Crédito fotografía: 
El Ovallino
Vecinos del sector acusan que un grupo de inescrupulosos, quienes residen en la misma localidad, constantemente están robando en las casas y amenazando a la población. De igual forma, existe molestia porque la propia comunidad del lugar compra las cosas que son robadas, por lo que hacen un llamado a la consciencia y empatía.

Desde la localidad de El Tome Alto acusan un aumento en los delitos de robos dentro de su pueblo, lo que ha afectado a muchos habitantes y comerciantes del lugar, sobre todo adultos mayores, quienes miran con impotencia el cómo no pueden hacer nada al respecto.

En total serían cerca de cuatro los individuos que realizan estos robos, quienes para colmo son residentes del mismo pueblo, según explican los atemorizados vecinos.

Dinero en efectivo, tecnología, verduras, frutas e incluso materiales de construcción serían algunos de los bienes que entre estos cuatro sujetos han sustraído de las casas y los fundos del sector.

 

Agresividad de los actos

 

Por otro lado, los robos se efectuarían con violencia y amenazas por parte de los percutores, quienes incluso con armas blancas han ingresado a los hogares para realizar sus fechorías.

Según narran los vecinos, uno de los casos más agresivos del último tiempo fue en el domicilio de una mujer, quien tuvo que esconderse en su baño ante las amenazas del delincuente, quien llegó a hacer de las suyas con un machete en la mano. De esta manera, y junto al grito de garabatos, robó artículos de tecnología.

Tras este hecho, el inescrupuloso escapó hacia los cultivos para esconderse, aunque los vecinos aseguran saber quién es.

Algo similar pasó algunos días antes, cuando otra mujer tuvo que salir de su casa gritando por ayuda, ya que el mismo sujeto habría ingresado a robar a su domicilio con una cuchilla.

Así como estos hechos, se han registrado muchos más, ya sea por cualquiera de los cuatro delincuentes, quienes vigilan las casas para elegir el momento adecuado para cometer sus fechorías.

 

Cansados de la injusticia

 

Según explica una de las vecinas, se han realizado denuncias hacia estos individuos, pero de todas formas siguen en libertad provocando males a la población, “el pueblo está cansado de tanto robo, a esta gente se los llevan detenido a Ovalle y desde allá los mandan de vuelta. Esta situación nos tiene aburridos, porque nadie puede salir tranquilo de sus casas”, señaló la vecina, quien prefirió reservar su identidad por miedo a represalias.

De esta manera, a medida que aumentan los delitos, contradictoriamente disminuyen las denuncias de estos, ya que la gente se ha cansado de que estos individuos sean atrapados y soltados, “la gente está dejando de hacer denuncias, porque dice que la justicia no hace nada, entonces como que se acostumbran a que nos roben de vez en cuando, hay molestia con la justicia”, sentenció la vecina.

 

Llamado a la consciencia

 

No obstante, la molestia de la comunidad no es tan solo con los encargados de impartir justicia, sino también con los propios vecinos del sector, ya que muchos de ellos compran los objetos robados.

“Son los mismos vecinos quienes compran las cosas robadas, por ejemplo en nuestro pueblo se da harto el cultivo de la palta y los tomates, entonces estos tipos han robado las verduras y después ellos mismos las venden”, acusó indignada una habitante del lugar.

Por esta razón, esta vecina de El Tome Alto quiso hacer un llamado a la población de su pueblo, “el llamado es que para que esto pare, nosotros mismos dejemos de comprar las cosas robadas”, sentenció.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X