• El hombre identificado como Luciano Ordoñez Silva, se mantenía prófugo y fue encontrado en el sector de La Rinconada en Punitaqui.
Luciano Ordoñez Silva era buscado por la justicia. Ahora deberá cumplir cinco años y un día de cárcel por el homicidio contra Benito Araya Ordenes, quien falleciera por un traumatismo encéfalo craneano el 21 de diciembre del año 2014.

Detectives de la Brigada de Investigación Criminal de Ovalle lograron dar con el paradero de un sujeto de 31 años de edad, quien era intensamente buscado por los tribunales de justicia.

El hombre identificado como Luciano Ordoñez Silva , se mantenía prófugo y se encontraba condenado por el delito de Homicidio en contra de Benito Araya Ordenes, quien  falleciera por un traumatismo encéfalo craneano el 21 de diciembre del año  2014.

La víctima de 78 años de edad fue golpeada por su agresor con un fierro en su cabeza, el 17 de diciembre al interior de su vivienda particular ubicada en Villa Vieja en la comuna de Punitaqui. Ambos habrían discutido por el pago de una suma de dinero, por lo que el joven lo atacó con el objeto contundente. 

Cuatro días después el hombre  falleció en el Hospital Antonio Tirado Lanas, por las graves heridas ocasionadas.  

“El imputado para evadir los controles policiales, se cambiaba constantemente de domicilio y de su fisonomía. Finalmente fue detenido en el sector de La Rinconada , comuna de Punitaqui”, indicó el comisario Raúl Muñoz , jefe Bicrim Ovalle.

El sujeto fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de nuestra comuna y luego deberá ser trasladado a la cárcel para cumplir una pena efectiva de 5 años y un día, aquello luego que el día 1 de septiembre se dictara la sentencia contra el homicida. 

Recordemos que en el mes de agosto la Fiscalía de Ovalle logró probar la responsabilidad de Ordóñez Silva, en un delito de homicidio.

ANTECEDENTES

La víctima, durante los días previos a su deceso, no logró imputar a nadie en específico como autor de su agresión. La Fiscalía y la policía comenzaron así a dilucidar el caso mediante un metodológico y estratégico trabajo de investigación.

Para aquello, se realizó un empadronamiento exhaustivo en Villa Vieja y fueron surgiendo antecedentes que podrían dar luces con lo ocurrido. Pese a que hasta ese entonces el sospechoso tenía una coartada, testigos lograron verlo el día de los hechos llegar en un vehículo y retirarse raudamente cerca de las 21:30 horas del día de la agresión.

Posteriormente se reunieron otros testimonios en torno al uso del vehículo por parte del acusado.

El fiscal Jaime Rojas solicitó entonces cotejar la versión del acusado, la cual no tuvo sustento en el tiempo. Se encontró el arma homicida y debió realizarse la exhumación del cuerpo de la víctima el 28 de diciembre del 2016.

Fue así como a dos años de la muerte de la víctima, el Servicio Médico Legal, la Brigada de Homicidios de la PDI, del Laboratorio de Criminalística, coordinados por la Fiscalía, realizaron este proceso, para profundizar la forma en que falleció el afectado.

El imputado terminó por reconocer los hechos, ante el cúmulo de evidencia reunida.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X