• El aspirante de Renovación Nacional espera romper con el desapego de la comunidad con la política.
El candidato a diputado por Renovación Nacional en la región de Coquimbo, habló de su campaña en la Provincia del Limarí, las falencias que ve en la zona y la figura de Sebastián Piñera como aspirante al sillón presidencial.

El calendario avanza rápidamente hacia el 19 de noviembre, día en que Chile elegirá a su presidente y a sus diputados, senadores y consejeros regionales. Bajo este escenario, son numerosos los candidatos que ya se encuentran en terreno haciendo campaña y socializando con la comunidad, todo con el fin de sumar adeptos de cara a las elecciones presidenciales para el periodo 2018 – 2022. 

Uno de ellos es Francisco Eguiguren, candidato a diputado por Renovación Nacional en la región de Coquimbo, quien la semana pasada recorrió los rincones de la provincia del Limarí con el objetivo de conocer a sus habitantes y las metas que éstos persiguen. 

En conversación con diario El Ovallino y tras el reconocimiento en la zona, el aspirante se mostró contento y manifestó que “la verdad es que ha sido un recibimiento muy cariñoso, la gente espera mucho de nosotros. Primero que todo, espera una renovación enorme, porque la frustración, el desapego, la rabia y la molestia que hay con la política y los políticos, es tan grande que tienen una gran ilusión de que la gente nueva que se va a incorporar - en este caso al parlamento- venga con nuevas prácticas, nuevas ideas y nuevos aires”. 

“Creo que la gente me recibió en con esa esperanza, de que puedo renovar a la política de las practicas que hoy han alejado a la comunidad”, prosiguió. Inmediatamente, ‘Pancho Líder’ como se hizo conocido en su campaña pasada, tuvo palabras para el ganador de las elecciones primarias de Chile Vamos, Sebastián Piñera. “La gente ve en él la posibilidad de volver a levantarse, crecer, volar y tener nuevamente una estabilidad laboral como corresponde y un futuro que permita proyectarnos con ciertas seguridades”. 

Bajo la misma línea, adicionó que en la actualidad “tenemos un país tan complejo en términos de empleo, seguridad, educación y salud, y ante esto el presidente Piñera viene a ser un estadista que le permite a la gente volver a creer y sentir que el futuro sí se puede cambiar en forma positiva y así volvamos a volar como lo hicimos hace poco”. 

Siguiendo con el trabajo en terreno llevado a cabo en el valle del Limarí, Francisco afirmó que “ha sido un gran inicio de campaña en esta provincia que era un poco desconocida para mí, pero hoy me ido empapando de sus temas, necesidades, complicaciones, y también de sus sueños, esperanzas y cosas positivas que los limarinos esperan de nosotros”. 

En relación a la férrea sequía que afectó a la zona por más de 10 años, Eguiguren la calificó como una problemática “sumamente importante”, porque según su punto de vista “marcó el carácter y la forma de ser de la gente del Limarí, donde realmente hoy vemos un ‘veranito de San Juan’ en el que el agua ha caído y bienvenido sea porque le ha permitido a los campos maltratados tomar vida nuevamente”. 

“Por eso creo que uno de los grandes desafíos es asegurar el agua, porque tenemos un tremendo potencial para ser una región agroalimentaria y para eso debemos asegurar el agua de la región, sobre todo en este valle. En ese sentido, hemos ido lento y hay que darle un impulso para avanzar”. 

Asimismo, el candidato RN hizo una lista con las demás falencias que observó en la subdivisión territorial del Limarí. “Otro tema importante que vi en terreno es el trabajo, hoy más que nunca la gente quiere tener estabilidad. Se les prometieron muchas cosas, trabajo, seguridad, educación y salud y hoy nada de eso existe. La gente está angustiada y ve con el presidente Piñera una oportunidad de volver a tener una vida laboral normal. No puede ser que la gente se dedique a trabajos por cuenta propia que no tienen previsión ni seguro”. 

“Lo otro es la seguridad, las casas no pueden ser nuestras cárceles. Hay ciertas horas en que la gente no se atreve a salir a las calles, plazas y barrios. Eso es algo en lo que hay que poner mano firme. La delincuencia no se va a terminar nunca y esa situación la tenemos que tener clara, pero sí se puede manejar para que la gente pueda recuperar los espacios en familia y que la casa sea un lugar de agrado y no uno de encierro”, agregó. 

Al ser consultado por la salud, respondió que en Ovalle “se ha avanzado en el hospital, pero hay que decir las cosas como son, la lista auge ha vuelto a crecer y el sistema de salud no está dando abasto para atender la cantidad de gente que necesita; esto ha sido problema de mucho tiempo y nadie le ha puesto el cascabel al gato”. “Por eso al final del día la gente me dice ‘Francisco porque yo voy a creer en los políticos si todos nos vienen con el mismo discurso’ y la verdad es que la mayoría a después de ser electos no aparecen más y dejan todos esos cuentos ahí en carpeta y sin llevarse a cabo”, complementó. 

Es por esto que decretó que uno de los grandes compromisos de los nuevos aspirantes a la política, es “trabajar los cuatro años junto a las personas, codo a codo y no cada cuatro años en época de campaña. Es claro que no se tiene solución a todos los problemas, pero si hay algo que podemos comprometer a ciencia cierta, es que cada vez que las personas necesiten recurrir a nosotros, estaremos presentes”.  

“La gente necesita que las autoridades estén donde las papas queman y en eso está mi compromiso, porque la verdad es que los vecinos ya no creen en nada. Tenemos que volver a creer en la política y en los políticos, es sano para el país y la región, y cómo se logra esto, partiendo por hacer las cosas bien y cumpliendo los compromisos impuestos, el mío es trabajar junto a la gente. Porque no puede ser que después de la elección los escogidos desaparezcan y vuelvan cuatro años después para un nueva campaña, eso es reírse de la gente y hay que cambiarlo ya”, sentenció.  

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X