Crédito fotografía: 
Archivo
¿Existe cultura preventiva ante incendios?, ¿estamos conscientes de las precauciones que debemos tener para evitar accidentes al interior de nuestro hogar?, estas son algunas de las interrogantes que nos llevan a pensar en las verdaderas causas de un incendio estructural, donde la mayoría de las veces son a causas de desperfectos eléctricos.

Una de las principales causas de incendio estructural es producida por fallas eléctricas. Pocos toman el peso de lo que significa las instalaciones de este tipo en nuestros hogares y muchas veces ni siquiera se le da la importancia necesarias a las medidas preventivas a la hora de realizar trabajos eléctricos en una vivienda.

En el último mes, al menos cuatro fueron los incendios estructurales que se registraron en la ciudad Ovalle. La gran mayoría con grandes pérdidas donde la causa mayoritaria es recalentamiento eléctrico y cortes.

Durante las últimas emergencias en la comuna, según el comandante del Cuerpo de Bomberos de Ovalle, Drago Yurín, las causas más frecuentes son los recalentamientos eléctricos, “eso ha sido porque hay artefactos que consumen y tiene consumo más allá de los que puede entregar una casa habitación. Las casas generalmente traen un interructor termomagnético de 15 amperes y hay algunos accesorios electrodomésticos que consumen más, por ejemplo; el microondas, el hervidor eléctrico, calientacamas y eso ha hecho que se produzcan algunos incendios por el recalentamiento de los conductores tras consumir más corriente de lo que ha sido instalado en la vivienda”, explica el voluntario.

Otras de las causas frecuentes se centran en los anexos que muchas veces no son realizados por un especialista certificado. “La gente desconoce que un artefacto pueden consumir más corriente de la que antiguamente usan las casas. Por ejemplo el horno eléctrico consume bastante corriente, el microondas que también es eléctrico y si le sumas también los cargadores de celulares – que igual es más poco el consumo-, vas sumando y así recalientan los conductores, se quema el aislante y se produce el incendio”, señala Yurín.

Asimismo, el Ingeniero en Prevención de Riesgos y director de Carreras Área Ingeniería de Santo Tomás Ovalle, Luis Huerta explica que otras de las causas “pueden ser cables y/o enchufes flojos o pelados, extensiones sobrecargadas, ampolletas con un voltaje incorrecto, interruptores con circuitos viejos; y no se necesita más que un toque o golpe con estos, para que se genere una chispa y se comience un incendio”.

QUÉ HACER

Uno de las principales medidas que recomienda comandante de Bomberos, es la instalación correcta y responsable en las viviendas, “la idea es que cuando realicen una nueva construcción en la misma casa, sea por una personas certificada y que realicen las correspondientes mediciones para que la corriente no supere lo que está preparado un interructor termomagnético”.

Huerta, además señala que “es necesario revisar periódicamente las conexiones y contratar electricista especializado para certificar que las instalaciones cumplen con los estándares. También, se puede enseñar a los niños desde pequeños que no deben manejar electrodomésticos, estufas o cualquier tipo de objeto que pueda iniciar un incendio”.

Pero, ¿qué pasa cuando el incendio está declarado? el experto en prevención de riesgos, explicó que tomar medidas de prevención y preparación ante un incendio, es decisivo para mitigar el número de accidentes y muertes en este tipo de acontecimientos. “Para estar preparados y combatirlos, las personas deben saber cómo actuar en caso de que un incendio ocurra, considerando que los más vulnerables frente a este hecho, son los niños y adultos mayores; considerar también a las mascotas que pueden sufrir heridas y muerte en el caso de incendios, principalmente si no se toman las medidas adecuadas para su resguardo”, indica el especialista.

En relación a la preparación, es recomendable hacer un plan de escape con la familia para que todos sepan qué hacer en caso de que sea necesario. “Asegurarse de: que existan varias rutas de escape; que exista un lugar de reunión afuera (un árbol, un poste, la reja de un vecino, etc.); que los niños sepan que no deben esconderse cuando en la presencia de humo o llama, sino que procede el plan de escape y que los niños sepan que no deben regresar a la casa/habitación en llamas por ninguna razón”, explica Huerta.

NO EXISTE CULTURA PREVENTIVA

Ante la prevención y preparación de un incendio, el comandante de Bomberos de Ovalle comenta que la ciudadanía no cuenta con una cultura preventiva en estos casos. “En nuestro país no se tiene la costumbre de tener un extintor. Si todas las casas de la ciudad tuvieran un extintor a mano, sería excelente y así poder atacar en primera instancia el inicio de un incendio y se podría controlar la mayoría de estos siniestros”, manifiesta Yurín.

Además sostiene que “una manguera conectada a una llave también es una medida y podría controlar en primera instancia un incendio, pero lamentablemente las costumbre que hay acá no es esa, no estamos preparados”.

Por otro lado, Huerta agrega que es fundamental “enseñar a nuestros niños y familia en general sobre la prevención de incendios, es una responsabilidad de los padres y podemos incluir a los establecimientos educacionales”, finaliza.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X