Crédito fotografía: 
Archivo
El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Ovalle condenó a Alfredo Andrés Castillo Tapia a la pena efectiva de 10 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple. Ilícito perpetrado en junio del año pasado, en la comuna de Illapel.

En fallo unánime (causa rol 156-2019), el tribunal –integrado por los magistrados Claudio Weishaupt (presidente), Zoila Terán (redactora) y Rubén Bustos– aplicó, además, a Castillo Tapia las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a la 0.30 hora del 15 de junio de 2019, al interior de un domicilio de la población Manuel Rodríguez, comuna de Illapel, el morador del inmueble Alfredo Andrés Castillo Tapia, tras una discusión con la víctima, Carlos Andrés Baldovino Bello, y al ver que no se retiraba del lugar, premunido de un cuchillo lo agredió en la zona torácica, provocándole una herida cortante penetrante que le causó la muerte.

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X