Crédito fotografía: 
Archivo
El Ministerio Público tomó conocimiento de al menos tres casos de abuso sexual y violación hacia ex estudiantes del colegio local Amalia Errázuriz e inició una investigación en la que solicitó las labores de la Brisex de la Policía de Investigaciones, para conocer los alcances y detalles de las posibles agresiones y delitos cometidos

Tras la denuncia hecha pública por varias ex estudiantes del Colegio Amalia Errázuriz sobre violaciones y agresiones sexuales cometidas por sus propios ex compañeros de clases y amigos, la Fiscalía local inició una Investigación de Oficio, para determinar la certeza y el carácter punitivo de los hechos.

Aunque en entrevista con El Ovallino, una de las víctimas de la situación señaló que todavía se estaba asesorando y estaba estudiando hacer la denuncia formal, aunque la haría sólo si su condición se viera amenazada por una posible querella por injuria por parte del alumno señalado de abuso.

“Hemos tenido asesoría legal de la Seremi de la Mujer, de la Superintendencia de Educación y de algunos abogados, pero yo decidí no denunciar a los abusadores a menos que ellos decidan denunciarme por injurias y calumnias, porque más que nada el proceso es súper difícil y no sé si lo pueda enfrentar en este momento”, explicó María Jesús Chacón, quien relató que en sus tiempos de estudiante en la institución fue una de las víctimas de abuso sexual.

Aun así la Fiscalía puede iniciar de tres maneras la investigación de un hecho que considere que reviste características de delito: por denuncia, por querella, o de oficio, es decir, por propia iniciativa. En este último caso, se inicia cuando los fiscales toman conocimiento personal o presencial de la comisión de un delito.

En acción

Tras las denuncias públicas, la Fiscal Rocío Valdivia señaló que tomó conocimiento de hechos que podrían ser constitutivos de delitos de connotación sexual contra ex alumnas en el período en el que cursaban la enseñanza media.

“En ese sentido, como se desconocía tanto la identidad de las víctimas como de los presuntos agresores, la Fiscalía decidió abrir una Investigación de Oficio con la finalidad de determinar tanto la identidad de las víctimas como de los imputados, así como el lugar y época en los cuales estos hechos ocurrieron, diligencias que fueron encargadas a la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI en la comuna de La Serena”, adelantó la persecutora.

Serían al menos tres los casos denunciados a través de una nota realizada por el equipo de prensa de TVN, aunque las víctimas aseguraron  El Ovallino que esa sería una práctica recurrente entre los estudiantes de la institución y que seguramente serían más los casos que por diversas razones no se han dado a conocer públicamente.

“En este caso como en todos aquellos casos que investiga la Fiscalía se hace absolutamente relevante contar con la participación de las víctimas, por lo cual les aseguramos a ellas que esta investigación será llevada adelante con total seriedad, compromiso y rigurosidad con la finalidad de esclarecer los hechos”, puntualizó Valdivia.

Los hechos narrados por las ex estudiantes habrían sucedido principalmente en 2015 y 2017, cuando las víctimas y sus agresores tendrían entre 15 y 17 años de edad aproximadamente, lo que en la legislación nacional contempla declarando en la Ley 21.160 como imprescriptibles los delitos sexuales cometidos contra menores de edad. También la Ley 20.084, establece un sistema de responsabilidades para los adolescentes que cometan infracciones a la Ley Penal, y establece las normas en cómo serán considerados quienes teniendo entre 14 y 18 años, sean responsables de hechos punibles.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital