• Por tierra y aire se movilizan los funcionarios del OS7 de Carabineros en la zona, utilizando además tecnología drone.
  • "Nuestra preocupación es erradicar el máximo de plantaciones y cultivos ilegales para no generar cifras negativas en relación a los delitos asociados al tráfico de drogas", aseguraron desde la PDI
Crédito fotografía: 
Cedida
Carabineros superó en más de 30 puntos porcentuales los decomisos en comparación al año pasado, mientras que la PDI está pronta a superar sus cifras a más de un mes de que termine el “Plan Cannabis”. Los esfuerzos se concentran en disminuir el tráfico de drogas y los delitos asociados a este ilícito.

Una lucha sin descanso contra los cultivos ilegales de cannabis es la que llevan adelante las policías en la región. Un trabajo que todos los años supone nuevos desafíos, por la cada vez más creciente presencia de plantaciones en la zona y el registro de organizaciones criminales dedicadas a la producción de esta droga, con incidencia directa en los delitos de tráfico, microtráfico y otros ilícitos asociados.

El verano es la época ideal para el crecimiento de estas plantas, por la condiciones climatológicas que permiten mejores cosechas, pero lo es también para que carabineros y detectives lleven a cabo sus planes para contrarrestar este delito, tarea que según los últimos reportes, tiene cada vez mejores resultados, con una tendencia al aumento en las incautaciones, pero que por otro lado, refleja además un crecimiento del mercado ilícito.

Aumento en cifras del OS7

Con un total de 46.124 plantas de cannabis decomisadas cerró en la región una nueva temporada del Plan de Erradicación de Plantaciones Ilegales, que cada verano lleva a cabo Carabineros en todo el país, a través del OS7. Las cifras muestran un gran aumento (33.5%) en comparación al período diciembre-febrero del año pasado, donde las incautaciones registraron 15.444 plantas.

Se trata de 80 cultivos ilegales detectados por los uniformados, lo que para el capitán Felipe Maureira es un resultado “sumamente favorable” y demuestra la efectividad del trabajo de la unidad especializada, que apoyada por tecnología que incluye el uso de drones y aeronaves institucionales, realizan un fuerte despliegue en terreno para detectar los lugares claves.

“Es un trabajo súper arduo, con largas jornadas de búsqueda caminando en los cerros hasta encontrar los cultivos (…) este departamento tiene un trabajo especializado en cuanto al tratamiento de la información y al análisis de los antecedentes previos a la materialización de los operativos que realizamos”, señaló el capitán.

Maureira explicó que en la región no existen plantaciones dedicadas al uso de marihuana con fines medicinales, como si ocurre en la zona centro y sur, sino que se trata de plantaciones directamente ligadas al mercado delictual y al microtráfico, razón por la que cada año se redoblan los esfuerzos.

Organizaciones criminales

Los casos principalmente se concentran en la provincia de Choapa, aunque en esta temporada se encontraron grandes plantaciones en el resto de la región, “en Elqui tuvimos una gran incautación en el sector de El Romeral y nunca se había visto algo así”, indicó Maureira, apuntando a una movilidad del delito.

El oficial explicó que los productores de cannabis sativa “se están transformando en organizaciones criminales dedicadas a esto, porque se organizan de tal manera que diferentes personas cumplen diferentes roles. Unas aportan con el capital, otros cumplen la labor de cuidadores de los cultivos, otros que se dedican a conseguir las semillas y están quienes se dedican a la distribución. Se dan las circunstancias claras para hablar de organizaciones criminales, que se dedican al cultivo ilícito de la cannabis y están lucrando ilícitamente a través de este negocio”, dijo.

80% del total incautado por la PDI en el Plan Cannabis 2018 se ha logrado a la fecha en 2019, quedando un mes para finalizar la estrategia.

Se trata de sectores en su mayoría rurales y con poca cobertura policial, donde “pobladores ven en este ilícito cierta ganancia que les permite sustentarse (…) la mal llamada rentabilidad que les pudiera dar este negocio a las personas genera mejores ingresos que una actividad lícita, como la ganadería y la agricultura”, sostuvo.

El plan de Carabineros inicia cada mes de diciembre y termina en febrero, con una tendencia al alza en cuanto a las incautaciones, según demuestran las cifras.

Plan de la PDI en desarrollo

El “Plan Cannabis” de la PDI se encuentra en pleno desarrollo, comenzó en diciembre y terminaría a principios del mes de abril. Hasta la fecha, los detectives han extraído ya 36.367 plantas, un 80% de la totalidad de lo incautado en la totalidad del plan del año pasado y según el análisis criminal de la Brigada Antinarcóticos, también hay una tendencia al aumento que se proyecta un resultado final cercano a los 45 mil.

"Nuestra preocupación es erradicar el máximo de plantaciones y cultivos ilegales para no generar cifras negativas en relación a los delitos asociados al tráfico de drogas", subcomisario Patricio Zelada, jefe de la Briant Los Vilos

Con las incautaciones realizadas por las brigadas fuera de las diligencias del plan, la cifra de la PDI aumenta 48.711 plantas. “Nuestra preocupación es erradicar el máximo de plantaciones y cultivos ilegales para no generar cifras negativas en relación a los delitos asociados al tráfico de drogas. Como unidad especializada estamos con una mirada de que esto no siga creciendo”, declaró el subcomisario Patricio Zelada, jefe de la Briant Los Vilos.

El detective destacó como un hecho positivo “que ambas instituciones estén trabajando contra el flagelo del mundo de las drogas (…) es importante el despliegue que se realiza, porque mientras más gente pueda operar, es mucho mejor, este es un principio importante para los intereses de la comunidad”, agregó.

La particularidad de Choapa

Cada temporada las brigadas reciben instrucciones desde el nivel central. En la región, los esfuerzos siguen concentrados mayoritariamente en la Provincia de Choapa, donde hay una gran concentración de plantaciones de cannabis sativa.

“Aquí se da la particularidad de los terrenos y la geografía. No es una zona donde llueva mucho, pero sin perjuicio de eso, las personas que tienen cultivos realizan piscinas para el riego. Se dan las condiciones climáticas para el desarrollo de la madurez de la planta y también la sumidad florida se da de mejor calidad”, dijo explicó el subcomisario Patricio Zelada, jefe de la Briant Los Vilos.

El desarrollo y operatividad de la Briant se basa en el análisis y estudio de los sectores con mayor índice de producción de especies vegetales del género cannabis, por ello y mediante la utilización de elementos técnicos y despliegue de oficiales capacitados, dirige sus esfuerzos en la erradicación de la producción ilegal de esta droga, para evitar su distribución y comercialización.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X