Crédito fotografía: 
Cedida
En varios puntos de la región la comunidad alertó por el peligroso uso de pirotecnia, un escenario que se repitió a lo largo de todo el país. Al respecto, ciudadanos alegaron falta de control y fiscalizaciones. Desde Carabineros detallaron las labores preventivas desarrolladas en la zona, las que no lograron controlar del todo el fenómeno y se muestran esperanzados en que la nueva legislación aminorará este problema, al tipificar como delito la fabricación, almacenamiento o venta de estos elementos.

Fue una problemática a nivel nacional. Las restricciones propias de la pandemia, el amplio despliegue de fiscalizaciones a lo largo del territorio y la suspensión de los shows pirotécnicos, no fueron impedimento para quienes, de manera ilegal y causando temor, utilizaron fuegos artificiales para la celebración de Año Nuevo 2021.

Desde distintos sectores de la Región de Coquimbo, la ciudadanía hizo sentir su indignación por estos actos que, por suerte, no terminaron en tragedia, pero que suponen un peligro enorme y que pueden tener un sinfín de consecuencias negativas. 

Son conocidos los daños que el uso de pirotecnia puede causar en niños con Trastorno del Espectro Autista y mascotas. También pueden generar incendios y otros incidentes y, si son ilegales, significan un mayor riesgo, incluso en el solo hecho de su manipulación. 

El Día consultó a través de sus redes sociales y los lectores son categóricos al recalcar que fue un problema que se vivió “en todos lados”. “Una vergüenza, acá en Las Compañías tiraban fuegos frente a la comisaría”, indicó el usuario Felipe Fredes a través de Twtitter. “En Sindempart se volvieron locos”, comentó, por otra parte, Constanza Ocaranza en nuestro fanpage.

La indignación fue dirigida a las autoridades policiales y el poco –o casi nulo- control que alegan algunas personas. Sin embargo, otros usuarios de redes sociales, como Víctor Edmundo, indicó que “no puede ser todo fiscalización, tenemos que aprender a ser responsables”. En la misma línea Angélica Celis señaló en Facebook que “lo triste de ver que la gente no se apega a la ley es que exigen que los gobernantes sí lo hagan”.

Fiscalizaciones e incautaciones 

¿Existió fiscalización? Consultados, desde Carabineros detallaron a El Día que en las jornadas previas a la festividad se realizaron diligencias que culminaron con la detención de dos personas y la incautación de elementos pirotécnicos, además de varias denuncias que se realizaron por el uso de estos elementos en la región.

Los procedimientos preventivos terminaron con detenidos en el sector de Cerro Andacollito, en Vicuña, y San Juan, en Coquimbo. En la primera se detectaron tres baterías de 16 tiros y 24 tronadores listos para ser activados. En la comuna puerto, fue detenido un hombre que vendía fuegos de artificio en plena feria, además de drogas y cigarros de contrabando.

Las denuncias en la noche de Año Nuevo, por otra parte, llevaron a los uniformados hasta el sector de Las Encinas, en Coquimbo, donde se efectuaban lanzamientos de estos elementos desde un domicilio. Situación que se repitió en varios otros sectores de la conurbación pasada la medianoche.

De una falta a un delito

El teniente coronel Francisco Aravena, subprefecto administrativo de la Prefectura de Carabineros Coquimbo, recordó que el “fabricar, almacenar o vender estos elementos es considerado hoy solo una falta”, por lo que podrá realizarse un trabajo más focalizado una vez promulgada la nueva ley que tipificará estas acciones como un delito.

La nueva legislación, que cambiará el tipo penal actual, tendrá “penas mucho más gravosas y con aplicación de multas para los responsables”, acotó el uniformado.

Los ojos del Gobierno también están puestos en la iniciativa, que pronto será promulgada. El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, valoró que el Congreso tramitara “de manera bastante ágil” esta ley, lamentando que “hay mucha gente que cree que usando la pirotecnia está desafiando a la autoridad y más que desafiar a la autoridad están desafiando a sus propios vecinos”.

Cabe señalar que desde el 24 al 31 de diciembre de 2020 se requisaron 148.966 de estas especies en todo el país.

Mancha en un año nuevo sin mayores inconveniente

El general Pablo Onetto, jefe de la Defensa Nacional, indicó que se trata de “un tema complejo” y que contrasta con el comportamiento de la población en general en otros aspectos de la festividad. Así, por ejemplo, no se registraron los principales problemas que la autoridad militar temía para este Año Nuevo, como los accidentes fatales y las aglomeraciones en el borde costero.

“(El uso de pirotecnia) es tremendamente complejo, pero si uno tira una raya para la suma, fue un Año Nuevo tranquilo”, indicó.

Onetto detalló que se recibieron cinco avisos por fiestas –a raíz de ruidos molestos- pero se trataba de actividades particulares, cerca de las 2:00 horas quedaron zanjadas, por lo que tampoco existieron –o no se recibieron denuncias- de grandes fiestas clandestinas. “Yo creo que hubo un ‘efecto Espacio Broadway’ importante”, dijo el uniformado, en  relación al multitudinario evento ilegal que se registró en la capital hace unos días.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital