Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
Con poleras negras, pancartas y consignas, una veintena de familiares y amigos de Eduardo Pineda y Hugo Rojas desafiaron la pandemia este martes y marcharon por las calles de Ovalle exigiendo justicia. Fiscalía advierte que “hace todos los esfuerzos” para concluir los casos y procesar a los señalados.

Eduardo y Hugo no se conocieron, no coincidieron nunca. Fallecieron en fechas y lugares diferentes y en circunstancias distintas, pero este martes sus familiares y amigos se reunieron para intentar cobrar una deuda en común. La justicia.

Con el desabor de no haber cerrado el capítulo con un resultado justo, la familia de Eduardo Pineda organizó la marcha que se desplazó por diferentes puntos de la ciudad buscando alertar sobre la poca celeridad procesal.

Pineda fue asesinado en mayo de 2019, y el juicio está pautado para el mes de octubre.

Silvana Vásquez, madre de Eduardo, indicó que “la respuesta que me dan siempre es que el caso está avanzando, y que está todo bien. Pero el juicio que estaba pautado para agosto, ahora lo cambiaron para octubre, porque la pandemia ha obligado a retrasar todo. Lo otro que me dicen y de lo que nos hemos enterado es que el abogado de asesino ha pedido varias veces al arresto domiciliario, y aquí (en Fiscalía) si no vengo no me dan información. Ellos tienen todas las pruebas, mi hijo ya tiene más de un año fallecido y no han hecho nada, lo único que estamos buscando es justicia”, refirió.

Adelantó que no se quedarán de brazos cruzados, pues seguirán presionando y marchando todo lo que puedan para que el proceso judicial no se detenga.

“Cómo es posible que pidan arresto domiciliario si es un asesino. Eso no se justifica. Yo no estoy conforme, necesitamos que el culpable pague su condena, yo sé que pagando años de cárcel no me devolverá a mi hijo, pero es para que se haga justicia, para que mi hijo pueda descansar en paz”.

Las dos familias se coordinaron por redes sociales para hacer una concentración más contundente, para que pueda llegar el mensaje “a quien tenga que llegar”.

“Nos unimos en esta marcha porque somos dos familias con el mismo dolor. Fueron causas y circunstancias distintas en cada caso, pero es la misma impotencia y la misma rabia no tener respuesta ni justicia por nuestros hijos”, sentenció.

En tránsito

Por su parte, Hugo Rojas Jiménez indicó que a su hijo lo atropellaron el 17 de noviembre de 2019 en la vía a Los Peñones y que tampoco se ha logrado hacer justicia.

“A mí me avisó Carabineros como a las 5.00 de la mañana. Dijeron que el conductor venía con licor, y a pesar de eso el vehículo –un Santa Fe blanco- nunca estuvo detenido, nunca estuvo en la comisaría”.

Acusó que hasta ahora ningún organismo le ha dado una respuesta efectiva sobre el culpable del arrollamiento.

“Ahora nos apoyamos en la familia de Eduardo para hacer esta protesta, porque aunque no queríamos hacer una marcha por la situación de la pandemia, sentimos que debemos presionar para que se haga justicia, para que no olviden nuestros casos. Esta no será la última marcha, nos vamos a seguir apoyando”, aseguró Rojas.

Audiencias vigentes

Consultados por El Ovallino, desde Fiscalía indicaron que como institución se han hecho diversas acciones para esclarecer los hechos.

En el caso de Pineda la audiencia de juicio ya se encuentra en la agenda del Tribunal Oral en lo Penal de Ovalle, para el día 13 de Octubre del 2020.

Indicaron que por la situación de la Pandemia y la organización de las audiencias, se hace necesario que al juicio oral “puedan comparecer los testigos presenciales del homicidio, que conocían a la víctima”, según informó el fiscal Carlos Jiménez.

Por la imposibilidad de reunir a muchas personas en lugares cerrados es que el juicio no se puede efectuar en una fecha anterior a la informada. La semana recién pasada hubo audiencia de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de La Serena, ante un recurso presentado por la defensa y se mantuvo la prisión preventiva. El fiscal de Ovalle, Herbert Rohde, alegó por la Fiscalía y comunicó los resultados de la audiencia a los familiares de la víctima.

En tanto en el caso del atropello de Rojas, la causa está en carácter de vigente, con diligencias pendientes, entre ellas, algunos informes del Servicio Médico Legal.

Por la actual contingencia se han sufrido demoras, “pero estamos haciendo todos los esfuerzos para avanzar lo más rápido posible”.

En ambas causas, la Fiscalía, a través de su administrador, ha recibido a los familiares en al menos cuatro oportunidades, para orientación y mantenerlos al tanto de las circunstancias de las causas, advirtieron.

 

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital