto a sus familias, en el recinto un hombre aprovechaba la ocasión para intentar robar algunos de los productos resguardados.

Los locales que sufrieron el robo son aquellos que fueron más recientemente instalados, ya que estos puestos están bajo un toldo, y todavía no cuentan con la estructura de madera que protege los puestos más antiguos del lugar.

El hecho ocurrió a eso de las tres de la tarde cuando el guardia de la vega se encontraba rondando el lugar, a pleno luz del día sorprendió al ladrón, quien al verse descubierto se dio a la fuga saltando la pandereta de la entrada del recinto en calle Pedro Montt. La pared cedió, provocando la caída del ladrón, quien igualmente logró escapar.

El presidente del sindicato Emprendedores del Limarí, Claudio Ahumada, fue inmediatamente avisado de lo sucedido, por lo que junto a los otros locatarios se trasladó hasta la Vega Chica para corroborar las pérdidas.

De esta manera se concluyó que el antisocial logró llevarse artesanías de mosaicos, las cuales fueron avaluadas en cerca de 100 mil pesos. También había dos bolsas con ropa sustraída del lugar, pero estas finalmente fueron abandonadas por el ladrón al momento de arrancar.

“El guardia cumplió su labor, hay que destacarlo, porque es una labor arriesgada ya que uno nunca sabe si el ladrón viene armado no”, señaló el presidente del sindicato Emprendedores del Limarí, Claudio Ahumada.

La muralla destruida fue parchada durante la tarde por los mismos locatarios para así evitar un futuro robo, a la par, las emprendedoras afectadas hicieron la denuncia correspondiente a Carabineros, “nosotros tenemos dos cámaras acá, las cuales van a revisar desde el municipio y desde carabineros, ojalá se pueda dar con el paradero de esta persona, por el momento solo podemos decir que era un hombre delgado, esas son las únicas características que reconoció el guardia”, apuntó Ahumada.

 

Experiencia pasada

 

Estos mismos locales de la Vega Chica ya habían sufrido de un robo en la navidad del año pasado, cuando tenían menos de un mes instalados en el recinto. “Ese robo fue mucho más grande, a una locataria le robaron casi todo, porque se saltaron por el costado, esa vez se metieron de noche, nosotros teníamos dos guardias en ese tiempo, uno de la municipalidad y otro propio, pero usted sabe que los ladrones igual se las ingenian para ser sigilosos cuando quieren lograr su objetivo”, recordó sobre ese momento Claudio Ahumada.

“No hemos tenido ningún otro robo concretado, porque nosotros como locatarios cuando vemos que entra algún ‘mechero’, como se les llama, nos vamos avisando por WhatsApp y así vamos vigilando los pasillos”, agregó el dirigente sindical.

Esta vulnerabilidad que tienen los puestos más nuevos del recinto estaría pronto a solucionarse según relata Ahumada, “ellas cuentan con toldos, con la municipalidad estamos tramitando para que puedan tener unos puestos iguales a los que están al fondo, con techo, desde la oficina de fomento productivo nos dijeron que ya salieron a licitación, por el tema de la pandemia se habían demorado porque han subido los precios”.

 

Inversión en seguridad

 

Claudio Ahumada explica que están tomando todas las medidas necesarias para que la Vega Chica no vuelva a sufrir robos, “hoy en día nos estamos resguardando, tenemos guardias, invertimos dinero como sindicato, y cualquier deficiencia que tengamos vamos a tratar de mejorarla, uno con los errores va aprendiendo en el camino, queremos trabajar en conjunto y trabajar con los socios para que no vuelva a pasar esto”, señaló el presidente sindical, adelantando que “se nos vienen grandes proyectos que ya luego vamos a avisar, son proyectos buenos para toda esta gente ovallina emprendedora y trabajadora”.

A la par, se ha trabajado en dar a conocer a toda la comunidad ovallina este recinto que no tiene más de un año desde su instalación, “nos ha costado, empezamos en pandemia, lo cual ha sido muy difícil para todas las personas que están trabajando, hay mucha gente que no sabe dónde está la vega chica, entonces hemos pagado publicidad y eso nos ha resultado”, puntualizó Ahumada.

En cuanto a rencillas internas entre locatarios, el presidente del sindicato Emprendedores del Limarí hizo un llamado a sus compañeros para dejar de lado las diferencias y trabajar juntos en el crecimiento del lugar, “cuando hay enojo la gente siempre trata de culpar a alguien, normalmente se culpa a la persona que está a la cabeza, que en este caso soy yo, quiero decirle a esas personas que estén tranquilas, que vamos a seguir mejorando el tema de seguridad, todos los temas los iremos viendo en las reuniones, tomando decisiones entre todos, las decisiones deben ser tomadas en conjunto”, concluyó Claudio Ahumada.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital