Una entretenida mañana tuvieron las reclusas del Centro Penitenciario de Ovalle donde celebraron junto a un rico desayuno en compañía de autoridades de la Defensoría Regional, ministerio de Justicia y Gendarmería de Chile.

Con el motivo de saludar y  acompañar a las mujeres encarceladas del recinto penal de Ovalle, llegó el seremi de Justicia Carlos Galleguillos quién conversó con las internas para apoyar y asesorar sobre ciertos temas en relación a la inserción y dudas en temas legales.

“Hemos querido conmemorar el día internacional de la mujer, en compañía de la Defensoría Penal Pública, dirección general de Gendarmería y el ministerio de Justicia, junto a personas que se encuentran en un momento complejo de su vida, donde están privadas de la libertad, que refleja también lo que vive nuestra sociedad”, sostiene el seremi, donde además realza el tema de la igualdad de género para el progreso en varios ámbitos sociales, “nosotros creemos que de eso se trata, para generar igualdad, de equilibrar la balanza, de que todos tengamos las mismas oportunidades, que tengamos los mismos accesos a la libertad y justicia en nuestro país. Por eso hemos querido estar con las mujeres privadas de libertad para dar una señal de que nuestro país más allá de que ellas se encuentran privadas de libertad, no están restringidos sus otros derechos como a la educación, el esparcimiento, salud y acceso a actividades de tipo culturales”, indica Galleguillos. 

Alrededor de 27 mujeres se encuentran recluidas por diversos delitos en la Cárcel de Ovalle donde hoy agradecen la compañía y el apoyo en este día. Paola Espinoza, privada de libertad hace 3 años, comenta sobre la importancia de esta visita, “no quiero justificar, pero como lo dijo la comandante de este recinto penal a veces nuestra única razón es por nuestros hijos, y encuentro súper bien que las autoridades estén aquí para instruirnos en lo que debemos hacer, cómo podemos salir adelante y cómo vivir en este lugar siendo mujer, y que además nuestros derechos no sean vulnerados, lo encuentro muy bien. 

Según Gisselle quién lleva también 3 años, valora las actividades de reinserción, “todo lo que realizan es bueno para nosotras porque nos están ayudando para tener una vida en la calle y no volver a lo mismo que éramos antes, con todo esto a nosotras nos da la fuerza para ser buenas personas y dar el buen ejemplo para nuestros hijos y las cosas malas ya no se pueden hacer”, concluye.

Por otro lado, la defensora Regional, Inés Rojas, agrega que, es importante compartir un momento con las mujeres más vulneradas a mi criterio, darles la visión que tenemos como mujeres lo que es la responsabilidad frente al futuro, como también enfrentar el tema de la desigualdad con nuestros hijos”, agrega

Mientras que la alcaide del CDP de Ovalle, Carla Neumann, comente sobre las situaciones que hoy viven algunas reclusas en cuanto a la reinserción social que luchan cada día, “es importante que a las mujeres se les reeduque, el grado de inducción de nuestras mujeres aquí es muy bajo, muchas de ellas sólo tienen educación básica. Para eso hay que incentivarlas, educarlas para que ellas pueden salir adelante solas, no es necesaria la violencia, que se valoren como mujeres. Eso se les refuerza aquí en varios talleres, a no aceptar la discriminación ni la violencia, ya que en ciertas reclusas se ejerce un rol coercitivo de parte de los hombres. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X