• Niños y niñas del jardín Campanita en pleno simulacro de incendio. FOTO: Felipe López
  • Tras el ejercicio, Las sonrisas abundaron sobre el vehículo de auxilio.
Decenas de niños de la unidad educacional participaron del operativo que llamó la atención de los vecinos de la población Carmelitana. “Todo funcionó muy bien y súper rápido”, subrayó la encargada del recinto.

Este viernes por la mañana, bomberos, educadoras de párvulo, niños y apoderados del jardín Campanita protagonizaron un interesante simulacro de incendio en las entrañas de la población Carmelitana. Hecho que llamó la atención de los vecinos, quienes salieron a las puertas de sus casas para presenciar el incidente felizmente apócrifo. La maniobra ideada por el equipo de seguridad del propio establecimiento formador se dio al momento de ingreso de los menores, es decir a las 10.30 horas. En este escenario, los apoderados y miembros de la junta de vecinos jugaron un rol fundamental en la evacuación. El masivo ensayo se consignó con el objetivo de estar preparados ante una eventualidad tan nefasta y lamentable, como es el caso de un incendio. Si bien no hubo llamas, las educadoras, los pupilos y los vecinos del sector, se lo tomaron con seriedad. Es por esto que todo resultó según lo planeado. La salida por las vías correspondientes se llevó a cabo con éxito. Para celebrar el buen comportamiento de los niños y las niñas del Campanita, bomberos de la Séptima Compañía invitaron a los pequeños a subir al carro involucrado y dar una vuelta a la manzana. Las sonrisas abundaron sobre el vehículo de auxilio. Respecto a la jornada, Macarena Robles, encargada del recinto, entregó detalles de la gestión previa al simulacro. “Nosotros contamos con un equipo de seguridad infantil, el cual se rige por varios protocolos de la institución (JUNJI). Y bueno, esto nace desde cómo nosotros podemos enfrentar un caso de incendio, que no lo descartamos, porque uno nunca sabe”, dijo. Siguiendo la misma línea detalló que “fue coordinado con el Cuerpo de Bomberos, con la Séptima Compañía de la población Media Hacienda, que es un nuestra red de apoyo; ellos accedieron de inmediato a colaborarnos”. Asimismo, formuló pormenores del trabajo que se realizó dentro del Campanita. “El ejercicio lo hicimos con un nivel de atrapados, para que pudiese tener más impacto en un caso de que se diera así. Trabajamos las reglas de abrir puertas y de resguardar la seguridad de los niños. Todo funcionó muy bien, súper rápido y los pequeños no se alteraron, las tías los tuvieron calmados mediante cantos. Cuando ingresó bomberos al salón, sólo les llamó la atención el traje, pero nada más”. “La salida de los párvulos fue expedita por las vías de evacuación de nuestro jardín; contamos con dos accesos principales, dos portones, uno en caso de incendio y otro para seguridad de temblores”, complementó la facultada. Por último y a modo de aprendizaje, Robles destacó que el adiestramiento “fue súper favorecedor para nosotros como comunidad educativa, ya que se pudo lograr el objetivo. En caso de que ocurriese una eventualidad así, sabremos mantener la calma y desarrollar por completo el protocolo de seguridad que tenemos instalado como jardín e institución JUNJI. Fue exitoso”. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X