• Dos detenidos fueron formalizados este domingo por el delito de secuestro y porte de armas.
Tres serían los posibles involucrados que aún no son identificados y habrían participaron del secuestro este fin de semana. La policía de investigaciones trabaja en su búsqueda, mientras aseguran que este delito se trataría mediante un caso puntual.

Un inusual delito se registró durante este fin de semana cuando un joven de 23 años fue víctima de un secuestro en pleno centro de Ovalle.  Según las declaraciones del fiscal de turno, Lucas Rivera, indicó que la víctima habría sido abordada por cuatro sujetos, en calle Ariztia. Luego, contra su voluntad, fue trasladado hasta el sector rural de Lagunillas, donde otros dos sujetos participaron de los hechos.Tras el oportuno trabajo de la Brigada Criminal de Ovalle, se logró la detención de dos de los involucrados este domingo se llevó a cabo el control de detención de ambos sujetos, instancia en donde fueron formalizados por el delito de secuestro y porte de armas y además fueron dejados en prisión preventiva.  “El Ministerio Público con los antecedentes que reunió para el control de detención, logró dejar claro al Tribunal la existencia del delito, la participación de los mismos y la necesidad de cautela. El Tribunal señaló que este tipo de actuar, de este delito, es extraño para la ciudad y que obedece a organizaciones criminales de mayor envergadura y consideró que la libertad de los imputados es un peligro para la seguridad de la sociedad”, dijo Lucas Rivera.Por su parte, Raúl Muñoz, jefe de la Bricrim en Ovalle indicó que tras el seguimiento de las indagaciones en el caso, “ya se tiene a dos personas que participaron directamente, y se está trabajando en la identificación de otros tres posibles imputados, de los cuales tendremos resultado en corto y medio plazo y posteriormente aportar todos los mecanismos de juicio que sean necesarios para la fiscalía local y poder iniciar el proceso de persecución penal”, señaló el comisario.

NO ALARMARSE 

Frente al tema, el comisario Muñoz explicó que estas situaciones corresponden a un caso puntual y en particular, “no es generalizado ni en la jurisdicción de la provincia de Limarí, ni en la región, ni el país. Son conductas atípicas que se dan principalmente entre grupos, tiene cierta vinculación con la criminalidad y que en el fondo buscan este tipo de accionar para cobrar rencilla anteriores”, sostuvo el detective.Por otro lado, llama a que la comunidad a estar atenta a otros delitos de connotación similar. “La ciudadanía debe tener en consideración que eventualmente, podría ser objeto de llamados telefónicos que simulan un secuestro y para eso lo más importante es poder reaccionar rápidamente y no apresuradamente a proporcionar información por teléfono y  ponerse en contacto lo antes posible con la policía de investigaciones a nivel 134”.La oportuna reacción, permite que la policial “inicie rápidamente la  activación de aquellos protocolos para la investigaciones de este tipo de delitos y poder en desguardo tanto a la persona que recibe los llamados, como una potencial víctima” concluye Muñoz. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X