• El diputado Matías Walker volvió a insistir en aprobar la elección de intendentes para este año. Foto: Christian Armaza
El legislador por la DC aseguró que “ya no hay excusas” para seguir dilatando el proyecto para realizar elecciones de gobernadores regionales, y cuestionó “la falta de liderazgo” del candidato Alejandro Guillier para “cuadrar” a los parlamentarios de los partido que lo apoyan en pos de la iniciativa.

 Al rojo vivo continúa al interior del oficialismo, el debate por el proyecto que consagra la elección democrática de intendentes (gobernador regional bajo la nueva legislación).Y es que tras las opiniones vertidas a fines de la semana pasada por la senadora PPD, Adriana Muñoz de que la elección de intendentes podría ser pospuesta para más adelante, con el fin de establecer primero, las competencias y atribuciones que tendría la autoridad electa, ahora fue el turno del senador y candidato por el eje PR-PPD-PS-PC, Alejandro Guillier quien anunció que habría una “mesa de trabajo” junto a los partidos que lo apoyan y donde se incluirán “perfeccionamientos” a la iniciativa, aunque advirtiendo que la norma podría no ser despachada para este año, abriéndose así a la posibilidad de que las elecciones de gobernadores regionales se realicen en 2018.Esto generó la inmediata respuesta del diputado y vicepresidente de la DC, Matías Walker - partidario de aprobar ahora el proyecto – quien aseguró que en este tema “algunos hablan mucho de descentralización pero al momento de votar arrugan. Llegó la hora de votar, hay un compromiso del gobierno de la Presidenta Bachelet de que se elija este año a los gobernadores regionales”.En ese sentido, el legislador falangista cuestionó el liderazgo del senador Guillier en este tema, comparándola con la candidata DC Carolina Goic, quien “tiene cuadrados a los 29 parlamentarios de la DC para elegir gobernador regional en 2017”.“Ahí la gente puede apreciar la diferencia en cuanto a liderazgo, pues Alejandro Guillier, a pesar de las intenciones que ha manifestado, no ha logrado cuadrar a los parlamentarios de los partidos que lo apoyan para el mismo propósito. Yo creo que este es un buen test de capacidad de gobernabilidad” afirmó.Walker aseguró que “ya no hay excusas para seguir dilatando la elección de intendente” y que en el Senado el proyecto ya ha sido discutido desde hace bastante tiempo, en especial, respecto al traspaso de competencias. “Ya se han traspasado más de 40 competencias, pero lo que pasa es que las competencias que se traspasa al gobernador regional, son las propias de un régimen compatible con un  estado unitario. Acá nadie quiere un gobierno federal,” aseguró.Por lo mismo, Walker insistió en que una de las razones para no avanzar en este proyecto, se explican por razones electorales, pues muchos parlamentarios explica, podrían ver a los gobernadores como figuras “que pudieran disputar los liderazgos que hoy día tienen en las regiones”, además del hecho de tener que llegar a acuerdos con la DC para nominar a los postulantes que vayan a disputar la jefatura regional. 

ACUERDO PARLAMENTARIO

Mientras la Nueva Mayoría despliega dividida, a sus dos postulantes a La Moneda, la batalla es ahora en el terreno parlamentario, pues en este espacio, la coalición oficialista se juega el mantener la mayoría relativa que tiene hoy en el Congreso, condición que se vería en riesgo en caso de llegar a noviembre con dos listas separadas. En ese sentido, Walker afirma que la DC no ha descartado ningún tipo de acuerdo con sus antiguos socios de coalición, defendiendo al mismo tiempo que el oficialismo vaya con dos candidatos a primera vuelta, pues “permite de alguna manera, abocarse a todo lo que es la amplitud del electorado de la Nueva Mayoría”.“Nosotros hemos reiterado el llamado a todos los partidos de la centroizquierda a poder lograr un acuerdo parlamentario y evitar así, el riesgo de perder esa mayoría que hoy día tenemos en el Congreso y poner en peligro las conquistas sociales que hemos logrado durante este gobierno” advirtió el parlamentario, en caso de no llegar a establecer una lista en conjunto e ir separados a las elecciones.  En ese sentido, también reiteró su negativa a llegar a un acuerdo en ese sentido con el Partido Progresista de Marco Enríquez-Ominami, calificándolo de “poco consistente un acuerdo de estas características” y coincidiendo con el rechazo manifestado por colectividades como el PR y el PS respecto a la petición realizada por el Partido Comunista para establecer un pacto parlamentario con el PRO.“Creo que sería poco consistente un acuerdo con el PRO. La Nueva Mayoría, es la coalición que tiene por objeto apoyar al gobierno de la Presidenta Bachelet, y llegar a acuerdos con un partido que es de oposición como es el PRO, la verdad es que sería inconsistente. No se pueden hacer acuerdos para sumar por sumar, hay que generar acuerdos con coherencia” manifestó Walker.  

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...