• El hecho quedó al descubierto la mañana de este martes en la escuela de Huamalata. Las diligencias están a cargo de la Sección de Investigación Policial (SIP) de Carabineros. Crédito: Estefanía González.
Crédito fotografía: 
Estefanía González
Sujetos escalaron el cierre perimetral y forzaron tres puertas en el recinto, para luego sustraer desde la Oficina del Proyecto de Intregración Escolar (PIE) diversos elementos tecnológicos avaluados en la suma de 7 millones de pesos. La SIP de Carabineros ya está investigando el caso.

Nuevamente un recinto educacional de la comuna de Ovalle es víctima del actuar de delincuentes. La lamentable situación quedó al descubierto la mañana de este martes. A esa hora personal de Carabineros concurrió a la Escuela Heberto Velásquez para verificar la situación denunciada.

Durante la noche individuos desconocidos ingresaron al establecimiento mediante escalamiento de cierre perimetral, luego procedieron a forzar tres puertas, consiguiendo abrir sólo una: la oficina del Proyecto de Integración Escolar.

Desde ese lugar sustrajeron elementos tecnológicos como impresoras, notebooks, equipos de música, equipos para karaoke, cámaras digitales, audífonos, proyectos y otros artículos, los que fueron avaluados en la suma de siete millones de pesos.

La Fiscalía instruyó la concurrencia de personal de la Sección de Investigación Policial (SIP) al sitio del suceso para así proceder a realizar levantamiento de huella y cámaras del sector.

Consultado sobre este tema, el jefe del Departamento de Educación, Nelson Olivares, lamentó que una vez más una escuela de la comuna sea blanco de antisociales, “generando un profundo daño no sólo a la escuela y la infraestructura de ésta, sino también a toda la comunidad educativa”.

Asimismo, indicó que se activaron los protocolos para este tipo de casos, tomando las medidas necesarias para reparar los daños y aumentar la seguridad del recinto educativo.

Otros casos

Esta situación no es algo inusual, ya que otros robos han afectado a establecimientos, sobre todo del sector rural.

A fines del pasado mes de junio, desconocidos ingresaron a la Escuela El Crisol de Los Leices para  llevarse materiales de construcción. Pero eso no fue suficiente para ellos, ya que insólitamente decidieron  sustraer también una ventana de aluminio instalada en la sala de un séptimo año básico. La situación quedó en evidencia precisamente cuando los estudiantes de ese nivel comenzaban su jornada escolar.

Por otro lado, durante el mes de agosto un grupo de antisociales había tenido como blanco a la Escuela Delia Andrade de Tello, del sector Caleta Talquilla en Ovalle. Los delincuentes rompieron dos ventanas, una en la sala de clases de los estudiantes robándose el televisor y el equipo de sonido, y otra ventana en la cocina robándose todo el sistema del panel solar: inversor y baterías, dejando a la escuela sin energía eléctrica.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X