Crédito fotografía: 
Cedida
La Fiscalía de Ovalle formalizó la investigación por la ley de drogas y la ley de control de armas a dos de los detenidos del caso, uno de ellos el ex carabinero, a quien no le fijaron medidas cautelares, a diferencia del segundo imputado.

El pasado miércoles 10 de febrero un carabinero fue dado de baja tras verse involucrado en el cultivo de más de 650 plantas de marihuana en la localidad de Salala.

Junto al ahora ex funcionario policial fueron detenidos otros dos civiles en el lugar, quienes presuntamente tendrían vinculación con el caso.

Durante la jornada de ayer, viernes 12 de febrero, la Fiscalía de Ovalle formalizó la investigación a dos de los detenidos, a ambos se les investigará por los delitos contemplados en la ley 20.000, la cual sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas. También fueron formalizados por la ley de control de armas, ya que según los antecedentes uno de ellos portaba un arma de fuego tipo escopeta. La investigación tendrá un plazo de 120 días.

Entre los dos imputados formalizados se encontraba el ex carabinero, a quien no se le fijaron medidas cautelares, es decir, queda en libertad mientras se desarrolla la investigación que podría llevar a un eventual juicio. Por otra parte, el segundo imputado sí se le aplicaron estas medidas, ya que deberá cumplir arresto nocturno y arraigo nacional.

Por su parte, el tercer detenido tan solo fue apercibido.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X