Crédito fotografía: 
Cedida
La banda, integrada por sujetos de entre 41 y 24 años de edad, poseía una camioneta con bocina y sirenas adaptadas tipo policía, con la que efectuaban diversos delitos, entre ellas, quitadas de droga a otras organizaciones delictivas.

Tras la detención de cuatro sujetos integrantes de una banda dedicada a violentos y millonarios robos en Ovalle y La Serena, este martes salieron a la luz nuevos detalles de la investigación y de cómo operaban los sujetos.

El jefe de la Región Policial de la PDI, Inspector Ricardo Gatica, señaló que se trató de “una investigación de largo aliento, una investigación compleja, que dio como resultado la desarticulización de una organización criminal que se dedicaba a cometer robos en la Ciudad de Ovalle. Esta es una investigación que comenzó con un delito, y a partir de un trabajo investigativo complejo, de análisis criminal, de inteligencia policial, se logra identificar a los autores de este delito, y además la participación de ellos en otros robos de la región”.

En tanto el jefe de la Bicrim Ovalle, Subprefecto Javier Rodríguez, destacó que la investigación se llamó Operación Retorno, porque en varios casos los sujetos entraban a un inmueble para desconectar las alarmas, y luego en la madrugada retornaban al sitio y sustraían todo lo que podían.

“Eso nos llamó mucho la atención porque generalmente no se vuelve al sitio del suceso. Pero además tenían tres tipos de modus operandi, porque cometían delitos en lugar no habitado, como uno realizado a Agroplanet en el Sodimac; cometían delitos muy violentos, como el que perpetraron al Centro Copec de Calle Socos, donde intimidaron a la recaudadora con armas de fuego, y quitadas de drogas”, indicó Rodríguez.

En esta ocasión las escuchas telefónicas y la declaración de testigos, entre otras diligencias, fueron fundamentales para el esclarecimiento del caso.

Los cuatro sujetos son todos ovallinos y fueron identificados como C.E.A.D (25 años), C.E.A.C (34 años), M.F.G.L. (29 años) y F.A.R.F. (41 años), quien sería uno de los líderes de la banda y trataría de reclutar a otros jóvenes para ejecutar diferentes delitos.

Drogas

Apuntó Rodríguez que además la banda se internaba en las quebradas de las zonas rurales del Limarí, para sustraer cannabis a otras organizaciones delictivas. Para ello contaban con una camioneta adaptada con bocina y sirena tipo policial, incluso tenían una chaqueta de la PDI, y manejaban un dron y radios de comunicaciones.

Finalmente la Fiscalía logró imputarles los cargos de Robo con intimidación, Robo en Lugar no Habitado, Tráfico de Droga, y Tenencia de Armas de Fuego, lo que podría conllevar penas superiores a los cinco años de presidio efectivo por cada uno de los delitos.

 

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...