Crédito fotografía: 
Cedida
Dos sujetos intentaron entrar en horas de la madrugada a las bodegas del Hotel Limarí en la Ruta D55, cuando fueron sorprendidos por Carabineros. Ya habían forzado varias puertas

Amparados en la oscuridad de la noche, dos sujetos intentaron entrar en las bodegas del Hotel Limarí, en la ruta D55 en el sector Santa Catalina, utilizando un diablito de hierro de 45 centímetros con el que ya habían roto las chapas de varias puertas.

Alertados por los trabajadores del lugar, personal de la Sección de Investigación Policial, SIP, de Carabineros llegó al lugar en silencio y revisó las cámaras de seguridad, constatando que los sujetos todavía estaban tratando de abrir algunas puertas y revisando algunas áreas buscando aquello que querían hurtar.

Era poco antes de las 4.00 de la mañana y los uniformados decidieron hacerle frente a los intrusos quienes al verlos intentaron salir corriendo, pero ya los Carabineros estaban muy cerca y lograron capturar al primero de ellos, identificado con las iniciales J.C.G.

El otro logró ganar un par de metros y se internó en un camino rural ubicado a un costado del hotel, pero igual ya era cuestión de segundos cuando el uniformado lo alcanzó y lo sometió. Este segundo sujeto, identificado como U.F.G. mantenía un teléfono celular marca LG, color negro, la suma de $32.000 y la llave de vehículo Chevrolet, que se encontraba estacionado en el camino rural a unos 40 metros aproximadamente de la bodega del hotel.

Ambos sujetos fueron trasladados hasta la 3° Comisaria de Carabineros Ovalle, para el procedimiento de rigor.

Al revisar con detenimiento el lugar, consiguieron vestimentas en el piso, las herramientas para forzar las puertas y se notaba como ya habían utilizado la fuerza para romper las chapas de al menos tres puertas del lugar.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X