Crédito fotografía: 
Cedida
Especialistas del Gope explicaron a El Ovallino cómo frustraron el intento de secuestro y robo que se registró hace una semana en la ruta que conduce a La Serena, cuando estando de franco, decidieron actuar rápidamente en el lugar, por el que pasaban por casualidad.

La mañana del miércoles 16 sería un recorrido normal para dos funcionarios de Gope de Carabineros que terminaban su turno y regresaban a sus hogares, pero la casualidad los colocó en el lugar indicado para el que se han preparado durante su vida profesional. Diario El Ovallino conversó con ellos y pudieron explicar cómo estuvieron en el lugar y cómo resolvieron la situación de robo.

Ese miércoles de la semana pasada era el día escogido por una banda de antisociales para perpetrar el robo a un camión de Chile Tabacos y cargar con mercancía y efectivo valorados en más de 60 millones de pesos. Quizás el plan hubiese resultado, pero la casualidad le jugó en contra a la banda.

Justo cuando los delincuentes ya habían sometido y golpeado al conductor del camión para sustraer la mercancía, los sargentos A.M.V, quien iba conduciendo su auto particular, y C.C.V. quien viajaba de copiloto, aparecieron en la ruta con dirección a Ovalle para regresar a sus respectivas casas luego de terminar su turno de guardia en La Serena.

Los funcionarios, quienes tienen 23 y 19 años de servicio respectivamente, pero ambos con 14 años en las filas del Grupo de Operaciones Policiales Especiales, supieron que algo andaba mal cuando vieron que el camión blanco de la empresa tabacalera retrocedía en la carretera a la altura del kilómetro 40 antes de llegar al Peaje de Las Cardas, y pocos segundos después eran víctimas de los “miguelitos” que los antisociales habían arrojado al pavimento.

“Tenemos años trabajando juntos, de hecho fuimos compañeros de curso, y ya sabemos cómo trabaja el otro. Cuando vimos el camión en reversa y los miguelitos de una vez comenzamos a pensar rápidamente que algo malo estaba pasando, y lo primero que nos imaginamos fue en otro robo al peaje Las Cardas”, indicó el uniformado.

Sin cobertura

Comenta C.C.V. que una vez se detuvieron con los neumáticos pinchados, se alejó unos pasos e intentó comunicarse con la central para reportar la situación, pero no tenía cobertura y hasta ese momento no sabía por qué. Un par de segundos después una camioneta azul les pasó muy rápido por un lado y luego divisaron el camión blanco con varios ocupantes dentro, y tomando una saliente del retorno, pero desde donde estaban no divisaban su camino.

“Corro al vehículo a buscar mi arma y le digo al compañero que algo está pasando, y esperamos un par de segundos por si el camión cruzaba en el retorno. Como estábamos pinchados no podíamos iniciar una persecución, pero corrimos a una pequeña lomita y estaban los sujetos descargando el camión. Ahí sin hablar cada uno sabía lo que tenía que hacer”, refirió.

Señaló que se ubicaron como bordeando a los sujetos y bajaron la loma dando la voz de alto, a lo que uno de los antisociales disparó y recibieron disparos en respuesta.

“Uno está preparado para esto. Tiré unos balazos al suelo para intimidar, porque vi rápidamente el sujeto jamás fue una amenaza para mí. Los tipos salen arrancando y nosotros lo primero que hacemos es ver que la víctima esté en buen estado. Es cuando salimos a perseguir a los sujetos y atrapamos al primero de ellos. Lo contenemos y es cuando vimos que éramos dos contra al menos cuatro, así que teníamos que pedir refuerzos”.

Indicó que cuando regresan al auto de los delincuentes, con el primero de los detenidos, es cuando consiguen el inhibidor de señal, y por eso el GPS del camión no funcionaba, ni los celulares tenían señal. Una vez que llaman a los refuerzos, le dejaron la búsqueda a sus compañeros del Gope, colaborando además con la operación.

“Nosotros estuvimos siempre claro de lo que teníamos que hacer. Fue diferente a otros procedimientos porque a este llegamos por casualidad. Nosotros pudimos no hacer nada en el momento, pero nos hemos preparado para actuar en esta situación y sabíamos que teníamos que hacerlo. A pesar de que éramos solo dos, todo funcionó bien, así que quedamos con la conciencia tranquila de que hicimos lo que teníamos que hacer”, indicó.

Actitud

En tanto el coronel Carlos Rojas, prefecto Coquimbo, valoró en el momento el actuar de los funcionarios, quienes estando de franco, decidieron actuar rápidamente en el suceso. “Destaco la actitud, ya que al no estar de servicio se percatan de este delito y no dudan  conforme a su vocación de servicio a actuar y repeler el asalto”.

Los uniformados lograron incautar armas, municiones, el inhibidor de señal, pasamontañas y otros elementos para el robo. El primero de los dos detenidos registró antecedentes penales por otros delitos.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital